Neo Club Press Miami FL

Internet y la liberación de la cultura

Internet y la liberación de la cultura

Internet y la liberación de la cultura
septiembre 26
18:18 2014

Literariamente hablando, venimos de un tiempo en que las instituciones legitimaban la independencia creativa. Y vamos hacia un tiempo en que la independencia creativa legitimará las instituciones. Por supuesto, a la zaga del mundo anglosajón, que ya ha entrado de lleno en este nuevo tiempo. De ahora en adelante, solo quienes trasciendan los formatos tradicionales de publicación, publicidad y reconocimiento podrán ocupar un sitio en el canon de la nueva literatura universal.

Es el fin de la tutela burocrática, de la academia, las editoriales y los medios de prensa tradicionales, sobre el artista y el escritor. Al irse a pique los filtros en la alta mar de Internet, el capitalismo le tira una trompetilla en la cara a la clase intelectual que tradicionalmente lo había denostado, y paradójicamente ofreciéndole alternativas viables de publicidad, reconocimiento e incluso auto-reconocimiento. Internet, fruto capitalista por excelencia, echa abajo los filtros con que el tradicionalismo había contenido hasta ahora –retrasando la liberación del conocimiento– el empuje de lo libertario, lo novedoso y lo iconoclasta.

Parafraseando a Nietzsche, las instituciones han muerto –o, en el caso latino, comienzan a morir–, el creador es libre.

Seguir dependiendo de las instituciones tradicionales para alcanzar reconocimiento en vida es un error que, en este tercer milenio de las redes sociales y la revolución tecnológica, el creador puede pagar muy caro. En Miami, un grupo no precisamente reducido de amigos y colegas hemos demostrado durante el último lustro que no hay que caerle atrás a ningún burócrata ni culturoso neocastrista para alcanzar exposición mediática, y durante este invierno lo demostraremos exponencialmente. Parafraseando de nuevo, lo mejor que tiene esto es lo bueno que se está poniendo.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Callejas
    Callejas septiembre 26, 21:09

    Y se va a poner buenísimo…y que se cuiden la partía de neocastristas asolapados que llegan a este país para vivir del trafico de influencia y la doble moral…

  2. Julio Fowler
    Julio Fowler septiembre 27, 13:10

    “Las instituciones han muerto”…la mentalidad tras las instituciones NO; simplemente se desplazan a un nuevo ámbito de operaciones (la red), a un nuevo espacio en el que una nueva herramienta se sigue alimentando de una conciencia obsoleta, de mentes anticuadas. La cara que cambia del capitalismo no es más que el producto de ese maquillaje que le proporciona la industria tecnocrática y sus “jugueticos” que, nos hace creer que “las cosas cambian”. Gutemberg y la imprenta expandieron los límites de una cultura de control y dominación. Internet es otra ilusión de libertad (otro juguete) con el cual distraernos y hacernos creer que “somos libres”. (Recordar la libertad como simulación). Este debate trasciende el castrismo (aunque lo involucra). El castrismo no es más que una sucursal de los modos en que opera eso que llamamos capitalismo. NO son contrarios sino complementos.

  3. Armando Añel
    Armando Añel septiembre 27, 15:10

    Para nada de acuerdo Julio! Y fíjate que hablo de las instituciones tradicionales. Con la imprenta no dejó de haber filtros. Con Internet lo filtros desaparecen casi por completo. Es el primer paso en la generalización de una educación alternativa que haga posible la fortaleza del ser. Porque el problema no es el dinero, ni las armas, ni el capitalismo, etc., etc. El problema es la debilidad del ser, anterior a todos los demás problemas y fuente de todos ellos.
    ——————————————-
    En cuanto al castrismo, de capitalismo tiene muy poco. Es más bien una mezcla de feudalismo con comunidad primitiva.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más