Neo Club Press Miami FL

España, comunismo con comida

España, comunismo con comida

España, comunismo con comida
junio 27
15:55 2014

La situación en la cual la libertad individual y el producto del trabajo creador se ven mermados progresivamente como consecuencia de la injerencia del Estado, gracias a sus herramientas tradicionales de extracción de renta –impuestos, tasas o inflación, entre otras–, se conoce de diversas formas, aunque en España en particular se le da el nombre de capitalismo de amiguetes o capitalismo castizo. Su centro de gravedad reside en Madrid, o sea, el principal centro de poder del Estado.

Es verdad que este escenario de descrédito moral en muchos casos tiene lugar en el contexto de regímenes caudillistas como los de Cuba y Venezuela, pero no solo. El modelo se completa con la vil manipulación de la Constitución como arma arrojadiza y del Estado de Derecho como mera pantomima, encarnado por oportunistas empotrados cuyo único objetivo es perpetuarse en el poder o, como en España, alternarse en él. En otras palabras: los políticos, en estrecha alianza con los grupos oligopólicos más poderosos, conforman una elite extractiva de rentas, una sofisticada oligarquía con un swing muy fashion de modernidad, que se ocupa de entonar el canto de sirena del Estado del Bienestar como coartada.

El crony capitalism se fundamenta en la sistemática intervención del gobierno –cuasi economía planificada al estilo soviético– en la formulación de políticas, estrategias, decisiones, contratos y acuerdos, apoyándose en la fusión de intereses de la casta política –sea del PP o del PSOE– con la oligarquía empresarial más poderosa. Esta intromisión en el engranaje productivo distorsiona el libre desarrollo de la economía de mercado.

Para ello los políticos se venden como garantes del Estado del bienestar, coartada que les asegura popularidad e incluso el voto de un sector poblacional habituado a depender de las migajas que la demagogia y el populismo más oportunista les otorgan en vísperas de elecciones.

Algunos cubanos que viven, o han vivido en España, definen al actual régimen como “comunismo con comida”. Todo este ejército de conseguidores y parásitos, devenidos funcionarios del Estado, obstaculizan el libre emprendimiento, la iniciativa y la innovación, o sea, el progreso natural del capitalismo. De manera que el auténtico peligro no lo representa una dictadura militar sino la posdemocracia, un escenario de desánimo y frustración por parte de la ciudadanía, la cual, entrampada en un modelo clientelar y corrupto, se harta completamente y comienza a escorarse hacia alternativas políticas polarizadas. El caso del movimiento Podemos, liderado por Pablo Iglesias, de marcada impronta populista y castrochavista, lo demuestra.

El modelo basado en las libertades individuales, la propiedad privada y la democracia representativa, ha sido sin duda el más funcional a lo largo de la historia contemporánea, capaz de satisfacer las aspiraciones de bienestar de miles de millones de personas alrededor del mundo basándose en los principios de la libertad y la mínima intervención de los poderes públicos en cuestiones económicas (a no ser las indispensables normas legislativas de protección al consumidor y al tejido empresarial).

Sobre el autor

Enrique Collazo

Enrique Collazo

Enrique Collazo es Licenciado en Historia por la Universidad de La Habana. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad de Educación a Distancia de Madrid. Ha publicado libros sobre las cuestiones de la banca y el crédito en Cuba, tanto en la Isla como en España, y colaborado asiduamente en publicaciones como la revista Encuentro de la Cultura Cubana y su página web Encuentro en la Red, la Revista Hispano-Cubana, Cuadernos de Pensamiento Político e Islas, entre otras. Actualmente reside en Madrid.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más