Neo Club Press Miami FL

Israel y el odio como retórica

Israel y el odio como retórica

Israel y el odio como retórica
julio 19
12:12 2014

No se molesten en venir a mi casa, en cualquiera de sus formas, los que piensen que mi actitud crítica significa tolerancia al insulto gratuito. Quien insulta al pueblo palestino o a mi pueblo, a Israel, me insulta a mí. Quien promueve el odio, me insulta. Quien solo se desgarra las vestiduras por los palestinos muertos pero no por los cientos, miles, millones de muertos en otros conflictos, me insulta e insulta la vida. Quien pretende que agache la cabeza por los errores cometidos por mi gobierno, se equivoca: no agacho la cabeza.

Puedo escribir un libro de los errores cometidos por España, Turquía, Estados Unidos, Irán, Irak, Argentina, Inglaterra, Holanda, Ruanda, Afganistán, Rusia, Ukrania, Polonia, Austria, Alemania… ¿sigo? No, ustedes saben de qué estoy hablando. Y los que no saben, quizá les convenga leer un poco más, pero no en Facebook.

Quien confunde mi silencio con aceptación, se equivoca; a veces el dolor es tan inmenso que las palabras no llegan. Quien supone que la tolerancia implica aceptar la falta de respeto, la demagogia, el consentimiento a los códigos militantes del antisemitismo moderno, me insulta. Me insulta quien juzga a mi pueblo sin haber leído un solo libro de historia, quien no haya buscado información paralela de varias fuentes, quien nunca subió la foto de ninguno de nuestros muertos ni de ningún otro muerto, quien jamás haya tenido que correr a un refugio y quien crea que este conflicto no nos desgarra el alma a la gran mayoría de los israelíes.

Revuélquense en su odio los que no conocen otra cosa, de ambos lados, acabarán putrefactos (si no lo están ya) los dueños de la verdad, los que jamás dudan. Yo prometo que, los que de verdad amamos la vida, haremos lo posible por no caer tan bajo, aunque haya días en que esto nos exija una fortaleza de espíritu difícil de encontrar.

No insulten mi inteligencia con sesgada retórica. En estos días me vienen a la mente las palabras de Hannah Arendt, cuando dijo que, de todo, lo más difícil no era (no es) sentir el odio de los que sabías tus enemigos, sino de aquellos que habías creído tus amigos.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank

Maia Losch Blank (Montevideo, 1971). Ganó el concurso internacional de poesía “Versos de la Torre del Reloj” en España en 2011, y al año siguiente obtuvo primera mención en el X Certamen Literario Gonzalo Rojas Pizarro (Chile) con el relato "Presagios". “Allí donde el viento espera”, su primera novela publicada (Editorial Sinerrata), apareció en España en 2013. A los 25 años se trasladó desde Uruguay a Israel, donde reside actualmente con su marido y sus dos hijos y edita el blog Errante y errata (http://maialoschblank.wordpress.com/). Tiene estudios en Letras y Antropología y ha incursionado en las artes plásticas (maiablank@gmail.com).

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Peripheral artery disease
    Peripheral artery disease octubre 22, 14:01

    972574 953078Amazing beat ! I wish to apprentice while you amend your internet site, how could i subscribe for a blog internet site? The account aided me a acceptable deal. I had been slightly bit acquainted of this your broadcast provided bright clear concept 196124

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner – Chile camino del Primer Mundo

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Relajo y olvido

José Hugo Fernández

Hace algunos años, el poeta Ramón Fernández Larrea escribió más de doscientas columnas destinadas a calibrar hechos y personajes de la historia y de la cultura cubana, o pasajes sobre

Leer más
  Frank Castell

José Martí me escucha mientras llueve

Frank Castell

Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche. José Martí                 Difícil, José, arrojar el tiempo montaña abajo y luego descender como si

Leer más
  Delio Regueral

El Punto Nemo

Delio Regueral

Ya sé que no soy incomprendido, lo supe al descubrirme donde se abandona un incomprensor, perdí mucho tiempo en esa etapa. El tiempo, lo único irrecuperable: a él no le

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Lo más reciente: