Neo Club Press Miami FL

Génesis (III): Idamanda en La Trinidad

Génesis (III): Idamanda en La Trinidad

septiembre 23
13:34 2011

1-genesis_33:1 Con la luz de la tercera noche, sobre el mar de Playa Hedónica, Idamanda invocó a Beatriz de Eugenia.

3:2 Y los amantes vivieron la Refundación en el tiempo virgen, con la marquesa ardiendo en la Casa del Cerdo.

3.3 E Idamanda miró a las elegidas, a los amantes camuflados en la aparición, carne de su carne al borde mismo de la línea del horizonte. Y dijo:

3.4 Puesto que la entrega es información, la información puede convertirse en himeneo.

3.5 Y dijo:

3.6 Los cuerpos entregados volarán más lejos, y se reconocerán en el principio, en el Señor de las Risas, pues el amor es flujo de información.

3.7 Y flotó Idamanda sobre las aguas, leve como un pájaro planeando en las alturas. Y dijo:

3.8 Haber llegado a la cima significa tener que volar.

3.9 Y fue dos en la marquesa, y tres en El Cerdo incorregible.

3.10 Y contempló el niño las réplicas de la madre en tres cuerpos sucesivos, balanceándose en el cielo.

3.11 Y contempló el Espíritu la paz del niño en la risa de la madre, en las tres fugas de la tercera noche, juntándose lentamente en el amanecer.

3.12 Y fue La Trinidad la Madre, el Niño y el Espíritu Inocente.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Baja estatura

Jorge Olivera Castillo

                  Caer de bruces es un desastre. De espaldas una vergüenza que duele tanto como el golpe. Todo eso se sabe porque

0 comentario Leer más
  Ángel Cuadra

Autoanálisis

Ángel Cuadra

                  Al final va llegándome el sosiego de resignarme a lo que solo he sido; aceptar que morí en lo no vivido

0 comentario Leer más
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami