Neo Club Press Miami FL

Humala, Cuba y la transformación de Miami

Humala, Cuba y la transformación de Miami

junio 06
06:02 2011

1-ollanta-humala_pasadoA partir de este domingo, Perú ya no saldrá de las garras de este castrochavista enmascarado de lulista brasileño: Ollanta Humala. Perú, lentamente, para no asustar ni a los peruanos, ni a los iberoamericanos, ni a la opinión pública internacional, entrará en la dictadura a la salsa cubazuela. Serán decenios y decenios de humalismo. La destrucción del Perú es inevitable.

Para los “especialistas” que escribían hace un año que el socialismo del siglo XXI estaba moribundo y pronto desaparecería: se trata de otro análisis más inepto y ridículo. El castrochavismo avanza inexorablemente en Iberoamérica, y son cada vez más los países que caen en su imperio. Iberoamérica se hunde todavía más en su pasado de ideologías criminales y ruinosas. Lula, Castro, Chávez, constituyen el eje del nuevo imperio castrista. Porque quien tira de los hilos de toda esta maquinaria es el “revolucionario” en jefe cubano.

Por esta razón, todos los que pensaban que el régimen castrista estaba derrumbándose cometieron un serio error. No solamente no se derrumba, sino que aumentan sus cómplices, sus aliados y sus posibilidades de sobrevivir por los próximos veinte años. Los herederos del castrismo, el post-castrismo, ya tienen su futuro asegurado con todos estos aliados a su alrededor, con un continente totalmente volcado a sus pies.

Cuba ya no tiene absolutamente ninguna esperanza de recuperar su libertad ni a corto ni a mediano plazo. La única solución consistiría en un levantamiento del pueblo cubano, ya que no se puede ni esperar por el derrumbe del régimen a la muerte de los Castro. Pero este levantamiento es temido por todos los cubanos, especialmente por sus intelectuales, que se han dedicado únicamente, en este último decenio, a verborrear y escribir. Cuando lo que se necesita es hacer, y hacer todo lo posible para que el pueblo cubano se levante contra la opresión y la tiranía.

La estrategia del régimen castrista es ahora fácil de continuar: fabricar una nueva dictadura que se aleje y haga olvidar al castrismo sangriento de medio siglo, en base a un modelo falsificado que se acerque lo más posible al estilo chino o vietnamita, con matices humalistas, chavistas y lulistas. Una tarea que simplifica esta elección en Perú.

Los castristas ya han comenzado la propaganda, asegurando a todo el que quiere oírlos que Cuba está emprendiendo su marcha hacia el progreso y la renovación, hacia un socialismo del siglo XXI que ya consideran maravilloso. Los “cambios” y las “transiciones” de Raúl Castro serán puestos en las nubes para enmascarar la misma dictadura. Los castristas están mudando como las serpientes. Los Humala y los Lula, Chávez y demás castrochavistas, los ayudarán a mantener la dictadura sobre sus patas y esconder la realidad.

A partir de esta muda de la piel, los castristas podrán penetrar más fácilmente medios y territorios antes vetados, prohibidos, como, por ejemplo, Miami. Les será fácil entrar en la capital del exilio con esta nueva piel de socialistas moderados, como Humala, comenzando por el mundo de la cultura y de la música. Miami dentro de diez años habrá sido transformada por los post-castristas en una débil y floja oposición a la nueva dictadura. Ya se ven claramente estos puestos avanzados del castrismo en la capital del exilio cubano, y aparecen, cada día más evidentemente, supuestos exiliados que sólo son cómplices o neutrales.

Poco a poco se abandonará la lucha de resistencia, la única auténtica, la de los prisioneros políticos, Damas de Blanco, Raúl Rivero y todos esos extraordinarios luchadores, para dejar en su lugar a individuos dispuestos a colaborar con el régimen, como lo hace la Iglesia Católica. Se pasará de una lucha de resistencia a una abdicación colaboradora, con la esperanza de disminuir la represión y el terror y mejorar la vida y el bienestar del pueblo cubano. Pero sólo se mejorará en la superficie. En el fondo los cubanos seguirán a merced de un régimen dictatorial, esclavos y míseros.

La victoria de Humala no significa solamente que Perú ha caído en el castrochavismo. Significa sobre todo que la dictadura cubana, con todos estos cómplices a su alrededor, tiene su futuro asegurado por los próximos veinte años. Aquí la única esperanza es el levantamiento del pueblo cubano. Fuera de este levantamiento, todo está perdido: el castrismo habrá encontrado su agujero para salvarse.

La dictadura depende para sobrevivir del exterior. La libertad de Cuba depende del pueblo cubano. De hecho, y es éste el punto positivo y optimista, no importa que el mundo entero se vuelva castrochavista si el pueblo cubano decide levantarse contra la tiranía. Hay que ayudar al pueblo cubano a conquistar su libertad en la calle, y al aire libre.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami