Neo Club Press Miami FL

Fábula sumaria

 Lo último
  • Testamento del cautivo                   La libertad puede ser una nubecilla de polvo que corre despavorida en busca del horizonte. Un rumor sin consonantes y solitario....
  • Resolución                   me ocultaré en las aguas sin comulgar la hostia de cada día      (un rostro en la pared      dos orejas en...
  • Amor y odios                   Salva quien te salva. Odia quien te odia, al margen del perdón frente a la única verdad: Úvula pariendo toda la...
  • Y si murmuro                   Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por...
  • Tres tiempos                   Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el...

Fábula sumaria

Fábula sumaria
enero 03
05:23 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

Una mujer que negocia brillos y artificios
que se dice equilibrada
que me sabe irresponsable
melindrosamente redunda en titubeos
conduce simulacros
emigra de mis fotos
y no le basta
demanda que armonice un cubo Rubick

Esa mujer
la que me oculta de sus signos
en días nones
suplica evaporice
después
toda desmemoriada me condensa
reclama de mí un beso
otro
una botella de cerveza ámbar
y conforme a su mímica notable
me habla sobre la insólita “textura”
de su último potaje de lentejas

mi boca entretanto al arrimo de sus muslos

Esa mujer me induce a la parodia
y me entrego como se rinde un soldado japonés
renuente a la derrota
luego acordamos beber tintos económicos
envueltos en olor a pasta
queso manchego
salmón tieso de China
palos de incienso
otros aromas lacónicos
y rematamos la tarde desde una ventana
que nos ofrece risas y una noche de viernes
viciosamente desnudos

Lástima nos arrope la perplejidad
en su manojo de pausas
quedando irresuelto el espasmo sucesivo

Esa mujer
que vive en la lucera del presente
no concibe
que si tan solo evitáramos la tardanza cómplice
de su gerundio
permita de una vez se relaje su síndrome húngaro

quizás sea oportuna la madrugada de un sábado
para amarnos sin permiso a caracoles, collares, tableros de Ifá
y será lo sensato lo que menos importe

Sobre el autor

Denis Fortún

Denis Fortún

Denis Fortún (La Habana, 1963). Poeta y narrador. Artículos y crónicas de su autoría, con un toque humorístico sobre la cotidianeidad en Cuba y su exilio, aparecen con regularidad en bitácoras de otros autores, y en diversos ciberportales y revistas. Textos suyos han sido incluidos en antologías de narrativa y poesía en Cuba, México y Estados Unidos. En Miami, donde reside actualmente, edita el blog Fernandina de Jagua. Ha publicado el poemario “Zona desconocida”, “El libro de los Cocozapatos” (narrativa) y “Diles que no me devuelvan” (crónicas).

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Nueva Serie de América TeVé y Lilo Vilaplana: ‘Leyendas del Exilio’

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Testamento del cautivo

Jorge Olivera Castillo

                  La libertad puede ser una nubecilla de polvo que corre despavorida en busca del horizonte. Un rumor sin consonantes y solitario.

0 comentario Leer más
  Julio Antonio Molinete

Resolución

Julio Antonio Molinete

                  me ocultaré en las aguas sin comulgar la hostia de cada día      (un rostro en la pared      dos orejas en

1 comentario Leer más
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

3 comentarios Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami