Neo Club Press Miami FL

España y la tutela de Estados Unidos

España y la tutela de Estados Unidos

España y la tutela de Estados Unidos
junio 28
03:50 2015

Aunque no hubo “rescate” España es un país bajo tutela internacional.

Sin tocar el espinoso tema de Gibraltar, por otras razones que expondré, debemos concluir que España es un país bajo tutela, en particular de los Estados Unidos.

Entre tanta cabeza que rueda en estos días para marear la perdiz, pocos recuerdan como el Congreso aprobó recientemente, contra la opinión de grupos parlamentarios que se oponían al proyecto, la utilización de la base de Rota para acoger el tráfico naval de los Estados Unidos. En efecto, la puesta en servicio del escudo antimisiles, encaminado a aumentar aún más las tensiones con Rusia, necesita una mayor capacidad de acogida dentro del territorio español.

El gobierno de Mariano Rajoy ha justificado su decisión en nombre de los intereses superiores de la nación, pues con la creación de unos 1.000 empleos y un impacto anual de la inyección de unos 50 millones de euros en la economía local, los beneficios para la población de la zona serán enormes; pero para el que no lo sepa recordemos que en esta instalación militar EEUU desplegará 1.100 militares y cuatro buques del controversial escudo antimisiles, lo que sin dudas no se le escapó a Willy Meyer, a quien no por sospechoso de medrar con el capitalismo a pesar de los colores de su formación política, se le puede quitar la razón en este caso preciso. El ex diputado de Izquierda Unida manifestó con toda justeza que con esa decisión: “España se pone a la cabeza del rearme mundial”.

No vamos a remontar hasta principios del siglo 19, cuando la invasión de los 100 mil hijos de Saint-Luis, ejecutada por Francia, pero apoyada por Inglaterra y financiada con los dineros de la familia Rothschild, terminó con la experiencia revolucionaria, con la Constitución más avanzada de su época y con la independencia que nos quedaba. Desatando de paso el caos que concluyó con la ocupación militar de Cuba y la sesión de Puerto Rico y la venta de Filipinas. Ya en aquella época, los norteamericanos habían descubierto el lado flaco de la España de la restauración: Canarias.

Pocos los saben pero en 1898, para salvarlas, España arregló aquella vergonzosa paz de París que tantos males ha traído a su antigua provincia caribeña.

Desde entonces, cada vez que hace falta arrancar un trozo de soberanía a la Península los norteamericanos amenazan con quedárselas.

Si no me creéis a mí, creedle al menos a José Manuel Otero Novas, mano derecha de Adolfo Suárez, quien acaba de publicar un libro titulado “Lo que yo viví. Memorias políticas y reflexiones. Aspectos desconocidos de la Transición”, donde lo pone bien clarito.

Efectivamente, la Administración Carter había llegado a lanzar de forma indirecta, pero muy clara, el mensaje de que si España no entraba en la OTAN, Estados Unidos podría hacerse con Canarias. En cuanto recibió la respuesta afirmativa de UCD, Antonio Cubillo fue retirado de la circulación y desapareció su movimiento independentista, MPAIAC.

Esta revelaciones, que han importado muy poco a los medios importantes, las recoge Natalia Vaquero en una entrevista que se acaba de publicar en la Opinión de la Coruña. La indiferencia se justifica tal vez por el hecho de que las revelaciones de Otero muestran que los Estados Unidos también jugaron un papel decisivo durante la “Transición”.

Aquí reproducimos un parte de la entrevista:

¿Cómo eran los mensajes que recibía usted de Estados Unidos acerca de los pasos a dar para democratizar España?

-Los presidentes suelen hacer la política internacional al margen de sus ministros de Exteriores y Suárez me tenía a mí para tratar con Frank Mc Neil, un diplomático estadounidense que vivía en Madrid. Un día que el PSOE convocó una rueda de prensa para ponernos verdes se lo comenté a Frank para ver qué debíamos hacer con el fin de evitar que Felipe González fuese a esa rueda de prensa. No me dijo nada, pero González no acudió a la cita. Washington había llamado a Bonn, entonces capital de la República Federal de Alemania, para frenar al líder socialista.

¿Tanto dependemos de Estados Unidos?

-Otro día vino Fernando Morán, del PSP, a pedirnos ayuda económica a cambio de apoyo en las políticas de Estado. Tanto Suárez como yo estábamos dispuestos a ayudar, pero Frank me dijo que no debíamos hacerlo.

¿Es esa la razón por la que dejaron caer al PSP de Tierno Galván?

-Washington no nos pidió que matásemos al PSP, solo nos recomendó que no les diésemos dinero. Así fue y el PSP desapareció.

Señor Otero, ¿cómo consiguieron acabar con el movimiento independentista canario MPAIAC?

-Siempre he mantenido una relación especial con las islas, donde un día me dijo un señor, Matías Vega, que Canarias sería a finales del siglo XX algo parecido a Cuba o Puerto Rico, refiriéndose a los procesos de independencia. Esta afirmación hizo temblar a Fraga. Años después, cuando era ministro de la Presidencia me llegó una información del servicio de inteligencia que decía haber captado una comunicación de la CIA que revelaba que Estados Unidos movía los hilos del MPAIAC para presionar y lograr que España entrase en la OTAN.

¡Qué inquietante!

-Lo que yo creo es que esa comunicación la dejaron pasar los estadounidenses para dejarnos claro que, si no entrábamos en la OTAN, ellos se encargarían de hacerse con Canarias por su importancia geoestratégica.

¿Así que Carter les urgió a entrar en la OTAN?

-Lo que dejamos claro a Estados Unidos es que España entraría en la OTAN pero que aquel no era el momento.

¿Por qué se atentó contra Cubillo, el líder de aquel movimiento?

-Cubillo fue un pelele de los intereses de España y Estados Unidos. Se le acuchilló en las calles de Argel, Argelia cerró Radio Canarias Libre y se acabó Cubillo y el MPAIAC.

¿Fue Rodolfo Martín Villa el que ordenó ese ataque, tal y como denunciaba Cubillo?

Yo creo que fue una orden de Washington. Cubillo ya no interesaba porque España iba a entrar en la OTAN.

Creo que sobran las palabras.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Ferrán Núñez

Ferrán Núñez

Ferrán Núñez es ciudadano europeo de origen cubano. Exiliado político. Máster en Lengua, Literatura y Civilización Hispano-americanas por la Universidad de París VIII. Actualmente trabaja como profesor de español. Reside en Francia.

Artículos relacionados

1 comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami