Neo Club Press Miami FL

Israel y el judío actual

Israel y el judío actual

octubre 06
15:04 2011

 

1-abc_judios-ortodoxosExisten múltiples interpretaciones del judaísmo, y de lo que significa ser judío. Su doctrina no era de redención del alma, como la cristiana, y no buscaba elevar al creyente al Paraíso. El judaísmo no tiene por qué transformarse –como hoy se quiere–, en una suerte de fe salvadora, ni en una reglamentación de la vida diaria en busca de un reino mesiánico regido por el Torah. Esa es una mitología grandiosa inventada por los rabinos ortodoxos que exageran el cometido de Israel y su tribu en la Historia.

El Israel anterior a 1967, el de Tel-Aviv y de Haifa, nada significa para estos ortodoxos. Es en Samaria y Judea, en lo conquistado, donde radican los recintos sagrados evangélicos de Jerusalén, Nablus, Jericó, el Jordán o Hebrón, donde comenzó la historia hebrea y sirvió de necrópolis a los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob.

El Estado israelí no conforma una agrupación étnica unificada, sino un mosaico con tantas comunidades religiosas y culturas como sus puntos de procedencia: judío, no-judío; judío europeo, judío de Israel, asquenazí europeo, sefardí del Oriente Medio, inmigrante ruso, falasha etíope. El nacido en Israel ya presenta un perfil sociocultural menos eurocéntrico y más mesoriental que su congénere de la diáspora.

El judío actual no desciende de aquellos hebreos que Moisés remolcó por el desierto, o que los babilonios abusaron en su Torre de Babel. Las guerras de exterminio, los prolongados cautiverios y la esclavización, la asimilación muchas veces forzada a otras culturas y religiones, hicieron que el hebreo puro se perdiese en la Historia, para verse suplantado en la expatriación por conversos de otras razas. Por eso, una de las revoluciones culturales más profundas del siglo XX fue el surgimiento del Estado de Israel, con su cultura, su lengua y su literatura, a partir de un caleidoscopio étnico.

Los judíos asumen disímiles visiones sobre la naturaleza y el objetivo de su Estado y de su seguridad. La intoxicación del triunfo contra los árabes en las guerras de 1967 y de 1973 extravió la interpretación sobre las características de su Estado; y esta apreciación inmediata les llevó a pasar de su anterior vulnerabilidad a la omnipotencia. Así se hundieron más en un entorno mesiánico donde la proyección al futuro no partía del racionalismo experimental sino del dogma bíblico, y cuya única redención era adjudicarse a todo el Israel de la Antigüedad.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami