Neo Club Press Miami FL

Internet y represión en la Cuba del castrismo tardío

Internet y represión en la Cuba del castrismo tardío

octubre 14
13:55 2011

1-abc_cambioLos regímenes totalitarios del último siglo han cimentado su dominio de las grandes masas sobre dos bases fundamentales: la estructuración de instituciones y cuerpos represivos que cumplen minuciosamente su papel, y el control total sobre los medios de difusión, cuya primera y probablemente única finalidad sea la de moldear el pensamiento y aguijonear el referente romántico del animal ideológico, gregario, que potencialmente somos.

Cuando el Estado cede en su control sobre el aparato informativo –véase si no el proceso impulsado por Mijail Gorbachov en la antigua Unión Soviética, más conocido por Perestroika– la sociedad comienza a salir de su modorra. Cuando el Gran Hermano se abstiene total o parcialmente de reprimir –recuérdese también la reciente revolución de terciopelo en algunos países centroeuropeos–, el ciudadano adquiere protagonismo.  De ahí la doble estrategia del régimen de Raúl Castro, que bajo ningún concepto puede darse el lujo de tolerar. Ni la libre información ni a la oposición en las calles. Es cuestión de vida o muerte para el totalitarismo nacionalsocialista de los cuatreros de Birán.

¿Dónde está el famoso cable de fibra óptica que dotaría este verano a la Internet cubana de una velocidad de transferencia de datos de 640 gigabytes, miles de veces superior a la actualmente disponible, y con el que nos estuvieron durmiendo durante todo 2010 y parte de 2011? ¿Acaso el canal de datos no iba a comenzar a operar en junio pasado, según las declaraciones del presidente de la empresa Telecomunicaciones Gran Caribe? ¿Por qué reprimir a unas pocas mujeres indefensas, con gladiolos en las manos, cuando la mala imagen resultante daña significativamente el referente romántico que mencionaba arriba?

Porque los regímenes totalitarios del último siglo, a pesar de su manifiesta incapacidad en materia económica, han preservado el poder enarbolando ideologías que no admiten fisuras. A la imagen del sujeto libre, independiente, han contrapuesto la del paraíso utópico preconizado por Marx –condimentado, ya se sabe, con la envidiosa pimienta del nacionalismo “antiimperialista”–, en la que el hombre, para no ser esclavo de sí mismo, debe ser esclavo del Estado. Y para que lo sea efectivamente debe tener mucho miedo y mantenerse minuciosamente desinformado.

No obstante, ni siquiera así, en este siglo de globalización informática y explosivas crisis en cadena, es posible aplazar indefinidamente el cambio. Ni siquiera contando con la clamorosa desidia de una población amaestrada. Ahí está Libia, la del Gadafi atroz, para corroborarlo.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Francisco Alemán de las Casas

La huérfana

Francisco Alemán de las Casas

                Cuando niña fui un poco más huérfana que ahora tuve que recuerde nueve padres sucesivos en dos años También una madre de

0 comentario Leer más
  Manuel Gayol Mecías

Cuatro fases del sueño

Manuel Gayol Mecías

  En el sueño, por mi propia experiencia de soñador, hay una transfiguración narrativa y otra poética. Y en la primera, que va desde la duermevela y la región Alfa

0 comentario Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Alucinaciones

Jorge Olivera Castillo

                Un ilustre representante del proletariado me pregunta si lo que se mece en sus pupilas es un puente de plata Le advierto

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami