Neo Club Press Miami FL

Futuros recuerdos

Futuros recuerdos

febrero 24
18:23 2012

1-1_anarcoEl diario acontecer de la República de Venecia me hace rememorar futuros recuerdos; tal vez sea otra manifestación de los misterios que encierra la mecánica cuántica, que discretamente teje nuestra realidad y hace que el camino de regreso parezca más corto que el de ida, que algunas veces tengamos la impresión de ya haber vivido el momento presente o de ya haber visto algún lugar nuevo para nosotros. En el caso de Venecia, tal vez sea la repetición de los hechos y situaciones lo que haga fácil esta conexión cuántica.

Mis futuros recuerdos están relacionados con el guión del surrealismo más implacable que existe en nuestra querida y dulce Venecia, adonde decir que “la tierra es azul como una naranja”  es algo benigno, casi ingenuo. Es un surrealismo agobiante el que reina en el Véneto, donde los presos están armados hasta los dientes y manejan sus negocios desde la cárcel, como si nada, mientras los delincuentes que están afuera sirven de negociadores con el gobierno para mejorar sus condiciones de detención, adonde todos los ministros del Duce han sido escogidos por su prontuario, ya que carecen de currículo. Entre ellos se encuentran asesinos y asaltantes a mano armada, bandidos de cuatro caminos y criminales en varios grados.  Es surrealista el hecho de que existan venecianos que creen todo lo que dice el Duce, que lo defienden a capa y espada, y eventualmente a botellazo limpio, sin darse cuenta de que siguen igual de pobres mientras el Duce y sus ministros ostentan niveles de vida y riquezas poco acordes con sus proclamados votos de austeridad revolucionaria.

Es surrealista que aquellos que pregonan patria y muerte no quieran a ninguna de ellas, que la muerte esté visitando a los que han acompañado al Duce en sus pírricas hazañas y en la profanación de los restos de un prócer que dicen idolatrar pero de quien no respetan ni el pensamiento ni las virtudes, que todos los poderes estén bajo las ordenes de un gobierno forajido que dicta lo que debe ser la realidad de los venecianos, que usa a los delincuentes para mantener a raya a la sociedad civil mientras los militares hacen caso omiso de sus deberes constitucionales, habiéndose transformado en una guardia pretoriana. También lo es que el gobierno del Duce aplique la política de “no tenemos para comer, compraremos abanicos”, invirtiendo enormes cantidades de dinero en la compra de armamento para enfrentar amenazas imaginarias y gas lacrimógeno para reprimir manifestaciones y huelgas cuya legalidad está garantizada por la Constitución.  

Paul Éluard tenía razón cuando decía que “el futuro ya no es lo que solía ser”. Mis futuros recuerdos van cambiando a medida que el Duce se hunde en su laberinto y sus pasos siguen las huellas de otros dictadores por el sendero del fracaso. El Duce también es mortal y frágil, por mucho que grite y vocifere. Ya no invoca la muerte; tal vez él también esté rememorando futuros recuerdos.

Compra Crónicas venecianas aquí: http://www.alexlib.com/cronicasvenecianas/index.htm

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: