Neo Club Press Miami FL

Felicidades desde el mundo que nunca se acaba

 Lo último
  • La revuelta de los holgazanes Ya se sabe que Lenin no trabajó nunca, que mientras se preparaba para su único empleo, el de alucinado profesional, comió y vistió durante 30 años con las remesas que...
  • El diablo embotellado del castrismo Uno no sabe si vomitar o retorcerse de vergüenza ajena ante esa manada de esbirros, jóvenes en mayoría, con pulóveres bien ajustados para lucir músculos y con toda la traza...
  • Equality is inhuman Capitalism cannot offer you equality—equality is inhuman–, not even security in terms of assistance (capitalism opens a range of possibilities so you, and only you, ensure your security). Capitalism however...
  • Tres: Kim, la prensa y la militarización de Cuba El hombre-cohete A pesar de que vivimos en la Sociedad del Disparate, allí donde aún funciona el estado de derecho –caso de Estados Unidos– sigue habiendo fricciones entre la puesta...
  • Degeneración del cubano, el mal mayor del castrismo El mayor daño hecho por los Castro a la nación cubana sin dudas es, sí, de carácter antropológico. No digo algo nuevo. Me descubrí coincidiendo con quienes comenzaron a decir...

Felicidades desde el mundo que nunca se acaba

Felicidades desde el mundo que nunca se acaba
diciembre 29
01:10 2016

 

Como dije hace doce meses de 2015 –vuelvo y repito–, 2016 ha sido un año realmente sorprendente, lleno de situaciones y giros inesperados, que han agrandado considerablemente nuestra experiencia y comprensión del fenómeno humano. En medio de todo ello algo, sin embargo, no ha abandonado el rígido guión que desde que el mundo es mundo ―tal y como lo conocemos, o nos imaginamos que lo conocemos― se repite interminablemente: el mundo que no se acaba. A pesar de los pesares seguimos aquí. De manera que ante todo cabe felicitarnos, felicitar: Felices vidas sin fin, queridos lectores y amigos.

Dos eventos extraordinarios han hecho posible, por cierto, nuestras vidas sin fin. Primero lo ya dicho: que el mundo nunca se acaba. Segundo, que estamos en él a despecho de las circunstancias y, sin embargo, inconscientes del inconmensurable prodigio de haber nacido (tan a menudo malagradecidamente privilegiados). Nada como ser agradecido en la vida, y por eso mismo en la vida, entre otras razones, la amargura, la angustia, el pesimismo, carecen de sentido. La ira nos diluye. El rencor nos borra. La dependencia egotista nos impide ser y disfrutar a plenitud el privilegio de existir.

Ríete de los peces de colores. Líbrate de la tiranía del ego y sé tú en sintonía con tu presente. Conéctate al Nuevo Club de los Independientes, desde donde queremos darte las más efusivas gracias deseándote de todo corazón un feliz, próspero y saludable 2017. Esperando, sobre todo, que aprecies en su justa medida ―la medida de todas las cosas— la liberación interior que implica estar en paz contigo mismo, y efectivamente la consigas: la inigualable fiesta de vivir en este mundo que nunca se acaba.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba