Neo Club Press Miami FL

Fábula sumaria

 Lo último
  • Jiribilla Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He...
  • Sonámbulo                   Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en...
  • Celda número cero (XIX)                   Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en...
  • José Martí me escucha mientras llueve Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si...
  • El Punto Nemo Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le...

Fábula sumaria

Fábula sumaria
enero 03
05:23 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

Una mujer que negocia brillos y artificios
que se dice equilibrada
que me sabe irresponsable
melindrosamente redunda en titubeos
conduce simulacros
emigra de mis fotos
y no le basta
demanda que armonice un cubo Rubick

Esa mujer
la que me oculta de sus signos
en días nones
suplica evaporice
después
toda desmemoriada me condensa
reclama de mí un beso
otro
una botella de cerveza ámbar
y conforme a su mímica notable
me habla sobre la insólita “textura”
de su último potaje de lentejas

mi boca entretanto al arrimo de sus muslos

Esa mujer me induce a la parodia
y me entrego como se rinde un soldado japonés
renuente a la derrota
luego acordamos beber tintos económicos
envueltos en olor a pasta
queso manchego
salmón tieso de China
palos de incienso
otros aromas lacónicos
y rematamos la tarde desde una ventana
que nos ofrece risas y una noche de viernes
viciosamente desnudos

Lástima nos arrope la perplejidad
en su manojo de pausas
quedando irresuelto el espasmo sucesivo

Esa mujer
que vive en la lucera del presente
no concibe
que si tan solo evitáramos la tardanza cómplice
de su gerundio
permita de una vez se relaje su síndrome húngaro

quizás sea oportuna la madrugada de un sábado
para amarnos sin permiso a caracoles, collares, tableros de Ifá
y será lo sensato lo que menos importe

Sobre el autor

Denis Fortún

Denis Fortún

Denis Fortún (La Habana, 1963). Poeta y narrador. Artículos y crónicas de su autoría, con un toque humorístico sobre la cotidianeidad en Cuba y su exilio, aparecen con regularidad en bitácoras de otros autores, y en diversos ciberportales y revistas. Textos suyos han sido incluidos en antologías de narrativa y poesía en Cuba, México y Estados Unidos. En Miami, donde reside actualmente, edita el blog Fernandina de Jagua. Ha publicado los poemarios ‘Zona desconocida’ y ‘Serio divertimento’, ‘El libro de los Cocozapatos’ (narrativa) y ‘Diles que no me devuelvan’(crónicas). Tiene inéditas dos novelas: 'Cueros contemporáneos' y '324 Mendoza'

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más
  Félix Rizo

Jiribilla

Félix Rizo

Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He

Leer más
  Gastón Baquero

Cristo en Navidad

Gastón Baquero

En los observatorios astronómicos chinos se anotó esa noche un raro fenómeno en la esfera celeste. Los hombres de ciencia, los técnicos, se limitaron a inscribir en sus tablillas el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami