Neo Club Press Miami FL

En el espíritu de la recreación

En el espíritu de la recreación

En el espíritu de la recreación
diciembre 23
09:25 2014

 

La conciencia lúdica (Neo Club Ediciones, Miami 2014), del escritor Armando Añel, es, sobre todas las cosas, un ejercicio religioso, quizás desde la perspectiva agnóstica del Rig-Veda pero religioso al fin. Añel parte del axioma de que “toda lógica es absurda, pues vivimos en la prehistoria”, estableciendo así desde un inicio un carácter de atemporalidad en el decursar de la supervivencia de los hombres. Atemporalidad, dicho sea de paso, que comulga con ese sentido lúdico de la existencia que, impregnado de la presencia de Nietzsche, Añel le transmite a su escritura y a su obra.

Tras las “¿aseveraciones?” de Armando Añel, se revela la presunción de la existencia de un Dios (matemático o virtual) o de una fuerza superior inexplicable o de quizás el hombre como su propio Dios. Pero no predomina aquí esa pesadez bucólica que suele, quizás, animar a otras obras de igual corte, sino todo lo contrario: claridad y sencillez caracterizan la lectura. Como el mismo espíritu que intenta recrear, Añel escribe de forma amena e incluso festiva, aunque vale señalar que esta es una obra de ideas y no de estilo.

Armando Añel y Juan F. Benemelis durante el Festival VISTA, donde se presentó el libro (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Armando Añel y Juan F. Benemelis durante el Festival VISTA, donde se presentó el libro (foto de Alina Guzmán Tamayo)

Tras el ejercicio crítico de muchos de estos breves ensayos, interconectados entre sí por la idea central de procurar una tesis aleatoria que demuestre que el hombre y su ser interior predominan sobre cualquier circunstancia externa, es posible percatarse de la admiración de Añel por ejercicios político-sociales como el pragmatismo sajón o la figura matriarcal (de ser un teólogo católico, Añel sería marista, sin lugar a dudas), todos ellos reveladores de un antiegocentrismo cardinal, que suma placer, juego y diversión a la acción de vivir, dando brillantez a la existencia de la cultura.

Recomiendo encarecidamente la lectura de La conciencia lúdica, libro de fácil recorrido e ideas claras, capaz de calar en públicos diversos, desde aquellos interesados en la espiritualidad más común hasta esos otros que andan a la búsqueda de material enjundioso sobre sociedad e ideas. Guardo conmigo un ejemplar, que si me prometen devolverlo cedo (transitoriamente) con dedicación y gusto.

Sobre el autor

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López

Rafael Piñeiro López, escritor y poeta, es Doctor en Medicina por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana (1994) y Médico Cirujano por la Universidad de Chile (1998). Ha sido articulista en diarios como Periodista Digital (España) y La Razón (Argentina). Además, es Diplomado en Gestión Pública y Medios de Comunicación (Universidad de Chile), Diplomado en Moral y Espiritualidad (Universidad Católica de Chile), Diplomado en Políticas: Desarrollo y Pobreza (Universidad Católica de Chile) y Diplomado en Responsabilidad Social. (Universidad Católica de Chile). Reside en Miami.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Armando Añel
    Armando Añel enero 04, 01:33

    Gracias hermano, una visión muy fina del libro, y aguda al mismo tiempo… un abrazo

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más