Neo Club Press Miami FL

Falacia del victimismo indigenista

 Lo último
  • Historia del Día de las Madres   Aunque en tiempos de la antigua Grecia ya se celebraba el día de Rea, gran madre de los Dioses, el moderno Día de las Madres recibiría carácter oficial en...
  • Una lección del alma   De particular importancia -aunque no recibiera la repercusión que merecía en los medios de prensa- resultó la última serie de conferencias sobre cultura cubana que tuvo lugar hace pocos...
  • ¿Quién inventó a Fidel Castro?   ¿Quién inventó a Fidel? Dígase quiénes lo promovieron y financiaron. Dicen que la KGB soviética, el sionismo internacional, Herbert Matthews y el New York Times, el super millonario Rockefeller,...
  • Historia de San Valentín o Día de los Enamorados   La influencia anglosajona en Occidente y el mundo en general ha hecho del Día de San Valentín, o Día de los Enamorados –que se celebra todos los 14 de...
  • Enemigo que huye…   Corría el año de 1865 cuando se produjo una pequeña conmoción durante el evento anual de la Academia de Medicina de Nueva York. Ocurrió cuando el diplomático ─en realidad...

Falacia del victimismo indigenista

Falacia del victimismo indigenista
octubre 12
10:00 2015

 

Ni los españoles actuales son culpables de los excesos de la conquista y colonización de América, ni los hispanoamericanos de hoy son en ningún sentido víctimas de los españoles actuales. En todo caso, muchos de los indigenistas, que son criollos blancos o mestizos de ascendencia hispana, podrían culpar más bien a sus propios antepasados españoles que se asentaron en tierra americana, y no a los que se quedaron en España.

Pero esa actitud tampoco parecería justa o procedente. No se puede medir a los hombres del siglo XVI con la vara progre del siglo XXI, compañero indigenista. “La historia no se juzga; se analiza y se entiende”, postulaba la escuela positivista inspirada en Auguste Comte. Lo cual a mí me sigue pareciendo válido, al menos tratándose de hechos o figuras de épocas pasadas y tiempos remotos. ¿Qué se gana con fomentar el resentimiento retrospectivo apelando al victimismo con base en una lectura rencorosa de la historia?

¿Y qué se gana derribando una estatua de Cristóbal Colón, el Gran Almirante que descubrió un nuevo continente, lo cual constituye una hazaña sin parangón en la historia de la civilización occidental? ¿O qué se gana incitando al odio retroactivo contra los conquistadores, rudos guerreros no exentos de crueldad que actuaban según las ideas y convicciones de su época y en nombre de la Corona española?

Tanto Hernán Cortés como Francisco Pizarro, entre otros, seguirán figurando en los libros de texto como los intrépidos aventureros que conquistaron imperios aborígenes, basados en sociedades esclavistas, para establecer un sistema socioeconómico más avanzado, como era sin duda el feudalismo europeo en la etapa de transición precapitalista, entre destellos del Renacimiento.

Si eso lo entiende hasta uno como yo que se ríe del materialismo histórico, ¿cómo no lo va a entender un izquierdoso que se pasa la vida hablando de la dialéctica y el marxismo? ¿No habíamos quedado en que “la historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases”, lucha mediante la cual un sistema social más atrasado es reemplazado, a sangre y fuego si es preciso, por otro más avanzado? ¿Querías marxismo, compañero indigenista? Pues te doy dos tazas. Toma ya.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Pedro Valle
    Pedro Valle octubre 12, 10:10

    Todo lo mezclan. Qué tiene que ver el marxismo con un acto de reparación histórica? La esclavitud y el exterminio ocurrieron mucho antes de que surgiera el marxismo. Que tienen que ver el culo con la llovizna?

    Reply to this comment

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más
  Alexis Rosendo Fernández

Ojo de gacela trunca

Alexis Rosendo Fernández

                    Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Esas cosas pequeñas, pequeñitas

Nilo Julián González

                    1 Esas cosas pequeñas pequeñitas que van nombrando a cada lado de la vida el temblor y el palpitar de

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami