Neo Club Press Miami FL

Filosos versos de punta

Filosos versos de punta

Diciembre 22
23:58 2010

923Siempre que se lo propone –y se lo propone siempre— Santiago Méndez Alpízar no deja indiferente a nadie. Me refiero específicamente a su poesía, que alguien, tal vez yo mismo, ha calificado de demoledora. La demoledora singularidad de los poemas de Chago, como también se conoce a este poeta del centro de Cuba, pero residente desde 1996 en Madrid, no acepta lecturas intermedias, o condescendientes. Es la marca de la casa de los escritores auténticos, que han conseguido escapar del tecnicismo bobalicón y la grisura retórica, circunstancia que demuestra esta vez, y una vez más, Bagazo: Poemas iberos (Efory Atocha Ediciones, Madrid, 2010).

Estamos ante una escritura al límite. Nadie debe engañarse. Por el frío de las calles de Madrid deambula un poeta que llama al pan, pan, y al vino, vino. O se inventa nombres descarnados, brutales, con los que llamar al pan y al vino, o los arroja al aire “dispuesto a frotar con la llaga el sentimiento”. En Bagazo la reiteración descansa en la sorpresa, un vacío que la palabra ocupa regodeándose en sus bordes, pujando por salir nada más haber entrado. De manera que el lector acude a un espacio contentivo, pero que lanza sobre todo y sobre todos sus salpicaduras abrasivas. “Voy, vengo, y en todas direcciones no hay donde tocar, sólo edificios”. “Eran los sueños que sacaban al niño de dormir con la cabeza en el escusao”. Una escritura que duele.

Caminando sobre la cuerda floja, al límite de la forma, bailando en el ladrillito de la provocación, los poemas de Chago reflejan el ardor de una circunstancia excepcional –el exilio—, la sabiduría de quien está de vuelta, la sangre fría del nómada posnacional. En cualquier caso, la perplejidad que generan, el entusiasmo que despiertan, la línea de reflexión que proponen, son consecuencia de una experiencia vital en perpetuo renacimiento. Este último libro del poeta es un poco, otra vez, su ópera prima, fuente de eterna juventud, escepticismo encojonao: Aquí la poesía ruge como el león de la Metro Goldwyn Mayer, pero no se queda quieta y se lanza sobre nosotros. “Filosos versos de punta y hacia el cielo”. No se los pierdan.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami