Neo Club Press Miami FL

La Cuba de antes y la de ahora

 Lo último
  • Tres: Kim, la prensa y la militarización de Cuba El hombre-cohete A pesar de que vivimos en la Sociedad del Disparate, allí donde aún funciona el estado de derecho –caso de Estados Unidos– sigue habiendo fricciones entre la puesta...
  • Degeneración del cubano, el mal mayor del castrismo El mayor daño hecho por los Castro a la nación cubana sin dudas es, sí, de carácter antropológico. No digo algo nuevo. Me descubrí coincidiendo con quienes comenzaron a decir...
  • Sobre el ente mamertiano   El lúcido amigo Ulises Fidalgo Prieto me ha pedido que defina filosóficamente al ente mamertiano. Bien, había escrito brevemente algo al respecto, disperso por ahí por las autopistas y...
  • Del nacionalismo y la pureza cultural en Cuba   La pureza cultural no existe. O al menos no existe en la mayoría de las regiones del mundo, y esa inexistencia ni siquiera forma parte de un fenómeno moderno,...
  • Cuando Cuba reía   Tras la caída del socialismo real en los países de Europa y el llamado desmoronamiento de la Unión Soviética, apareció el mágico y triste concepto con que bautizaron nuestra...

La Cuba de antes y la de ahora

La Cuba de antes y la de ahora
abril 27
22:13 2016

 

Los cubanos viejos seguimos indignándonos por la imagen de Cuba antes del comunismo que siguen difundiendo por igual comunistas y no comunistas que viajan a la Isla o viven allí desde hace pocos años.

Los turistas, aun los que salen con una impresión muy mala del régimen, no dejan de referirse nunca a la dificultad enorme que representa construir un país socialista y crear “un hombre nuevo” a partir de la gran basura que era Cuba hasta 1958, según le han dicho.

La propaganda del régimen ha acertado en el recurso de achacar a los males del pasado los problemas del presente. Soslayando el hecho de que décadas de dictadura absoluta, donde no hay  que contar con la opinión de nadie, tenían  que haber dado ya mejores frutos, insisten los castristas en repetirle al turismo y al periodismo extranjero, el viejo disco: “Sí, hay algunos problemas por vencer, pero los venceremos porque Fidel lo ha dicho, pero usted tiene que saber que hemos  tenido que levantar este nuevo edificio partiendo de cero, de una pseudo república donde no había más que prostitución para complacer al imperialismo yanqui, y robo. Aquí los  pobres no tenían hospitales, los niños no tenían  escuelas, en la tienda había zapatos, ropa y comida porque sobraban debido a que sólo unos pocos podían comprarlos. Ahora hay, sí, algún problema con la alimentación y con el  vestuario, pero se debe a que es tanto el consumo y tanta la igualdad, que la producción no  es suficiente”.

Lo que  están defendiendo con sus mentiras sobre el pasado no es sólo la imagen de Fidel como ideólogo, o de una república maravillosa, única en el mundo, sino también el prestigio de la  ideología. Del mismo modo que los bolcheviques ocultaron la realidad económica, científica, cultural, de la Rusia anterior a Lenin, los castristas no quieren admitir esta verdad elemental: si se tiene en cuenta el desarrollo de Cuba hasta 1959 y el desarrollo de todas las naciones hispanoamericanas en ese año,  comprobamos que Cuba es el país que se ha desarrollado menos en Hispanoamérica. Partiendo de lo que era, tendría que ser hoy cien veces superior al más adelantado de los países del área.

“Agua pasada no mueve molino”. Todo aquello fue destruido, y lo que han levantado en su lugar es mostrado como un triunfo. Es inevitable que quienes no  conocieron la realidad anterior acepten como buena, tolerable y prometedora la actual.  No debemos enfurecernos con esta credulidad. Repiten lo que les han dicho. No ya los turistas, corresponsales de periódicos, etcétera, sino los propios cubanos jóvenes, esos que no han conocido otro ambiente que el de la propaganda machacona, persistente, enloquecedora, del comunismo. Es técnica dictada por Lenin: una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad a lo largo del tiempo.

Ante estos cubanos formados en el molde leninista-estalinista de la propaganda y de la educación, tenemos que llenarnos de comprensión. Hablan ya otro lenguaje. Creen cosas que a nosotros nos hacen reír o rabiar, pero no puede pedírseles que de golpe renuncien a la gran mentira en que fueron amamantados, porque eso se sale de la condición humana. Necesitamos paciencia, comprensión, serenidad para entenderlos y para que ellos nos entiendan.

De los turistas, de los periodistas, de los snobs europeos y norteamericanos, no debemos hacer caso, ni dar importancia a su frivolidad y a su ignorancia. Allá ellos. Pero ante los nuestros –porque ellos son nuestros como nosotros somos de ellos– es necesario que tengamos en cuenta el paso del tiempo, la aparición de generaciones nuevas y, sobre todo, la trágica ruptura en la continuidad de la convivencia.

Una versión más amplia de este artículo apareció en 1989. Cortesía El Blog de Montaner

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Gastón Baquero

Gastón Baquero

Gastón Baquero (Banes 1914 – Madrid 1997). Poeta y periodista, considerado un clásico de la literatura cubana con poemarios como "Memorial de un testigo" y "Saúl sobre su espada", autor de las revistas Orígenes y Espuela de Plata, se exilió en España en la primavera de 1959, tras el ascenso al poder del castrismo.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Anónimo
    Anónimo abril 28, 09:00

    Seria bueno que refiera en su comentario su valoracion periodistica el nivel de desarrollo economico que pudiera haber alcanzado la cuba socialista de los castros, sin un bloqueo economico y financiero como el que hemos sufrido desde el mismo triunfo de la revolucion, soy un hombre nacido y criado en esta revolucion y no por ser lo unico que he conocido dejo de pensar que es positiva, tenemos nuestro problemas como tambien lo tienen todos los sistemas. Al leer tu comentario recuerdo las historias que me contaba mi madre acerca de su padre, campesino y pobre con 5 hijos que mantener trabajando de sol a sol para ganarse solo 10 centavos. Fueron esos hombres que cansados de tanta explotacion, sufrimiento y dolor, hicieron esta revolucion. Cuanto no quisieran ellos y sus descendientes que este pais estuviera mejor, pero con este cerco economico que nos han impuesto resulta imposible alcanzar un desarrollo mayor.
    Hoy nuestros dirigentes historicos estan viejos pero sus ideas perduraran en nuestra conciencia.
    El bloqueo economico impuesto sabemos que persigue el objetivo, impedir nuestro desarrollo, elevar la carencias, crear el caos, siendo logico de esperar la aparicion oportunistas como usted que tratan de desviar la atencion hacia el problema sin tener en cuenta causa que lo genera

  2. jiquí
    jiquí abril 28, 09:22

    Estimado periodista, este artículo es una chapusería, Ud parece que no conoció a Cuba antes y ahora; además, la frase de la mentira convertida en verdad no es de Lenin, es de Joseph Goebbels, ministro de propaganda de la Alemania Nacionalsocialista, figura clave del régimen y amigo íntimo de Hitler. Yo no sé si Fidel Castro dirá verdad o mentira y si los demás países latinoamericanos están más desarrollados que Cuba pero si puedo citarle algunos ejemplos sobre su país de Ud., Cuba: provengo de una localidad donde antes del 59 se consumía un quintal de arroz en tres meses, en la actualidad 5 toneladas (48 quintales) no alcanzan para un mes; el viejo mío se puso zapatos a los 12 años cuando pudo hacer una vega de tabaco con sus propias manos de niño (Ud. sabe algo de cultivo de tabaco, es una actividad que para un hombre es dura, imgaine para un niño); en mi municipio solo había una clínica particular con un médico, actualmente contamos con cientos de médicos y estomatólogos, un hospital, un policlínico, dos clínicas estomatológicas, decenas de consultorios médicos, una sala de rehabilitación, un círculo infantil, dos casas para la atención de los ancianos, etc.; todavía no he visto a médicos de otros países brindando atención médica en los campos cubanos pero si a médicos cubanos en más de 120 países del mundo, ningun otro país del mundo ha tenido 50 años de embargo como el suyo. Porque déjeme decirle este país, con Fidel o sin Fidel, es su país de Ud. y si quería ayudar a los cubanos debió hacerlo desde adentro porque hablar desde afura cualquiera lo hace pero sacrificarse por un bien mayor al personal, eso lo hacen los verdaderos hombres. Dejemos atrás lo que nos divide y luchemnos por lo que nos pueda unir. Gracias.

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Trasladar la embajada americana a Jerusalén contribuye a la paz – por Carlos A. Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Juan Carlos Recio

Sonámbulo

Juan Carlos Recio

                  Si fuera el enemigo al que le quebré su corazón cuando lo resucitaba de su propia violencia. Si pudiera mirar en

Leer más
  Manuel Vázquez Portal

Celda número cero (XIX)

Manuel Vázquez Portal

                  Yo asesiné en París a una muchacha, le recité a Verlaine, la llevé a Montparnase, ella creyó que estaba ingrávida en

Leer más
  Armando Añel

El poeta está de guardia

Armando Añel

La irreverencia de la perspectiva y el lenguaje, narrativa lúdica donde la forma cabalga el contenido y ambos desembocan vertiginosamente en la anécdota, caracteriza a El guardián en la batalla,

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami