Neo Club Press Miami FL

Gadafi, oculto en su extravagancia

Gadafi, oculto en su extravagancia

agosto 23
17:14 2011

 

En nombre de Gadafi, ¿cómo se escribe Gadafi? ¿Khadafi? ¿Kadafi? ¿Gadhafi? ¿Gaddafi? ¿El Gadafi? ¿Gadafi acaso?

¿Y el nombre? ¿Moamar? ¿Moammar? ¿Muammar? ¿Muamar?

No recuerdo haber sabido antes de un hombre con tantos nombres y apellidos. No me extraña que se esconda con tanta eficacia. Si hasta el nombre ha sabido ocultar durante 42 años. Circunstancia aún más sorprendente siendo como es un extravagante ególatra rehén de su narcisismo.

Si Gadafi está en su búnker, o en Cuba, o en Venezuela, o en Nicaragua, o en Sudáfrica, o en Libia aún, ello es materia de especulación. Ya no se lucha en el complejo militar Bab Al-Aziziya, en Trípoli, donde se suponía que el coronel se ocultaba. Según el general rebelde Umar al-Hariri, el complejo está conectado por una red de túneles subterráneos, algunos de los cuales pueden alcanzar hasta 30 kilómetros de extensión y desembocar en el mar. ¿Reaparecerá Gadafi con una sombrilla en la mano, paseándose por las playas de Sirte?

Cualquier cosa puede esperarse de este tirano innombrable, oculto en su extravagancia desde hace ya más de cuatro décadas.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Luis Jiménez Hernández

Los peces no bailan rumba

Luis Jiménez Hernández

Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus

0 comentario Leer más
  Rebeca Ulloa

El dulce del frasco

Rebeca Ulloa

¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del

0 comentario Leer más
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami