Neo Club Press Miami FL

El vértigo de la pulga (retrato de un trovador revolucionario)

 Lo último
  • ¿’Aires libres’ en Cuba?   Es paradójico que uno de los tramos de aquel singular enclave de la cultura popular habanera al que nuestros mayores llamaron Los aires del Prado, haya sido rebautizado hace...
  • El Elvis Presley que no todos conocen   El ser humano llamado Elvis Presley: además de su enorme talento como cantante, poseía cualidades no muy frecuentes de encontrar en un hombre de estos tiempos: generoso en extremo,...
  • Un balluqui innombrable   Ahora que el reguetonero Osmani García “se queda” en Miami –ya casi nadie se queda en realidad, sino que obtiene una residencia y regresa–, y luego de sucesivos escándalos...
  • Ray Barretto: Fuerza gigante Ese es el título de la obra que muy pronto publicará la Editorial Unos & Otros tras cumplirse el décimo aniversario de ausencia física del maestro Ray Barretto, conocido internacionalmente...
  • La misa del muerto   Alguien dijo una vez que el son se había ido de Cuba. Pero no era cierto, estaba allí, sólo que enterrado vivo. Por eso nadie lo veía. Luego se...

El vértigo de la pulga (retrato de un trovador revolucionario)

El vértigo de la pulga (retrato de un trovador revolucionario)
enero 13
13:38 2016

 

Nunca se atrevió a ir más allá, a llamar a las cosas por su nombre.  El “trovador revolucionario” enseñó a los jóvenes de mi generación que la poesía, incluso la buena poesía, puede ser cómplice activa del oportunismo y la muerte (horrible evidencia, y desastrosamente pedagógica).

Patria o muerte. Socialismo o muerte. La patria la partieron en dos, el socialismo resultó una estafa, un mero negocio para la cúpula gobernante, y tú le cantaste a la muerte con entusiasmo, trovador. “Y comprendió que la guerra / era la paz del futuro”. Comprendiste que la guerra a la diferencia garantizaría, en el futuro, la paz de los intolerantes, de los liberticidas que te convirtieron en “un servidor de pasado en copa nueva”.

Trovador, tú serviste –y lo verdaderamente terrible: todavía sirves– a un grupo de poder que ha secuestrado a Cuba, dividiéndola y mermándola. Que ha asesinado a decenas de miles de cubanos y separado a cientos de miles de familias. Un grupo de poder que puede, por supuesto, contar con el apoyo de un 30, o un 40, o un 60 por ciento incluso de la población residente en la Isla, pero que nunca conseguirá, en nombre de una cifra, de una ideología, de una simbología adulterada, amordazar al resto o apropiarse de las vidas y derechos de todos los cubanos. Por mucho que lo intente, por mucha guerra que haga, nunca tendrá esa paz.

Algún día el pobre país que has contribuido a hundir normalizará la relaciones consigo mismo, llamando por su nombre al más que dudoso período “revolucionario”. Se hablará del dinosaurio hoy agonizante en los libros de Historia –Fidel Castro Ruz– y su pandilla, se les señalará con repugnancia y tal vez, con un poco de mala suerte para ti, en esos libros figurará el unicornio rojo –la pulga revolucionaria– como uno de sus más repulsivos cortesanos. La pulga parásita del dinosaurio. ¡Qué ignominia inclasificable, qué vértigo!

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami