Neo Club Press Miami FL

El subdesarrollo en la mentira

El subdesarrollo en la mentira

El subdesarrollo en la mentira
octubre 30
04:02 2013

Hay pueblos donde el nivel de cultura cívica y el apego de los ciudadanos a la verdad han sido siempre muy bajos, francamente deficitarios, tanto por razones culturales e históricas como políticas. Y la implantación y consolidación de una economía moderna de mercado en países provenientes de dictaduras autocráticas-autoritarias (casos de España, Grecia, Portugal, Argentina, Brasil, etc., etc.) o totalitarias (casos de China, Rusia, Vietnam, etc.) no se limita a un ejercicio técnico de puesta en marcha de una política económica, sino que entraña también una profunda transformación institucional que apunte al pensamiento, las actitudes y los comportamientos ciudadanos.

El acervo de capital humano de un país depende de sus atributos cognoscitivos y, sobre todo, de índole cultural; de sus aspiraciones, su sentido de la responsabilidad, la integridad, la honestidad, el civismo y demás valores. Naciones como las señaladas arriba han estado sometidas durante muchos años a regímenes opresivos en mayor o menor grado, sin libertades ciudadanas, sin libertades económicas o de ningún tipo, y ya sabemos que en tales sistemas los costes de decir la verdad, de ser honestos, son muy altos, quizás demasiado elevados, mientras que, por el contrario, los beneficios de mentir, simular y timar son muy bajos, con tendencia a cero. Dado que el proceso de transformación de las mentalidades a nivel macro-social no se logra de la noche a la mañana, sino que funciona como un sistema de riego por goteo, o sea, consume el lento paso de varias generaciones, semejantes taras devienen un serio obstáculo para el desarrollo.

En estos países, revestidos con una muy frágil capa democrática y de libertades –sobre todo, y más que todo, por el poder desmedido que aún conserva el Estado–, desde la gente de a pie hasta los que se trasladan en AUDI A-8 blindados hacen un simple análisis de coste/beneficio optando siempre por ocultar la verdad compulsivamente, en la firme creencia de que, amparados por la impunidad que proporciona una justicia intervenida por la política y que se muestra ineficaz y tardona, los beneficios de mentir siempre serán más asumibles que los de afrontar el coste de ser honestos.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami