Neo Club Press Miami FL

Fake News y maximalismo en la Sociedad del Disparate

 Lo último
  • Rafael Marrero & Company, líder por segundo año consecutivo Por segundo año consecutivo Rafael Marrero & Company, empresa de consultoría de gestión empresarial enfocada en ayudar y potenciar a las pequeñas empresas a través de servicios destinados a entrar...
  • Trump vs Amazon “Amazon está haciendo un gran daño a los minoristas que pagan impuestos, los estados y ciudades de los Estados Unidos están siendo dañados, ¡muchos empleos se están perdiendo!”, publicó este...
  • Trump y la balanza de Twitter Twitter no gana en usuarios y pierde dinero. En este contexto, prescindir de la cuenta de Donald Trump, el polémico presidente de Estados Unidos, suena a broma para los accionistas...
  • Moraleja ronera Moral. He aquí una palabra de fácil ingestión. Es ágil, biensonante y utilitaria. Tanto que puede ser usada para nombrar cualquier cosa. En La Habana hay un bar que se...
  • El ciclón de los improperios en Facebook y Twitter La culpa no es de las redes sociales. En justicia, tales medios son inocentes de casi todo lo malo que ahora les achacamos. Ni la banalidad extrema, ni el mal...

Fake News y maximalismo en la Sociedad del Disparate

Fake News y maximalismo en la Sociedad del Disparate
Febrero 08
03:14 2017

 

Dos grandes movimientos digitales colisionan en la Sociedad del Disparate: El maximalista afirmativo y el maximalista negador.

El maximalista afirmativo difunde Fake News en las redes sociales incluso sabiendo, o intuyendo, que efectivamente se trata de Fake News, pero no le importa: para los afirmativos lo que cuenta noticiosamente no es la realidad, sino cómo ellos desean que la realidad se manifieste. Por su parte, el maximalista negador tacha de Fake News a cualquier medio, noticia u opinión que no se ajuste a sus inclinaciones políticas o ideológicas, no importa si lo noticioso que rechaza está basado en hechos concretos y verificables.

Ambos, afirmativos y negadores, suelen colisionar produciendo diferentes resultados: en unos casos se repelen pero en otros se funden armoniosamente. Incluso muchas veces el maximalista afirmativo y el maximalista negador son la misma persona, lo que cambia es la naturaleza de las “Fake News” que circulan, o a las que se enfrentan.

Lea también: ‘El ciudadano digital en la Sociedad del Disparate’ (artículo relacionado).

En la Sociedad del Disparate el esfuerzo que demanda analizar imparcialmente, con agudeza, la actualidad noticiosa, brilla por su ausencia. “Esto es una guerra”, se dicen algunos maximalistas para tranquilizar de alguna manera su azorada objetividad, o lo que queda de ella. “Y en las guerras yo no hago prisioneros”.

En la Sociedad del Disparate las emociones suelen imponerse al razonamiento o al sentido común y la exageración tiende a normalizarse, a formalizarse socioculturalmente. De ahí que los bandos en pugna se combatan lanzándose a la cabeza, como platos desechables, cualquier cantidad de Fake News. A la sopa de la “posverdad” no le afecta un fideo más, un fideo menos, y viceversa, y en la era de la normalización de la exageración el maximalismo es un derecho del pueblo.

La democracia representativa y el desarrollo tecnológico también tienen sus sombras.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mucho más que un gusano de seda

José Hugo Fernández

En cierta ocasión José Kozer fue a dictar una conferencia en la Universidad Nacional Autónoma de México, y vio que a la entrada del recinto, donde aparecía el enunciado con

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami