Neo Club Press Miami FL

Humala, Fujimori y la irresponsabilidad de Vargas Llosa

Humala, Fujimori y la irresponsabilidad de Vargas Llosa

abril 20
15:09 2011

1-humala_en_rojoMario Vargas Llosa es un hombre inteligente, a estas alturas qué duda cabe. Pero la irresponsabilidad con que está actuando de cara a la segunda vuelta de las elecciones peruanas, previstas para el próximo 5 de junio, eriza la piel.

Su opinión cuenta y puede inclinar a un sector del electorado, aunque sea mínimo, a votar por quien de seguro, de anclarse a la presidencia, hundiría a Perú en el “mar de felicidad” en el que se bañan Cuba y Venezuela (y lo hundiría con un plomo atado al pie): Ollanta Humala.

Muchas cosas pueden decirse contra la candidatura de Keiko Fujmori, menos que estaría en condiciones de sentar las bases de un sistema totalitario en el Perú, auxiliada por el dinero y la policía política de los regímenes castrochavistas. Cosa que sí está en condiciones de hacer, y muy probablemente hará de ocupar el trono, Humala. Sorprende la inocencia del autor de Conversación en la Catedral, cuya derrota –el recuerdo de esa “humillante” derrota— de 1990 contra Alberto Fujimori, en unas presidenciales en las que durante mucho tiempo encabezó las encuestas, podría estar nublándole las entendederas. ¿No sabe cómo funciona y se extiende el socialismo del siglo XXI? ¿No sabe que es apabullante, implacable y criminal? ¿No sabe que cala en los huesos de la sociedad como un ácido y puede martirizar durante décadas a una nación entera, arrasándolo todo a su paso?  

Vargas Llosa, que vivió el fujimorismo, evidentemente no tiene ni la más remota idea de lo que es  vivir bajo el totalitarismo (de una dictadura de derechas se puede salir; de una de izquierdas, totalitaria, tan sólo huir), como se vive en Cuba o crecientemente en Venezuela, por mucho que haya criticado —aplausos— esos regímenes. Por eso dice cosas como esta:

“En estas situaciones hay que elegir. Ya no soy sartriano en muchas cosas pero, como [el filósofo Jean Paul] Sartre, siempre se debe elegir y siempre hay un mal mayor y un mal menor. El mal mayor es la legitimación a posteriori de una de las dictaduras más corruptas y sanguinarias que hemos tenido. Eso fue Fujimori”.

No, querido Premio Nobel. Keiko no es el mal mayor. Ni siquiera, ya puestos, el mismísimo Humala, quien es tan sólo un producto de la envidia y el resentimiento. El mal mayor es la tendencia que tenemos los humanos a vivir anclados al pasado, alimentándonos de nuestros propios rencores y despechos. Pobre Perú.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Presentación del libro “EL PRESIDENTE”, de Carlos Alberto Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami