Neo Club Press Miami FL

Falacia del victimismo indigenista

 Lo último
  • Delincuencia y revoluciones El 26 de junio de 1907, en Tiflis, capital de Georgia –llamada Tbilisi por los georgianos modernos–, de acuerdo con la versión bolchevique se llevó a cabo lo que ellos...
  • Los once principios de Goebbels Once principios de la comunicación diseñados por Joseph Goebbels –quien ocupara el cargo de ministro de Ilustración y Propaganda del Tercer Reich entre 1933 y 1945– para manipular a la...
  • El Maleconazo como operación encubierta   En agosto de 1994, cuando se produjo el Maleconazo, no estaba yo donde generalmente solía estar. Nací y me crié en Centro Habana, muy cerca del mar, coincidentemente por...
  • Conservación del patrimonio, identidad y turismo “Cargadas de un mensaje espiritual del pasado, las obras monumentales de los pueblos continúan siendo en la vida presente el testimonio vivo de sus tradiciones seculares. La humanidad, que cada...
  • Keynes, el diseñador Siempre que hay una crisis resucitan a Keynes. Cuando se venía abajo el mercado inmobiliario, como parte de la recesión que estallaba a mediados del 2007, el nobel Paul Krugman...

Falacia del victimismo indigenista

Falacia del victimismo indigenista
octubre 12
10:00 2015

 

Ni los españoles actuales son culpables de los excesos de la conquista y colonización de América, ni los hispanoamericanos de hoy son en ningún sentido víctimas de los españoles actuales. En todo caso, muchos de los indigenistas, que son criollos blancos o mestizos de ascendencia hispana, podrían culpar más bien a sus propios antepasados españoles que se asentaron en tierra americana, y no a los que se quedaron en España.

Pero esa actitud tampoco parecería justa o procedente. No se puede medir a los hombres del siglo XVI con la vara progre del siglo XXI, compañero indigenista. “La historia no se juzga; se analiza y se entiende”, postulaba la escuela positivista inspirada en Auguste Comte. Lo cual a mí me sigue pareciendo válido, al menos tratándose de hechos o figuras de épocas pasadas y tiempos remotos. ¿Qué se gana con fomentar el resentimiento retrospectivo apelando al victimismo con base en una lectura rencorosa de la historia?

¿Y qué se gana derribando una estatua de Cristóbal Colón, el Gran Almirante que descubrió un nuevo continente, lo cual constituye una hazaña sin parangón en la historia de la civilización occidental? ¿O qué se gana incitando al odio retroactivo contra los conquistadores, rudos guerreros no exentos de crueldad que actuaban según las ideas y convicciones de su época y en nombre de la Corona española?

Tanto Hernán Cortés como Francisco Pizarro, entre otros, seguirán figurando en los libros de texto como los intrépidos aventureros que conquistaron imperios aborígenes, basados en sociedades esclavistas, para establecer un sistema socioeconómico más avanzado, como era sin duda el feudalismo europeo en la etapa de transición precapitalista, entre destellos del Renacimiento.

Si eso lo entiende hasta uno como yo que se ríe del materialismo histórico, ¿cómo no lo va a entender un izquierdoso que se pasa la vida hablando de la dialéctica y el marxismo? ¿No habíamos quedado en que “la historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases”, lucha mediante la cual un sistema social más atrasado es reemplazado, a sangre y fuego si es preciso, por otro más avanzado? ¿Querías marxismo, compañero indigenista? Pues te doy dos tazas. Toma ya.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Pedro Valle
    Pedro Valle octubre 12, 10:10

    Todo lo mezclan. Qué tiene que ver el marxismo con un acto de reparación histórica? La esclavitud y el exterminio ocurrieron mucho antes de que surgiera el marxismo. Que tienen que ver el culo con la llovizna?

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Nueva Serie de América TeVé y Lilo Vilaplana: ‘Leyendas del Exilio’

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Testamento del cautivo

Jorge Olivera Castillo

                  La libertad puede ser una nubecilla de polvo que corre despavorida en busca del horizonte. Un rumor sin consonantes y solitario.

0 comentario Leer más
  Julio Antonio Molinete

Resolución

Julio Antonio Molinete

                  me ocultaré en las aguas sin comulgar la hostia de cada día      (un rostro en la pared      dos orejas en

0 comentario Leer más
  Armando de Armas

La noche del cangrejo

Armando de Armas

Acabo de descubrir en el muro de Facebook de Norma Gálvez Rey la foto del monumento al cangrejo en Caibarién, símbolo de esa ciudad. Una madrugada amanecí bajo ese cangrejo

2 comentarios Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami