Neo Club Press Miami FL

Falacia del victimismo indigenista

 Lo último
  • Navidades a la Vista   La Navidad, probablemente la celebración más importante del Occidente civilizado, conmemora el nacimiento de Jesucristo, hijo de Dios, en Belén. Tiene lugar el 25 de diciembre de cada año...
  • La verdad que nos niegan Uno de los acuerdos fundamentales de Carlos Manuel de Céspedes e Ignacio Agramonte, secundado por todos los patriotas cubanos reunidos en la Asamblea de Guaimaro y el más ocultado por...
  • Historia del Thanksgiving o Día de Acción de Gracias   Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. Día en que los pavos huyen hacia las generosas cocinas cubanas, y latinoamericanas. Cocinas de estreno en las que estas imponentes aves...
  • El laicismo es imprescindible para la ciencia En su ensayo Why religion is not going away and science will not destroy it, publicado en la revista digital Aeon, el académico australiano Peter Harrison trata de convencernos de...
  • La codificación del embargo contra la tiranía En octubre de 1992, unas pocas semanas antes de ser electo al Congreso de Estados Unidos, el Presidente George H.W. Bush firmó la Cuban Democracy Act (o la “Ley Torricelli”,...

Falacia del victimismo indigenista

Falacia del victimismo indigenista
octubre 12
10:00 2015

 

Ni los españoles actuales son culpables de los excesos de la conquista y colonización de América, ni los hispanoamericanos de hoy son en ningún sentido víctimas de los españoles actuales. En todo caso, muchos de los indigenistas, que son criollos blancos o mestizos de ascendencia hispana, podrían culpar más bien a sus propios antepasados españoles que se asentaron en tierra americana, y no a los que se quedaron en España.

Pero esa actitud tampoco parecería justa o procedente. No se puede medir a los hombres del siglo XVI con la vara progre del siglo XXI, compañero indigenista. “La historia no se juzga; se analiza y se entiende”, postulaba la escuela positivista inspirada en Auguste Comte. Lo cual a mí me sigue pareciendo válido, al menos tratándose de hechos o figuras de épocas pasadas y tiempos remotos. ¿Qué se gana con fomentar el resentimiento retrospectivo apelando al victimismo con base en una lectura rencorosa de la historia?

¿Y qué se gana derribando una estatua de Cristóbal Colón, el Gran Almirante que descubrió un nuevo continente, lo cual constituye una hazaña sin parangón en la historia de la civilización occidental? ¿O qué se gana incitando al odio retroactivo contra los conquistadores, rudos guerreros no exentos de crueldad que actuaban según las ideas y convicciones de su época y en nombre de la Corona española?

Tanto Hernán Cortés como Francisco Pizarro, entre otros, seguirán figurando en los libros de texto como los intrépidos aventureros que conquistaron imperios aborígenes, basados en sociedades esclavistas, para establecer un sistema socioeconómico más avanzado, como era sin duda el feudalismo europeo en la etapa de transición precapitalista, entre destellos del Renacimiento.

Si eso lo entiende hasta uno como yo que se ríe del materialismo histórico, ¿cómo no lo va a entender un izquierdoso que se pasa la vida hablando de la dialéctica y el marxismo? ¿No habíamos quedado en que “la historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases”, lucha mediante la cual un sistema social más atrasado es reemplazado, a sangre y fuego si es preciso, por otro más avanzado? ¿Querías marxismo, compañero indigenista? Pues te doy dos tazas. Toma ya.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Inhumanidad

Jorge Olivera Castillo

                    Las lágrimas no tienen patria fija su bandera es un deshilachado triángulo de pesadillas el himno un brote de notas

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba