Neo Club Press Miami FL

Internet y represión en la Cuba del castrismo tardío

Internet y represión en la Cuba del castrismo tardío

octubre 14
13:55 2011

1-abc_cambioLos regímenes totalitarios del último siglo han cimentado su dominio de las grandes masas sobre dos bases fundamentales: la estructuración de instituciones y cuerpos represivos que cumplen minuciosamente su papel, y el control total sobre los medios de difusión, cuya primera y probablemente única finalidad sea la de moldear el pensamiento y aguijonear el referente romántico del animal ideológico, gregario, que potencialmente somos.

Cuando el Estado cede en su control sobre el aparato informativo –véase si no el proceso impulsado por Mijail Gorbachov en la antigua Unión Soviética, más conocido por Perestroika– la sociedad comienza a salir de su modorra. Cuando el Gran Hermano se abstiene total o parcialmente de reprimir –recuérdese también la reciente revolución de terciopelo en algunos países centroeuropeos–, el ciudadano adquiere protagonismo.  De ahí la doble estrategia del régimen de Raúl Castro, que bajo ningún concepto puede darse el lujo de tolerar. Ni la libre información ni a la oposición en las calles. Es cuestión de vida o muerte para el totalitarismo nacionalsocialista de los cuatreros de Birán.

¿Dónde está el famoso cable de fibra óptica que dotaría este verano a la Internet cubana de una velocidad de transferencia de datos de 640 gigabytes, miles de veces superior a la actualmente disponible, y con el que nos estuvieron durmiendo durante todo 2010 y parte de 2011? ¿Acaso el canal de datos no iba a comenzar a operar en junio pasado, según las declaraciones del presidente de la empresa Telecomunicaciones Gran Caribe? ¿Por qué reprimir a unas pocas mujeres indefensas, con gladiolos en las manos, cuando la mala imagen resultante daña significativamente el referente romántico que mencionaba arriba?

Porque los regímenes totalitarios del último siglo, a pesar de su manifiesta incapacidad en materia económica, han preservado el poder enarbolando ideologías que no admiten fisuras. A la imagen del sujeto libre, independiente, han contrapuesto la del paraíso utópico preconizado por Marx –condimentado, ya se sabe, con la envidiosa pimienta del nacionalismo “antiimperialista”–, en la que el hombre, para no ser esclavo de sí mismo, debe ser esclavo del Estado. Y para que lo sea efectivamente debe tener mucho miedo y mantenerse minuciosamente desinformado.

No obstante, ni siquiera así, en este siglo de globalización informática y explosivas crisis en cadena, es posible aplazar indefinidamente el cambio. Ni siquiera contando con la clamorosa desidia de una población amaestrada. Ahí está Libia, la del Gadafi atroz, para corroborarlo.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más