Neo Club Press Miami FL

Informe al general Raúl Castro

Informe al general Raúl Castro

julio 06
19:26 2013

El Ministerio del Interior de Cuba y en especial su departamento de Seguridad del Estado se pasan los 365 días de todos los años tratando de descubrir cualquier brote o acción contra la revolución cubana y en ese empeño están tan ofuscados que no se percatan que la contrarrevolución son ellos mismos. Son fabricantes de amarguras, dolores, rabias, desalientos, desengaños y desamores. Solo un ejemplo de acción contrarrevolucionaria que irrita, disgusta y aísla a Cuba de sus nacionales es el maltrato, los abusos, la extorsión, el chantaje que practican quienes tienen el primer contacto con un cubano cuando llega a su país: la Aduana de Cuba.

 
No hay acción más contrarrevolucionaria que la que se lleva a cabo en esa primera puerta de Cuba con los cubanos visitantes en todos los aeropuertos del país. Solo con nacionales, a los extranjeros los tratan como reyes. Lo que debían ser caras de alegría, júbilo, satisfacción por ver a sus compatriotas visitando su país, su hogar y ayudando con divisas a los suyos, se transforma en una pesadilla que si no fuera por el amor a la familia –según testimonios– dan deseos de regresar y no volver. Solo se atraviesa y soporta ese infierno por el amor a la parentela. Los cubanos no solo son maltratados por funcionarios de las aduanas cubanas, sino amenazados con confiscaciones absurdas para después ser extorsionados.
 
Los países civilizados no solo tratan con decencia y cortesía a sus visitantes extranjeros, sino que lo hacen con mucho agrado con sus nacionales. Sin embargo, un cubano cada vez que llega a su aeropuerto nacional tiene que contar 100 veces del 1 al 10 para no perder el control y verse enredado en problemas mayores ante tanta humillación provocada por las autoridades aduanales.
 
No se trata solo de pillaje y vilezas para desvalijar y arrancar dinero al pasajero cubano. Otros inconcebibles abusos se han dado con cubanos que han recibido su permiso de entrada a la Isla en la embajada cubana o consulado del país en que radica y con todos los documentos en forma han viajado a Cuba y han sido virados en el mismo aeropuerto cubano y en el mismo avión. Lo que constituye un atropello y ultraje sin precedentes.
 
Son muchos. Solo le expongo un ejemplo: el caso de la compatriota Laura Álvarez Rojas, asentada en Sudáfrica, fue aterrador. Su hermano residente de la Isla y de visita a Sudáfrica, había fallecido allí en un accidente automovilístico. Ella decidió llevar sus restos a la tierra natal y compartir tan dolorosa pérdida con sus familiares en Cuba. Realizó todos los trámites que exigen Inmigración y Extranjería de Cuba para entrar a la Isla. Prorrogó su pasaporte, legalizó el certificado de defunción de su hermano y pagó todo los aranceles consulares, y salió para Cuba. Llega y se asombra cuando una funcionaria de inmigración le dice en la aduana que no estaba permitida su entrada al país y no sabía los motivos: “no puedes entrar y punto”, concluyó la oficial.
 
Ella, a pesar del maltrato, continuó en su empeño: “me arrodillé y les imploré que le dieran los restos de mi hermano a mi otra hermana que estaba afuera y a mí que me regresaran”. No lo consiguió. La montaron en el mismo avión de línea extranjera (vuelo KL 02724) en que había llegado. Al piloto le informaron que era una ilegal. El capitán de la nave se enfureció cuando la joven le mostró sus papeles en orden y el certificado de defunción de la embajada cubana en Sudáfrica.

La tripulación se esmeró en atenderla: “me hicieron sentirme como persona, ya que el tratamiento que recibí en mi país fue el de un animal. No me dejaron llorar mi dolor con mis seres queridos, no me dieron el derecho de abrazar a mi hermana que lloraba desesperada del otro lado y fui obligada a salir de Cuba con el corazón desarmado, la esperanza rota y la decepción más grande de mi vida”, concluye la notificación de esta cubana.

¡Ojo general Raúl Castro! Los máximos contrarrevolucionarios que denigran a Cuba y ponen por el piso la primera imagen del país son los aduaneros y sus jefes del Minint. Las propias autoridades cubanas y de manera especifica el Ministerio del Interior con su actuar son los mayores fabricantes de contrarios a la revolución. Me han expresado algunos que no le informe sobre estos abusos, porque usted los conoce y permite. Como no puedo creer esa aseveración, se lo hago saber con fe en que usted erradique estos atentados contra la dignidad humana.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más