Neo Club Press Miami FL

Instituto Edison, la escuela y el libro

Instituto Edison, la escuela y el libro

Instituto Edison, la escuela y el libro
febrero 25
20:45 2014

Chovinismo aparte el sistema educativo en Cuba era, y en algunos aspectos lo sigue siendo, de calidad, porque el objetivo fundamental de la enseñanza es el aprendizaje, el formar individuos para un aspecto determinado de la vida y ofrecerles una formación integral (en esto la educación actual en la isla fracasa estruendosamente).

Antes del advenimiento de la tiranía castrista, en Cuba la capacitación corría mano a mano entre las instituciones privadas y las públicas. Una de los planteles de peso en la enseñanza lo fue el Instituto Edison, en La Habana. La historia de sus fundadores, del carácter académico de la institución y su legado, se recoge en Instituto Edison: Escuela de vida. Visión, obra y legado de la Dra. Ana María Rodríguez de Gutiérrez (Orbe te Urbe Ediciones), un profusamente documentado e ilustrado libro escrito por Armando Añel, con prólogo de Carlos Alberto Montaner.

Aunque el volumen cuenta la historia de una institución académica en específico, y es un homenaje a su directora y fundadora, su lectura bien puede servir de indicativo del marco en que se movía el sistema privado de educación en la Cuba anterior al 1959, año en que comenzó la persecución a los educadores, confiscación de las escuelas y adoctrinamiento político de las clases. Este libro es una puerta ancha por la que se filtra la generalidad de ese panorama estudiantil y docente en Cuba.

El libro está dividido einstituto edisonn nueve partes, que cubren desde la fundación de la escuela en épocas del general Gerardo Machado (momento de crisis y tensión social) hasta su incautación por el en aquel entonces incipiente y agresivo castrismo, continuando con su labor en el exilio, a donde fue a parar gran parte de su personal docente y de sus alumnos. Tal vez la historia inicial, la que da fe de la labor de la Dra. Ana María Rodríguez, es la más notable, pues recoge la vida y dedicación de su fundadora para hacer de su centro uno de los más conocidos y admirados de La Habana.

En el prólogo Montaner resume la esencia de este libro al expresar:

“Leerlo es muy provechoso para cualquier persona interesada en la historia de la educación en la Cuba republicana, pero también para el que desee conocer el impetuoso desarrollo empresarial de un país en el que la sociedad civil, a base de tesón y sometiéndose a una dura ética de trabajo, conseguía remontar las dificultades y salir adelante”.

Leer este libro es también evocador para mí como autor de este texto. Yo estudié en esa escuela en los años mil novecientos setenta. Sabía parte su historia, pero desconocía sus detalles íntimos. Ahora, al leer Escuela de vida, me parece sentir que por los maltrechos pasillos de la escuela, en las desvencijadas aulas, en las derruidas paredes del Edison, aún camina orgullosa la Dra. Ana María Rodríguez de Gutiérrez, conociendo que a pesar de todas las catástrofes su legado sigue vigente y que por allí siguen pasando generaciones de cubanos aprendiendo a leer, a escribir y haciéndose hombres.

Sobre el autor

Luis de la Paz

Luis de la Paz

Luis de la Paz (La Habana, 1956). Escritor y periodista cubano, ha publicado los libros "Un verano incesante", "El otro lado", "Tiempo vencido" y "Reinaldo Arenas, aunque anochezca", entre otros. Entre 2001 y 2008 editó la revista virtual de literatura cubana El Ateje. Es Premio Museo Cubano de Ensayo por "Dulce María Loynaz, tránsito de una gran dama cubana", y Premio Lydia Cabrera de Periodismo en 2011.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Armando Añel
    Armando Añel febrero 28, 16:38

    Gracias mil a Luis por esta generosa nota que rescatamos hace poco… un abrazo

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami