Neo Club Press Miami FL

Israel contra Hamás, la guerra continúa

Israel contra Hamás, la guerra continúa

Israel contra Hamás, la guerra continúa
agosto 21
08:44 2014

La situación es la siguiente: nadie sabe nada. Alguien miente pero no se sabe quién y, de mientras, la guerra (que no ha dejado de llamarse “operativo”) continúa.

Explicar los comienzos del conflicto requiere de demasiado tiempo y páginas, así que me atendré a lo que ocurre ahora, en este último mes. Y lo que ocurre es que nadie tiene una estrategia definida o, al menos, no nos lo han hecho saber. Israel se ha dejado llevar por los caprichos de Hamás y Hamás (que ayer confesó por primera vez ser el autor del secuestro y asesinato de los tres jóvenes israelíes que dieron comienzo a esta batalla) se ha dejado llevar por un impulso desesperado en el que, dada como está su situación política y económica, no tenía nada que perder. El cambio de gobierno en Egipto acabó por ponerlo contra la pared. Se encuentra más aislado que nunca de los países árabes que ya no lo respaldan, los gazatíes se están cansando de la miseria en la que se han visto sumergidos durante los últimos nueve años (y no todos culpan solo a Israel), y los miles de activistas del Hamás hacía más de dos meses que no cobraban sueldo.

Anteayer por la tarde, cuando explotaron las negociaciones en el Cairo, tuve sentimientos encontrados. Por un lado me desesperó comprender que otra vez tendría que prohibirles a mis hijos salir de casa o tener que llevarlos y traerlos a donde quiera que vayan, cancelar la visita a una amiga a la que hace dos años que no veo y saber que recomenzaría la obsesión de leer las noticias cada media hora. Pero todo eso son nimiedades al lado de lo que viven los israelíes del sur o los gazatíes. Por otro, me dije que era, a largo plazo, lo mejor. Israel debe negociar con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, no con un grupo terrorista. No por orgullo sino porque no son acuerdos en los que se pueda confiar, son inaplicables.

Israel ha descubierto en este tiempo que varios países de la Liga Árabe, de los veintidós que la conforman, están dispuestos a apoyar las negociaciones diplomáticas para alcanzar la paz y que no apoyan, en cambio, la actitud provocativa de Hamás. No es porque se hayan enamorado del “enemigo sionista” sino porque ahora tienen un enemigo más feroz: los grupos islamistas radicales que van avanzando en la zona y que amenazan con derrocar a los que hoy en día están en el poder. En el mundo de la política, un enemigo en común es un buen motivo para hacerse de nuevos amigos.

La semana pasada la inteligencia israelí destruyó (odio esta palabra pero utilizar otra sería hipócrita) una célula del Hamás que había planeado realizar atentados en la zona de Cisjordania para bajar a Abbas. Esto refuerza los lazos entre Abbas e Israel que corrobora, una vez más, que Hamás y el Fatah no van por el mismo camino ni tienen los mismos intereses. Todo esto parecería indicar que es posible un acuerdo de paz, ahora más que nunca, entre Israel y Palestina. Un acuerdo que permita a los palestinos tener un Estado, como se merecen, y a los israelíes a vivir en paz, como tanto deseamos. Pero eso requiere de más tiempo, de paciencia y buena voluntad, de nuevas rondas de negociaciones internacionales, de rectitud y palabra por parte de los implicados. Todo eso lleva tiempo.

De mientras, ambas poblaciones sufren y la guerra se va cobrando víctimas: unos habrán muerto para entonces y otros habrán enloquecido; surgirán nuevos odios que se propagarán en el futuro si no se atienden como es debido y devendrán años de dificultades económicas.  But I still have a dream. Como tantas generaciones antes que la mía, ruego por que mis hijos no tengan que ir a la guerra y por que, los suyos, la conozcan solo a través de los libros de historia.

Sobre el autor

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank (Montevideo, 1971). Ganó el concurso internacional de poesía “Versos de la Torre del Reloj” en España en 2011, y al año siguiente obtuvo primera mención en el X Certamen Literario Gonzalo Rojas Pizarro (Chile) con el relato "Presagios". “Allí donde el viento espera”, su primera novela publicada (Editorial Sinerrata), apareció en España en 2013. A los 25 años se trasladó desde Uruguay a Israel, donde reside actualmente con su marido y sus dos hijos y edita el blog Errante y errata (http://maialoschblank.wordpress.com/). Tiene estudios en Letras y Antropología y ha incursionado en las artes plásticas (maiablank@gmail.com).

Artículos relacionados

7 comentarios

  1. Armando Añel
    Armando Añel agosto 21, 10:59

    A los hebreos les ha sido negado el derecho a existir desde tiempos inmemoriales. Es muy revelador que con tantos aportes a la humanidad el judío sea un pueblo tan perseguido. Mientras más exitoso, más envidiado. Estamos con el derecho a existir de Israel. Gracias por este esclarecedor artículo.

  2. Maia Blank
    Maia Blank agosto 21, 11:16

    Una vez más, la agradecida soy yo.

  3. marroqui
    marroqui agosto 21, 14:54

    El pueblo de Israel es perseguido por todos sus vecinos árabes porque es el pueblo escogido por Dios

  4. Rufo
    Rufo agosto 21, 18:14

    Excelente articulo y reconfortante saber que tu mirada y tus palabras nos siguen identificando desde israel

  5. Tony
    Tony agosto 23, 09:48

    Nunca he estado de acuerdo con la guerra, venga de dónde venga, justificada o no. Espero haya acuerdos de paz pronto, aunque se vea difícil.

  6. 1 berto
    1 berto septiembre 02, 17:36

    Serio y responsable es lo que dices. Coherente y decidida te recuerdo y gracias por dejar constancia que más allá de lo objetivo y lo subjetivo sobrevuelan la esencia de lo humano. Distinguida y querida por mi,: no dejes de hacerlo.

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más