Neo Club Press Miami FL

Himno nacional

 Lo último
  • Oración a la rosa                   No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales...
  • Palabras escritas en la arena por un inocente                   Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No...
  • Desintegración de la fe para Ángel Santiesteban, en El Vedado                 Es cruel se sabe salir del cerco con todas las estaciones intactas Salir semejando al asesinato...
  • Café con leche                   Es posible que no sepas todavía que los que se quedaron viajan en los mismos trenes tras los mismos barrotes en...
  • Soneto del robot                   Robot que en largas tardes he crecido a la sombra del árbol de la urgencia, que vuelve todo fuga e inconsciencia...

Himno nacional

Himno nacional
noviembre 17
23:37 2015

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De qué te sirve ocultarlo
si quienes murmuran te alcanzan
Olvida tus errores morales
tu mala ortografía
ofrece lo que tienes
y deja a los que caminan erectos
como si ellos pasaran por el hueco de la aguja
bolerito respingado
ama y di algo aunque me enoje
pero si por todo te persignas
y comes el helado sin chorrearte
ve al doctor cura tus hemorragias
aplica ungüentos
y antes que desbarates el techo del moropo
vuelve a tu fuego de rayo
desvirga y coge, hijo mío:
gime y provoca,
no vives para dinosaurio;
vuélvete yanqui rabioso
indigna a los dictadores
muerde la comisura hasta que sangres
defeca esas consignas que lavaron
en aquellas cátedras sin brillo ni lentejuelas
Tampoco tengas miedo por los tacones altos
empina y sopla, inflama el globo
y no jodas más con las perfecciones imposibles
me gustas encuero
después no pienso
si harás posible que te inmortalicen.

Sobre el autor

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio (Santa Clara, 1968). Poeta y narrador. Su libro “El buscaluz colgado” fue Premio de la Ciudad de Santa Clara en 1990. Obtuvo también una primera mención en el Premio Julián del Casal de la UNEAC, en 1991, con su poemario inédito “Hay un hombre en la cruz”. Ha publicado, entre otros, los poemarios “Sentado en el aire” y “La pasión del ignorante”. Desde el año 2000 reside en la ciudad de Nueva York, donde edita el blog Sentado en el Aire.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami