Neo Club Press Miami FL

Erótica o la literatura inclasificable

Erótica o la literatura inclasificable

Erótica o la literatura inclasificable
Marzo 04
02:00 2014

Erótica, la segunda edición de la novela de Armando Añel (Neo Club Ediciones, Miami, 2013), me sorprendió desde el principio. Imaginaba una historia totalmente diferente, por lo que resultó muy gratificante descubrir que se trataba de algo “nuevo”, un tipo de literatura a la que jamás me había asomado. Estamos ante un libro que no acepta clasificaciones, así como la cultura y la simbología thamacunesas desdeñan la rigidez ideológica y los dogmas. Ya desde el inicio, estilo e historia se acoplan a la perfección.

En esta cuerda, encontré muy acertada la combinación de personajes reales y ficticios, lo que exige una lectura atenta (algo siempre bienvenido) de la novela. En mi caso, me obligó a hacer una búsqueda en Internet de nombres y denominaciones, por lo que descubrí elementos que, de otra manera, no habría conocido. Este es otro punto a favor de un libro que, en mi opinión, tiene un ángulo mejorable: la estructura. La división por capítulos no siempre resulta pertinente y me resultó confusa. Como  contrapartida, se agradece la inclusión de un glosario del que la primera edición carecía. Y hay que decir, adicionalmente, que las citas a pie de página enriquecen la lectura.

eroticaEste libro de Añel nos acerca, a través de lo “irreal”, a una realidad olvidada. Si en toda novela el espacio donde transcurre la historia es el telón de fondo, la escenografía, en Erótica el islote Thamacun (que adopta seis diferentes nombres según la época) es el personaje por antonomasia.

Entre las citas más destacables cabe mencionar esta, que tiene mucho que ver con el espíritu del libro: “Ser libre es emanciparse de la búsqueda de un destino” (Emil Cioran). “Es renunciar a formar parte de los elegidos y de los rechazados. Es ejercitarse en ser nadie”. Y entre los aforismos que más me agradaron está este otro: “En toda ciudad hay un momento en el que sientes que puedes, o debes, corromperte. Es el momento de emigrar” (Bartolomé Caspar).

Erótica se sitúa a medio camino entre el ensayo y la ciencia ficción, dos géneros que aparentemente se excluyen –lo que demuestra, una vez más, que la creatividad no tiene límites—, y reúne, sin conflicto, varios estilos de escritura. Así, tanto nos encontramos con párrafos que son pura crónica como abordamos otros en los que la prosa se acerca a lo poético. Como este, que puede resumir la esencia de la novela y que cito para terminar:

“Los habitantes de La Playa, salvo raras excepciones, sostienen que la patria es un hijo, una mujer, Internet, un cuerpo desnudo. Cumberland erotizada. Una ventana al mar”.

Sobre el autor

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank (Montevideo, 1971). Ganó el concurso internacional de poesía “Versos de la Torre del Reloj” en España en 2011, y al año siguiente obtuvo primera mención en el X Certamen Literario Gonzalo Rojas Pizarro (Chile) con el relato "Presagios". “Allí donde el viento espera”, su primera novela publicada (Editorial Sinerrata), apareció en España en 2013. A los 25 años se trasladó desde Uruguay a Israel, donde reside actualmente con su marido y sus dos hijos y edita el blog Errante y errata (http://maialoschblank.wordpress.com/). Tiene estudios en Letras y Antropología y ha incursionado en las artes plásticas (maiablank@gmail.com).

Artículos relacionados

18 comentarios

  1. Armando Añel
    Armando Añel Marzo 04, 02:32

    Gracias mil estimada Maia por tan certera nota, Voy a tomar muy en cuenta tus apuntes sobre la división por capítulos, no lo dudes.
    Saludos!

    Reply to this comment
  2. Manuel Gayol Mecias (@manuelgayol)
    Manuel Gayol Mecias (@manuelgayol) Marzo 04, 03:28

    Por supuesto que estoy de acuerdo con el artículo de Maia; es claro y preciso, aun cuando podría intentar discutir lo que habla sobre la estructura de la novela (en mis dos ensayos sobre Erótica no pude percatarme de ese acto fallido -del narrador?- del autor. Quizás me deslumbré tanto con su lenguaje, su desconcertante imaginación, su desenfado y sus revelaciones de un pensamiento nuevo, de una notable visión transhumanista y evolutiva, que no pude darme cuenta de la “confusión” que crea el orden de los capítulos. En estos momentos no puedo argumentar de que esa posibilidad sea cierta o no, pero no desdeño en lo más mínimo que haya aquí un verdadero desencuentro estructural; y, por tanto, me parece muy acertado que la autora lo haya hecho ver. Es lo que corresponde a un buen sentido crítico de la literatura -más cuendo una novela como Erótica es tan envolvente y subyugante, y hasta diría tan enorme, que de eso también trata en esencia la articulista-. Pero asimismo aprovecho este pasaje crítico, para resaltar algo, quizás aparentemente extraliterario, debido a que me parece muy importante, y es el hecho del reconocimiento y agradecimiento de Armando Añel, quien reacciona con la grandiosa profundidad de su acto humilde, al aceptarlo públicamente como un consejo sano que va a tener muy presente. Conozco a este gran narrador, como escritor y tal vez más como ser humano, y sé que lo dice en serio y lo va a hacer; y, al mismo tiempo, me siento honrado no solamente de haber escrito sobre su obra; sobre sus dos novelas (Erótica y Apocalipsis: la resurrecció), sino de ser su amigo y tenerlo como editor de mis propios escritos. Felicidades a Maia por su crítica, que me ha interesado, y al narrador Añel por el novedoso mundo suyo que nos está develando, Manuel

    Reply to this comment
  3. Armando Añel
    Armando Añel Marzo 04, 10:14

    Modestia aparte, Maestro, siempre he sido receptivo con la crítica (incluso con la crítica parcializada, que no es el caso), porque pienso que a partir de ella se puede mejorar. Siempre hay un margen de mejora, siempre. Y sí, creo que el apunte de Maia en ese sentido estructural puede aportar.
    Usted como siempre, tan espléndido. Un abrazo.

    Reply to this comment
  4. Aristogato
    Aristogato Marzo 04, 16:42

    Esta novela es, en esencia, nada más que placer en estado puro, y es en ello que significa una ruptura con el realismo banal de la literatura cubana, en su naturaleza de juego.

    Reply to this comment
  5. Aristogato otra vez
    Aristogato otra vez Marzo 04, 16:44

    Quede claro, en todo caso, que no leer esta novela en clave histórica no significa desconocer su alcance ontológico, porque precisamente en su cualidad de negación es que logra la mejor descripción de la tensión binaria que nos ha conducido a la frustración histórica. Es decir, esta novela es muy valiosa como recuperación de las facultades intrínsecas al arte y la literatura; la de una reflexión o experiencia de conocimiento que, por parabólica [analógica], no se pierde en la retórica ni el suprematismo ético.

    Reply to this comment
  6. Aristogato (ya termino)
    Aristogato (ya termino) Marzo 04, 16:48

    Porque no puedo dejar de decir esto, y es que la bibliografía de referencia que usa Erótica no sólo es aguda e incisiva, también retiene todo el poder de la parodia y propone a Armando Añel como uno de los teclados más originales y finos de esa basta generación —y digo “basta”, no “vasta”— de escritores producidos por la revolución cubana.

    Reply to this comment
  7. El Monje
    El Monje Marzo 04, 17:02

    Bueno, en realidad esta novela destaca por el uso de lo virtual como realidad adyacente y poderosa. Ya en el mundo varios autores han incluido a la internet en su arsenal dramático; pero faltaba esto, una historia que siendo de ficción es una crónica de sucesos reales, con personajes casi de fábula pero reales también.

    Reply to this comment
  8. Armando Añel
    Armando Añel Marzo 05, 14:54

    Gracias mil a Aristogato y “El Monje”. ¿Ustedes no habrán copiado eso de alguna parte? Me recuerda a una reseña de hace unos años sobre la novela, pero curiosamente gugleo y no aparece…

    Reply to this comment
  9. Aristogato
    Aristogato Marzo 05, 15:29

    Mis anteriores palabras si, fueron copiadas de una reseña que el ensayista, poeta y editor Ignacio Granados escribió sobre su novela y que me parece que usted no le ha agradecido a él lo suficiente. No será por qué es negro señor Armando Añel? No será que usted es uno de esos racistas solapados que andan por hay despreciando a cuanto afrodecendiente le pasa por al lado? La contribución de la raza negra a lsa literatura y la ensayística latinoamericana y mundial no puede ser puesta en duda como tampoco el inmenso trabajo realizado por Granados en esta ciudad de M iami que usted y los suyos están obsesionados en desconocer. Tenga usted muy buenas tardes!!!

    Reply to this comment
  10. ASR
    ASR Marzo 05, 15:32

    Una de las resenas mas impactantes y novedosas que haya recibido Erótica. Recuerdo que estaba firmada por un tal marienalista. la quitaron de google…

    Reply to this comment
  11. Armando Añel
    Armando Añel Marzo 05, 16:02

    Hola,
    Debo decirle, “Aristogato”, que siempre hemos agradecido las reseñas de Granados, él mejor que nadie lo sabe. Antes de ellas, en momentos en que no gozaba del aprecio de muchos colegas en Miami, le dimos un espacio en nuestro antiguo blog y publicitamos incansablemente su obra y sus proyectos. Cuando nos pidió presentar esta novela, accedimos con gusto a pesar de que podíamos haber recurrido a personas con mayor arrastre mediático, y que por tanto nos podían favorecer más publicitariamente hablando. Pero no somos calculadores. Eso también él lo sabe muy bien.

    Todo eso lo hicimos a riesgo de ponernos en el centro de la diana de numerosos escritores de la ciudad que habían tenido desencuentros previamente con él, además de troles de todas clases. Cosa que efectivamente ocurrió: Cogimos muchos palos, durante años, por haberlo apoyado.

    Ahora, lamentablemente gugleo y no veo estas reseñas de donde parten sus copy and paste. Al parecer el propio Granados –que se alejó del blog por voluntad propia, siempre tuvo con nosotros las puertas abiertas– las borró. Si mal no recuerdo, aparecían en su página. Nosotros, sin embargo, seguimos estándole agradecidos. Un saludo.

    Reply to this comment
  12. ART
    ART Marzo 05, 16:39

    me consta, es una resena muy bien escrita y fundamentada, como toda la que escribe Granados. De principio a fin habla muy bien de la novela de Anel. Pero me sorprende que la haya borrado de google. me parece bochornoso y antietico de parte de un intelectual de la talla de Granados….

    Reply to this comment
  13. felipito
    felipito Marzo 05, 16:46

    es alto?

    Reply to this comment
  14. ART
    ART Marzo 05, 17:38

    altísimo…

    Reply to this comment
  15. Rufino
    Rufino Marzo 05, 17:40

    y por que la borro?

    Reply to this comment
  16. ayyyy
    ayyyy Marzo 06, 12:21

    nos la borro, porque si no no la hubiera puesto aqui! Solo la quito de internet

    Reply to this comment
  17. Rufino
    Rufino Marzo 06, 18:22

    y por que la quito?

    Reply to this comment
  18. el sicoanalista
    el sicoanalista Marzo 07, 01:03

    “suprematismo ético”. Ese Sr. tiene un serio complejo de inferioridad con su raza.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

La influencia de Macron en América Latina. El análisis de Carlos Alberto Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami