Neo Club Press Miami FL

El salto cuántico del ser

El salto cuántico del ser

El salto cuántico del ser
julio 27
21:00 2014

Desde el optimismo, me preocupa, y me ocupo, de la inmovilidad ciudadana. Trabajo un 90% del tiempo en Internet, redes, investigación, aplicaciones, e commerce, etc., y a veces me parece que no estamos conscientes de nuestro poder transformador.

Y es que sí, efectivamente, somos Dios.

Lo triste es ver cómo nos regodeamos en nuestro egoísmo reafirmándonos en lo dogmático y todo lo que hemos masticado por años. Y cada vez más actuamos sin percatarnos de que seguimos repitiendo patrones condicionados.

“Nacemos para morir”. Bajo ese lema se debate tu vida, y de acuerdo a tu cultura y religión la experiencia de la muerte se vive más o menos trágicamente. Pero, lo que es peor, la vida que vives en realidad la mueres. Y “como el mundo cada vez está peor”, no quieres alterar ni siquiera mínimamente tu status quo. Total… para qué si nos vamos a morir…

¿Cómo pensar en soluciones desde el umbral del pesimismo? Si no nos entendemos, si en pleno siglo XXI vivimos alimentando una industria armamentista con nuestro silencio.  Una industria que no generan primordialmente sus gerentes, inversionistas, accionistas o empleados, sino nosotros mismos con nuestra inseguridad condicionada. Porque seguimos tratando de imponer “nuestra verdad” desde una mentira. Viviendo en un mundo de prohibiciones cuando ni nos conocemos. Se reprime la entrega del ser haciéndonos aceptar que vivimos en pecado la mayor parte del tiempo. Religiones, culturas ancestrales, rigen nuestra rutina y ralentizan el futuro.

Cuando entiendes a la perfección que naciste para vivir, que la vida es alegría y comprensión hacia ti, hacia el prójimo y hacia todo lo que tu capacidad de amor y entrega te permite, asumes lo infinito del ser y vives en la responsabilidad de tu crecimiento.

Estoy agradecida a este mundo infinito de Internet, a poder trabajar con personas de diferentes países y adentrarme en sus realidades como si fueran mías. Y lo son. Agradezco el hecho de entender que somos lo mismo desde nuestras diferencias, porque creemos en la fortaleza del ser desde diferentes ángulos. Me gusta saber que salí de Centro Habana dependiendo de una cultura y he logrado experimentar una transformación en la expansión. Realmente, he aprendido a amar al prójimo.

Quizá un poco lo que quiera trasmitir desde esta catarsis es eso: Para vivir experiencias realmente transformadoras, debemos impulsarnos en el salto cuántico del ser. Hacia la vida.

Sobre el autor

Idabell Rosales

Idabell Rosales

Idabell Rosales. Desarrolladora de proyectos diversos. Promotora, productora y publicista. Actriz y bailarina. En Cuba trabajó para la televisión en varias series infantiles y produjo el popular programa Contacto, conducido por Hilda Rabilero. Tras su arribo a Chicago en la década de los noventa, se desempeñó también como actriz para series infantiles, bailarina y publicista. Artículos suyos han aparecido en diversos medios impresos y digitales de Miami, donde reside actualmente. Es la presidenta de Neo Club LLC. y Vista Larga Foundation Corp.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más