Neo Club Press Miami FL

Fin de ira

Fin de ira

Fin de ira
Agosto 21
00:40 2015

Ando sin deseos de escribir sobre Cuba, o acerca de lo cubano, que es casi lo mismo. O será –me digo– que me he quedado sin nada que decir al respecto.

O, tal vez, simplemente ya no haya nada que decir. O sí, pero que ya no me interesa. No sé, no estoy seguro.

Unos dicen que al fin se dió un cambio. Que ya cambió algo. Que se pueden vender croquetas y pizzas, por ejemplo.

Otros afirman que no ha pasado nada. Que no pasa nada si no hay televisión por cable, ni acceso a Internet o telefonía celular que se pueda pagar con los salarios cotidianos. Que mientras haya que sufragar el teléfono con dinero de la familia emigrada, o con el efímero dinero de un ingreso fortuito y ajeno a la cosa mensual, nada ha cambiado.

Que son ahora los tiempos de convivencia, dicen. De embajadas y habanos, de discursos y represión, de más turistas y menos disidencia, que ya no parece estar de moda. Todo vale, parece, excepto disgustar al desgobierno. Banderas blancas, antesalas con el sombrero en la mano, sonrisas conciliadoras. Eso es lo de hoy, parece.

Parece, pues, que nada ha cambiado lo suficiente.

O es, simplemente, que lo importante no ha cambiado. Cuba y la cosa cubana siguen embarrancadas en los bajíos cenagosos de la ineptitud desgubernamental; la tierra sigue infértil, los mares vacíos, los animales estériles. El bloqueo debe ser que sigue bloqueando por igual a malangas, vacas y cubanos.

Se me acaba entonces la ira con el fin de la era. Me queda solo la sorpresa, la certeza de que también se va a acabar mi tiempo sin enterarme del fin de la historia.

Y sobre todo está la tristeza de saber, además, que ya casi no me importa.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Alex Heny

Alex Heny

Habanero, hijo, padre, cubano, emigrante, escribidor. En ese orden, más o menos. Heny tiene esposa, tres hijos, un doctorado en Ingeniería y Ciencia de Materiales, y una gran disposición a opinar sin que se le pregunte. Actualmente vive con su familia en Long Island, Nueva York, ciudad donde edita el blog http://havaneroenny.blogspot.com/

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Armando Navarro Vega
    Armando Navarro Vega Agosto 21, 02:23

    Me siento muy identificado con Alex. Tengo por ello un cierto sentimiento de culpabilidad, pero no lo puedo remediar. He dejado de escribir y casi no sigo las noticias de “allá”. Lo peor, al decir de Alex, es que cada vez me importa menos.

    Reply to this comment
  2. Armando G. Muñoz
    Armando G. Muñoz Agosto 21, 18:18

    En el país de la siguaraya nada cambia, ni embajadas, ni mejores amigos harán posible el cambio, Cuba solo cambiara el día que cambien los gobernantes de a isla y para ese día falta mucho, falta demasiado, es triste ver la apatía y tristeza del pueblo, la falta de ilusiones, incentivos, anhelos. Cuba y su pueblo camina hacia la muerte en vida mientras un Castro o alguno de los ancianos del buro político siga guiando los destinos del país.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

Cómo se le ocurre a Santos pedirle ayuda a Castro. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Del amor y otros milagros

Adrián Morales

Mientras no exista una conducta moral individual estrictamente limpia, todo lo demás son mandangas. Caro Baroja Una Deontología de la(s) Preciosa(s) Costumbre(s) Queridos amigos. No somos Amados por lo que

0 comentario Leer más
  Félix Luis Viera

Un loco sí puede (fragmento)

Félix Luis Viera

                                                            25 Así es, así ha sido, mi psiquiatrico plástico, como tanto le he repetido, esta vida de loco tan dura que he llevado me fue tirando cada vez

1 comentario Leer más
  María Eugenia Caseiro

El presentador

María Eugenia Caseiro

A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami