Neo Club Press Miami FL

Henrique Capriles o el rumbo equivocado

Henrique Capriles o el rumbo equivocado

junio 24
03:57 2013

Henrique-Capriles moviDespués del fraude electoral en Venezuela, el líder opositor Henrique Capriles tomó el rumbo equivocado. Y cuando se decide transitar por el camino incorrecto, llegar a la meta resulta bien difícil, en ocasiones imposible.

Más de la mitad del pueblo venezolano seguía a Capriles y estaba indignado por el irrespeto a la voluntad soberana demostrados por Nicolás Maduro y su circo oficialista. Era el momento de tomar las riendas, apretarse el cinto y actuar con determinación, acorde a las circunstancias. Sobran los ejemplos de qué es lo que funciona cuando en representación de los anhelos de libertad y democracia de la mayoría de la población, te asiste la razón, la legalidad y cuentas con el respaldo de amplios sectores decididos a cerrar filas detrás de tus acciones reivindicadoras.

Ahí está la Plaza Tahrir, en el Cairo, que fue decisiva para derrocar a Hosni Mubarak. La toma de plazas en Bengasi, que hizo saltar del poder a Muamar el Gadafi. Las actuales movilizaciones en la Plaza Taksim, en Estambul, plantando cara al autoritarismo de Tayyip Erdogan. En la antigua Checoslovaquia, la Plaza de Wenceslao fue escenario fundamental para la caída del régimen comunista. En Filipinas, cuando el dictador Ferdinand Marcos le robó las elecciones a la líder opositora Corazón Aquino, ésta encabezó la pelea por la presidencia junto a sus simpatizantes y no paró hasta que le fue entregado el poder. El legítimo derecho de las mayorías a ser libres y determinar quién las gobierna no se defiende impugnando las instituciones dictatoriales: ese es el juego del laberinto que nunca termina. Tampoco se llega a ningún lado pretendiendo que gobiernos o instituciones del exterior traerán solución a los problemas internos. Menos en Latinoamérica, donde existe tanto maridaje o complicidad con las dictaduras.

En el caso específico de Capriles, ahora se le echa encima una situación contradictoria. Se acercan las elecciones municipales y está atrapado en su acción errática. Tiene dos opciones: estimula al pueblo a participar de los nuevos comicios, lo que contradice su impugnación de fraude, y acepta, otra vez, el juego de la falsa legalidad democrática, o puja porque el pueblo venezolano no participe más de esos procesos fraudulentos y da vía abierta al chavismo para que siga ocupando terreno mediante el amañado proceso electoral.

Se ha llegado a este punto por no tomar de inicio el camino que correspondía a la situación venezolana: lanzar masivamente al pueblo a las calles a exigir respeto a su voluntad soberana. Esta es una lección de la Historia.

https://www.facebook.com/darsiferrer

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más