Neo Club Press Miami FL

Internet y el fin de la educación carcelaria

Internet y el fin de la educación carcelaria

Internet y el fin de la educación carcelaria
mayo 27
16:10 2014

Más allá de casos aislados, parece innegable la tendencia del “intelectual” tradicional a vivir en el miedo y la dependencia. Esto es más regla que excepción. Lo novedoso consiste en que Internet y las nuevas tecnologías abren un espacio de denuncia y flujo de información a la que estos “intelectuales” no están acostumbrados. Acostumbrados a generar ellos mismos la información –con lo cual históricamente la han amoldado a sus íntimos intereses, desde la escuela primaria hasta los medios de prensa, las universidades, etc.–, al invertirse los términos, o al equipararse, se les mueve el piso. Se acabaron los filtros y cada vez resulta más difícil inventarse un camuflaje adecuado. Reina la transparencia, que no perdona a los egos formados en las viejas estructuras culturales.

Así, Internet deja atrás en importancia incluso a un invento como la imprenta. Siempre, a lo largo de la historia, había habido filtros. Un gobierno, un ministerio, una editorial, un periódico –lo que fuera–, esgrimían sus filtros (públicos o privados) como muro de contención contra lo iconoclasta, lo libertario e, incluso, lo moderno. Mas por primera vez un invento elimina los filtros, o los relativiza tan drásticamente que los pocos que sobreviven no alcanzan a evitar, o no evitan a tiempo, el fluir de la información alternativa. Y esta circunstancia ha puesto al “intelectual” tradicional, dependiente de las instituciones, el clientelismo y la corrupción, patas arriba.

No olvidemos que los políticos de hoy son un resultado de los “intelectuales” de ayer, esos que ahora sobrepasan los cuarenta y no se acostumbran a la nueva realidad libertaria, posnacional e inclusiva que recrea constantemente la Red de Redes. Una realidad en la que forman parte del baile, pero no son más los coreógrafos.

Una de las grandes consecuencias de la revolución de Internet, y en general de las tecnologías punta, va a ser una generación de hombres y mujeres familiarizados con la gestión individual, independiente. Gente habituada a manejarse con soltura desde el mundo virtual. Quienes crecen abriendo blogs o cuentas en Facebook o en Twitter, manejando aplicaciones o comprando y vendiendo sin intermediarios ―organizando, construyendo y promoviendo sus propios espacios―,  crecen familiarizados con el poder de la gestión individual y la independencia empresarial.

Ya va a la escuela una generación en la que primará la iniciativa, enemiga del colectivismo y las cárceles. Va a ser esta generación la que abolirá el esquema carcelario de la escuela tradicional.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Callejas
    Callejas mayo 27, 15:59

    Puntual esta reflexión cuando por ahí algunos académicos piden a gritos discutir y debatir sobre el presente a través de la tradición. Dan risas; pues lo que estan tratando de hacer por todo los medios es aguantar el avance de una ruptura con el pasado. Y después por ahí se oyen voces de que sus trabajos académicos son brillantes.

  2. Armando Añel
    Armando Añel mayo 27, 16:47

    Ven que los va a arrollar la rueda y se vuelven césped, querido amigo. Gracias!

Escriba un comentario

Presentación del libro “EL PRESIDENTE”, de Carlos Alberto Montaner

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami