Neo Club Press Miami FL

Exilio de Ilse Uyttersprot

Exilio de Ilse Uyttersprot

Exilio de Ilse Uyttersprot
Septiembre 15
01:55 2014

La alcaldesa belga Ilse Uyttersprot, cazada por la cámara de un turista, puntualiza en Twitter: “No tengo nada que decir. Es una escena privada con mi pareja. El asunto es políticamente irrelevante”.

 

Hacía tiempo que el amor podía escapar por esa rendija improvisada en el cielo, en lo alto de la torre, hacia la espuma sin límites de Playa Hedónica. La alcaldesa lo sabía. A la orilla de la playa, el rostro cruzado por una ráfaga de aire fresco –una ráfaga y otra, más otra, más otra–, ella podía imaginar que flotaba acostada en una nube, viendo desfilar los países del eterno sueño humano allá abajo, como hormigas, o en lo alto de la torre del Palacio Real de Olite, en Navarra, uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.

Esto último, precisamente, creía Ilse Uyttersprot.

Alcaldesa de Aalst. Miembro del Partido Popular Europeo. Potencialmente exiliada en Playa Hedónica. Porque, ¿cómo desconocer que más allá del tiempo, perdida entre las dunas del Reducto jubiloso, la dicha era una realización? Sexo puro en lo alto de la torre. Aire limpio. Vestigio inmaculado. Aunque siempre hay un ojo que te ve cuando el exilio constituye aún una reminiscencia o, inversamente, un propósito más que un hecho. Más que El Hecho. Cuando el hecho de exiliarse efectivamente, oficialmente, definitivamente, retumba en los plazos incumplidos. Construir la torre sobre el barro, chapoteando en el huidizo fango del cielo. Tarjeta Blanca. Permiso de salida. Eso esperaba Ilse en Olite.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mucho más que un gusano de seda

José Hugo Fernández

En cierta ocasión José Kozer fue a dictar una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, y vio que a la entrada del recinto, donde aparecía el enunciado con

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami