Neo Club Press Miami FL

‘Eutanatrón A 380’, una novela de Francisco Alemán de las Casas

 Lo último
  • Amir Valle, su largo viaje Quien pregunta con insistencia, con la intención de conocer y que conozcan la posición de su entrevistado, del mismo modo recibe argumentos donde hallará razones que, algunas, puede que sean...
  • Sylvia Iriondo, lideresa de primera fila Sylvia Iriondo está hecha de energía y vibraciones. Sus tareas las emprende con ímpetu formidable; sus sentimientos los expresa con firmeza rotunda. Acto y voz son en ella una mixtura...
  • El feeling de Arístides Pumariega Denis Fortún: ¿Quién es Arístides Pumariega, o Aristide a secas?  Arístides Pumariega: Un soñador que algunas veces  se despierta. DF:¿Cómo llegas a la música y finalmente cómo terminas haciendo caricaturas?  AP: De la...
  • Cuatro preguntas a José Alberto Velázquez En 2016 Neo Club Ediciones publicó Ghetto, un poemario irreverente en casi todos los sentidos, cargado de una energía desmitificadora. Más recientemente, nuestra editorial volvió a publicar la obra de...
  • Julio Antonio Molinete, los cuatro puntos cardinales En el marco del proyecto Puente a la Vista, un jurado compuesto por los poetas Jorge Olivera Castillo, Víctor Manuel Domínguez García y Rafael Vilches Proenza otorgó este verano el...

‘Eutanatrón A 380’, una novela de Francisco Alemán de las Casas

‘Eutanatrón A 380’, una novela de Francisco Alemán de las Casas
noviembre 28
20:45 2015

 

La tecnología del futuro es el sustento de la novela Eutanatrón A 380, del escritor cubano Francisco Alemán de las Casas. Al menos eso parece si nos ajustamos a los sucesos del primer capítulo, pero la realidad resulta ser otra una vez avanzado el texto.

Acabo de leer la obra, que se presentará en Miami el 13 de diciembre, a las ocho de la noche, en Aluna Art Foundation (1393 SW 1 ST.), durante el Festival Vista de Arte y Literatura Independiente de esa ciudad. El libro, de 480 páginas, me sorprende para bien. No resulta frecuente encontrar un buen poeta que escriba además buena narrativa, pero Francisco nos tiene acostumbrados a las sorpresas.

Con auxilio de la tecnología lo contacto y entrevisto. Él en Miami, donde reside en la actualidad. Yo, en Santiago de Chile. Internet es nuestro puente.

Anita Montrosi: Publicaste dos poemarios en 2015 y ahora apareces con una novela de casi 500 páginas. ¿Saltas de la poesía a la narrativa sin tomarte un respiro?

Francisco Alemán: De lo que más he tenido tiempo este año ha sido de respirar. Durante casi cinco meses estuve escribiendo y leyendo como un condenado. El ocio es el mejor de los estímulos para los espíritus inquietos.

AM: ¿Por qué narrativa? ¿Un punto de giro en tu obra, hastío de la poesía o alguna otra razón?

FA: Yo siempre he escrito narrativa. Lo que pasa es que pocas veces la he compartido o publicado.

AM: ¿Por qué?

FA: No lo sé. La mayoría de mis textos han salido en la radio en formato guión, radio teatro, series, etc. La emisión radiofónica es también una forma de publicar, tal vez una de las más eficientes y democráticas.

AM: Ahora que lo mencionas: ¿cuántos años trabajaste en radio?

FA: Son ya más de 30 años. Toda una vida.

AM: ¿Más de 30 años? ¿Acaso no acabas de cumplir 27?

FA: Eh…bueno…

AM: Veo que la máquina del tiempo que describes en tu novela no es para ti un objeto anacrónico. Parece que viajas en ella de edad en edad. Por cierto, ¿Por qué la ciencia ficción?

FA: Adoro la ciencia ficción, pero en Eutanatrón hago apenas un guiño al género. Lo usé como recurso para agudizar el disparate, que es una constante en el libro.

AM: Una señora muy obesa que sueña con bailar clásico, un hombre que viaja en el tiempo huyendo de su muerte, electrodomésticos asesinos, un personaje que padece de priapismo, falsos cadáveres, sueños tan vívidos que se confunden con la realidad, travestis, una cabeza de jurel que asume la presidencia de Cuba tras un cataclismo, clonaciones humanas, canibalismo, mutaciones, bioterrorismo y otros elementos no muy comunes forman parte de la trama de Eutanatrón A 380… ¿Por qué crear con tanta minuciosidad ese universo tan disparatado? ¿Eres consciente de que temas muy serios terminan ridiculizados y que hasta causan risa al lector?

FA: Claro que sí y me gusta. No concibo la vida como un acontecimiento lejano del humor. En la vida, eso creo, todo tiene al menos un ángulo hilarante; no veo por qué enfocar sólo los lados terribles de las historias, sin toques de buen humor. Los seres humanos en general rechazamos aquello que nos resulta ingrato. He intentado contar una historia o más bien desarrollar una trama y varias subtramas, con bastante absurdo y humor, sin que por ello se desatiendan hechos históricos de la Cuba de los años 90.

AM: La voz narrativa pareciera disfrutar con bastante sadismo los sucesos de la novela. Su omnisciencia es parcializada y a veces un poco cruel… ¿por qué?

FA: Nadie cuenta una historia sin tomar partido en ella. En Eutanatrón, el narrador es un personaje, acaso el más prevalente. El narrador está vivo. Tiene derecho a opinar, a participar en la trama, ya que después de todo él es el hilo conductor del libro.

AM: ¿Puede el narrador burlase hasta de los lectores?

FA: De hecho lo hace. Hasta del escritor se burla varias veces, o sea, se burla de mí el muy desgraciado y me hace mucha gracia.

frank4

AM: Una de las tantas paradojas que encuentro en Eutanatrón A 380 es que, si bien pareciera que propone la ruptura total con el realismo mágico, el libro entero está construido desde el realismo mágico… y aquí va otro “por qué”.

FA: Los cubanos somos básicamente así, muy contradictorios. Odiamos lo que amamos… nos gusta hoy lo que ayer nos disgustó y sobre todo, nos encanta librar cruzadas absurdas e inconducentes.

AM: La gente siempre piensa que los escritores somos todos millonarios. ¿Ya lo eres?

FA: ¿Yo millonario? (ríe). Soy el escritor más pobre de Centro, Sur y Norteamérica. Posiblemente sea el escritor más pobre de Occidente. ¡A ver si la gente se anima y compra mi novela, que este mes no tengo con qué pagar la renta!

AM: ¿Piensas volver a la radio?

FA: Me encantaría, pero aún no he recibido ninguna oferta para trabajar en radio.

AM: ¿Es verdad que Querubín Cayejas, el personaje principal de Eutanatrón A 380, existe y vive en Miami?

FA: Oh, claro que sí. La mayoría de los cubanos que conozco son muy Querubín Cayejas.

Se corta la conexión a internet. Reflexiono. Tal vez las máquinas por las que nos comunicamos ya están vivas, pero a diferencia nosotros no posean sentido del humor. Mejor pospongo la segunda parte de la entrevista para cuando las computadoras lo permitan. Lo menos que deseo es ser atacada por un microondas o por una cafetera parlante, como le ocurrió al pobre de Querubín Cayejas el día que compró el Eutanatrón A 380.

————————–

Ficha técnica:

Título: Eutanatrón A 380

Autor: Francisco Alemán de Las Casas.

Género: Novela.

Editorial: Verbo(des)nudo, Santiago de Chile.

ISBN/EAN13:

151950151X / 9781519501516

Número de páginas

480

Tipo de encuadernación

US Trade Paper

Tamaño:

5.5″ x 8.5″

Idioma:

Español

Color:

Blanco y negro

Categoría:

Literary Collections / Novela.

Disponible en:

https://www.createspace.com/5892877

Sobre el autor

Anita Montrosis

Anita Montrosis

Anita Montrosis, escritora y crítica literaria chilena, ha sido columnista en los periódicos Datos Sur de Puerto Montt, El Paradiario y El Sanbernardino, entre otros medios impresos. Trabaja como directora del Centro Cultural Otro Sur y de la revista Pluma Negra. Ha participado con textos de poesía en revistas y antologías dentro y fuera de Chile. Ha publicado "Tacones bajo la luna" (Editorial Puerto Alegre 2007), "Mi último cuerpo" (Gráfica Lom, 2013), "Austral" (Editorial Segismundo, 2013) y "Despatriada" (Ediciones Cielo abierto, Barranca Lima, 2014).

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Inhumanidad

Jorge Olivera Castillo

                    Las lágrimas no tienen patria fija su bandera es un deshilachado triángulo de pesadillas el himno un brote de notas

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba