Neo Club Press Miami FL

Experto Ron: El Abrazo de Oso posterior

Experto Ron: El Abrazo de Oso posterior

Marzo 13
05:42 2013

0 EXPERTOTal como anunciara en El abrazo de oso frontal, en este breve trabajo abundaremos sobre el mismo tipo de ataque. La diferencia consiste en que es mucho más artero y sorpresivo que el ataque frontal, aunque sus consecuencias inmediatas para la víctima son las mismas: opresión inaguantable del pecho, falta de respiración y dolor por la presión de las costillas y los nervios intercostales.

Amén de una posible pérdida de sostén con el suelo si el atacante logra cargarlos y separarlos del mismo.

Precisamente para evitar ambos peligros, el de la opresión inaguantable y la más peligrosa pérdida de sostén, porque puede implicar para la víctima una muy dolorosa proyección contra el suelo o una pared próxima, la persona atacada debe de inmediato bajar su punto medio de gravedad doblando las rodillas y dejándose caer como peso muerto. A la par, en el caso de tener ambos o un solo brazo atrapado, debe tratar de separarlo(s) lo más posible de su tronco superior, atrapado en el abrazo. Esto le permitirá ganar uno o dos centímetros dentro del ceñido anillo que le permita respirar y no ser abrumado por el dolor y el pánico.
 
En el caso de tener un brazo libre, extienda  los dedos de la mano, pero sin rigidez, eleve la mano hasta la altura de su oreja y  lance  varias veces la mano con los dedos extendidos hacia atrás. Bio-mecánicamente, en este tipo de acometida el atacante necesita apretar su rostro cerca de la cabeza de su víctima para lograr un sostén verdaderamente férreo, con los ojos muy próximos a la altura que indicamos. Eso lo aprovecha usted para golpearle en las pupilas. Su respuesta es muy contundente porque el temor a perder un ojo y el intento de mantener su abrazo de osos pasan la pelota de la inestabilidad al atacante, aflojando su presa inevitablemente. Y mucho más si usted, con el brazo atrapado, aprovecha y se agarra al abrazo de su adversario para que no se pueda evadir de su contraataque mientras continúa atacando sus ojos en el rostro inerme y cercano.

En el caso de quedar con ambos brazos atrapados la reacción es la misma que con uno solo: doblar las rodillas, hacer descender el punto de gravedad del cuerpo, ponerle peso muerto a la presa de su atacante, separar lo más posible los brazos del tronco y agarrar como pueda, aunque sea una frágil presa, ambos brazos de su oponente. Entonces comenzará a tirar cabezazos hacia atrás. La cabeza de cualquier persona tiene un peso respetable y para colmo está conformada con huesos gruesos. La nariz, la boca y los arcos superciliares de su atacante serán las frágiles y dolorosas víctimas de sus cabezazos. A la par, usted lanzará taconazos a las muy próximas piernas de su adversario. Empeñado en agarrarle a usted, y atrapado por su peso,  no tiene muchas posibilidades de moverlas y evitar sus contraataques. También usted puede dar taconazos sobre los pies, especialmente sobre los dedos y el arco.

Todo esto evitará que el atacante pueda mantener su agarre sin sufrir heridas o daños. Mas, ¿qué hacer una vez que se debilite la presa y usted pueda liberarse del abrazo de oso? Lo analizaremos en la próxima lección.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Mucho más que un gusano de seda

José Hugo Fernández

En cierta ocasión José Kozer fue a dictar una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, y vio que a la entrada del recinto, donde aparecía el enunciado con

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Las almas que están lejos no lo están tanto

Juan Carlos Recio

                  Demasiado alrededor exhibe, almas caídas, también están quienes las expulsan y los hombres que llevan a tus espaldas ese pus de

0 comentario Leer más
  Alexis Rosendo Fernández

Lágrima al viento

Alexis Rosendo Fernández

                    Lirio que emprendes tus angustias, desgarrando la mañana acumulada de empeños. Hermanos somos por la suave brisa, veril del crepúsculo,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami