Neo Club Press Miami FL

Israel, Palestina y la Guerra de los Seis Días

Israel, Palestina y la Guerra de los Seis Días

Noviembre 23
15:15 2012

0 a riadEl frágil alto al fuego entre Israel y Hamás, negociado en Egipto esta semana, se tambalea tras las denuncias del ministro de Exteriores palestino Riad Malki, quien afirma que un compatriota suyo fue abatido por soldados israelíes cerca de la Franja de Gaza. En este contexto, cabe hacer un poco de historia.

Fue hace ya medio siglo, en 1965, que se inició la fase moderna del litigio armado entre Israel y los palestinos. Al-Fatah, de Yasser Arafat, propinó un golpe de mano dentro del país hebreo. Ese año el mandatario sirio Amín Al-Hafez y sus servicios secretos concibieron integrar varias facciones de activistas refugiados palestinos bajo una organización terrorista y darles entrenamiento secreto en sus bases militares, copiando la experiencia de los fedayines argelinos. El objetivo, según Eisenberg, era “expulsar a los judíos como los argelinos expulsaron a los colonialistas franceses del África norte”.

Hasta el año 1967, Al-Fatah lanzó acciones armadas contra el territorio israelí desde Jordania, aunque circunstancialmente también desde el Líbano.

La Guerra de los Seis Días fue devastadora entre la militancia palestina, que parcialmente abandonó la lucha convencida de que era imposible derrotar a Israel. El error hebreo fue no haber negociado con los árabes, con arbitraje internacional, una paz regional para devolver los territorios ocupados, luego de su victoria relámpago de 1967. La sensible agenda “Palestina” se hubiese desinflado y las comunidades árabes en Gaza y Cisjordania se hubiesen asentado pacíficamente en Egipto y Jordania, y la de los refugiados palestinos en otros estados árabes habrían asumido la nacionalidad de residencia.

Hasta 1967 el tema central en la zona fue el diferendo entre los estados árabes e Israel, y la agenda palestina sólo era secundaria. Cada estado árabe buscaba asegurarse una voz súbdita entre los palestinos para beneficiarse de la pujante legitimidad que ante los ojos de las masas árabes de sus respectivos países otorgaba el estar vinculados a la lucha palestina. Sin embargo, con la conquista de Gaza y Cisjordania en la Guerra de los Seis Días, de junio de 1967, ya no fue posible obviar en lo adelante el dilema palestino, al producirse una existencia binacional entre judíos y árabes.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Venezuela y la OEA. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Nicanor Parra

No creo en la vía pacífica

Nicanor Parra

                    No creo en la vía violenta me gustaría creer en algo —pero no creo creer es creer en Dios lo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Sangra tu mirada bajo el caballo

Rafael Vilches

a Guillermo                   Sangra tu mirada bajo el caballo, roto el hígado tras una canción de Serrat no has de hacerle swing

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami