Neo Club Press Miami FL

Ernesto Olivera y la patria del alma

Ernesto Olivera y la patria del alma

Ernesto Olivera y la patria del alma
diciembre 26
15:11 2014

Insertada en la más genuina tradición, y enlazada a referentes insulares, la novela Donde crece el vacío (Neo Club Ediciones, Miami, 2014), de Ernesto Olivera Castro, nos regresa a una unidad irrompible, pues sus nexos referenciales no se limitan a un segmento geográfico ni tan siquiera sociocultural, ni son fragmentos desgajados de nuestra literatura: son parte del gran tronco que se apoya en la palabra escrita, patrimonio de todos.

Donde crece el vacío, del cubano radicado en México Ernesto Olivera, insiste en el tema del exilio como nostalgia, y aun más, nostalgia que, como el tiempo, es recobrada con la memoria. Pero el exilio aquí no es el de un lugar, o mejor dicho, es un lugar pero como espacio individual. Ya en su primer capítulo, el autor nos dice: “Tenía que lidiar con el vacío sin dejar de hundirme en el mar”, porque “la patria del escritor es la cuartilla en blanco”.

Como en la Edad Media, el autor fija su patria allí donde habita su alma, esta vez empujado por circunstancias que, no obstante la lejanía y la extrañeza, se salvan por los recuerdos y por el valor de recordarlos. El tema de la nostalgia aparece, como tema recurrente de la narrativa cubana, pero esta vez con mayor hondura, pues el exilio es una carga a cuestas que se siembra allí donde aparece el vacío, que se arrastra de igual modo.  En este reescribir el vacío, Olivera Castro va haciendo un juego escritural donde las historias se entrecruzan entre imaginarias y reales, y se recuerda el texto de Michel Ende El espejo en el espejo, donde cada historia iba escondiendo dentro de sí el reflejo de la anterior, como semilla desde donde germina todo continuo. Y en este develamiento de la memoria se llega a la palabra única (tal y como dice Olivera: “escribir sobre lo escrito es lengua muerta”, pero “sacar tiempo para escribir es un perdón de la muerte”), que es la tabla de salvación en medio del vacío.

Palabras de presentación de la novela de Ernesto Olivera Castro durante el primer Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami (VISTA). 13 de diciembre en el Miami Hispanic Cultural Arts Center.
La Dra. Ivette Fuentes presenta el libro durante el Festival VISTA

La Dra. Ivette Fuentes presenta el libro durante el Festival VISTA

La imaginación se suelta y se aferra a esa tabla en medio del mar, el que une y el que separa, el mismo siempre. Pero la circunstancia (aquella maldita circunstancia de Virgilio Piñera, ya marcada fatalmente en la modernidad desde que fuera condenada por Ortega y Gasset) aparece como un fantasma por doquier. Así lo recuerda un diálogo imprescindible para entender estas historias:

¿No se te olvida escribir sobre el contexto? –me preguntó Clarita.

¿Cuál contexto? –le dije abrumado con otra pregunta.

–El histórico, ¿cuál otro pudiera acecharnos más? –dijo como si supiera la respuesta.

La validez del testimonio en esta novela no se retrotrae solamente al individuo, sino que esta vez ese “contexto” se hace voz humana en los personajes que le rodean. Así dice: “Para olvidar el encierro abrí la libreta de los recuerdos y comencé por la memoria del pueblo, conocer más a la gente. Necesitaba de todos, esa parte oculta de la genealogía”.

Como uno de los mil y un cuentos posibles para una salvación, Donde crece el vacío comienza una historia interminable bajo una luz que se enciende en un quinqué. Es el Fiat Lux humilde y sublime de cada quien, que apela al “sol del alma”, la patria nunca robada ni mancillada, la que se carga a cuestas en los recuerdos. El vacío crece con esa luz del quinqué y se apaga con esa luz que fenece. Solamente hace falta volver a encender la brasa para abrazar la luz del hogar que llevamos siempre en nosotros, por doquier.

Sobre el autor

Ivette Fuentes de la Paz

Ivette Fuentes de la Paz

Ivette Fuentes, doctora en Ciencias Filológicas y licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas, conferencista e investigadora literaria, es directora de la revista Vivarium. Autora de "José Lezama Lima, hacia una mística poética" (Editorial Verbum) y "La cultura y la poesía como nuevos paradigmas filosóficos" (Editorial Oriente), entre muchos otros libros, Fuentes es especialista en el grupo Orígenes. Tiene un Diploma de Estudios Avanzados y Grado por la Universidad de Salamanca. Reside en La Habana.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más