Neo Club Press Miami FL

José Lorenzo Fuentes habla de sus lecturas

 Lo último
  • Amir Valle, su largo viaje Quien pregunta con insistencia, con la intención de conocer y que conozcan la posición de su entrevistado, del mismo modo recibe argumentos donde hallará razones que, algunas, puede que sean...
  • Sylvia Iriondo, lideresa de primera fila Sylvia Iriondo está hecha de energía y vibraciones. Sus tareas las emprende con ímpetu formidable; sus sentimientos los expresa con firmeza rotunda. Acto y voz son en ella una mixtura...
  • El feeling de Arístides Pumariega Denis Fortún: ¿Quién es Arístides Pumariega, o Aristide a secas?  Arístides Pumariega: Un soñador que algunas veces  se despierta. DF:¿Cómo llegas a la música y finalmente cómo terminas haciendo caricaturas?  AP: De la...
  • Cuatro preguntas a José Alberto Velázquez En 2016 Neo Club Ediciones publicó Ghetto, un poemario irreverente en casi todos los sentidos, cargado de una energía desmitificadora. Más recientemente, nuestra editorial volvió a publicar la obra de...
  • Julio Antonio Molinete, los cuatro puntos cardinales En el marco del proyecto Puente a la Vista, un jurado compuesto por los poetas Jorge Olivera Castillo, Víctor Manuel Domínguez García y Rafael Vilches Proenza otorgó este verano el...

José Lorenzo Fuentes habla de sus lecturas

José Lorenzo Fuentes (derecha) junto al también escritor Luis de la Paz

José Lorenzo Fuentes habla de sus lecturas
octubre 28
04:53 2015

 

José Lorenzo Fuentes (Santa Clara, 1928), escritor, profesor, periodista y metafísico, es uno de los más relevantes narradores cubanos. Ha publicado, entre otros libros, El sol, ese enemigo, Después de la gaviota, El hombre verde, Brígida pudo soñar y Meditación. Tiene una Maestría en Hipnología Multidimensional y Biolística Curativa, y se graduó de Medicina Tibetana y Autocuración Tántrica por el Lama Gangchen Rimpoche, de Sri Lanka. Desde 1992 reside en Miami.

Kiko Arocha. ¿Qué libros estás leyendo ahora?

José Lorenzo Fuentes.  En estos momentos estoy leyendo, más bien releyendo, Obras y Fragmentos, de Hesíodo, libro publicado por la Biblioteca Básica Gredos, de Barcelona, que incluye, por supuesto, el poema Teogonía, donde se describe la genealogía de los dioses y se  recrean los mitos griegos que han nutrido a lo largo del tiempo todas las manifestaciones artísticas; la literatura, la pintura, la música y la filosofía.

Hesíodo, el gran poeta griego del siglo VIII a.de Cristo, coetáneo de Homero, ya en aquella época tan lejana alzó su voz para condenar los desafueros de los poderosos, y propuso una moral política, que muy bien podría servir de norma a nuestros contemporáneos, a todos aquellos políticos y gobernantes que, en palabras de Hesíodo, “se devoran entre sí, sin cuidarse de la venganza divina”.

KA. ¿Dónde y cuándo acostumbras a leer?

JLF. Acostumbro levantarme muy temprano, sobre las siete de la mañana, y después de mis prácticas de meditación, que nunca me permito evadir, tomo en mis manos algún libro cuya lectura interrumpí el día anterior, en horas de la noche, vencido por el sueño. Siempre, antes de empezar a escribir, leo alrededor de una hora o dos, pues así consigo establecer contacto con un estado de ánimo propicio a la creación.

KA. ¿Cómo lees? ¿Subrayas y haces  notas en los márgenes?

JLF. Trato, en la medida que me sea posible, de no maltratar los libros con subrayados o notas en los márgenes, aunque con no deliberada  frecuencia lo he hecho. Generalmente, cuando necesito volver a la lectura de una página, o de una frase, hago las anotaciones en un cuaderno que siempre tengo a mano, a propósito.

KA. ¿Prefieres un libro que te entretenga o uno que te enseñe?

JLF. Fascinado por los presupuestos de la física cuántica, durante este último mes  he leído dos libros esclarecedores, que me han servido para ensanchar mis esfuerzos en busca de la comprensión del universo: Física de lo imposible, de Michio Kaku, profesor de Física Teórica en la Universidad de Nueva York, quien consigue convencernos que lo imposible ya es posible, o lo será en breve tiempo: es decir, que muy pronto podremos hacernos invisibles, viajar en el tiempo, teletransportarnos, descifrar el futuro, leer el pensamiento de los demás; y Universos paralelos, de Fred Alan Wolf, quien comienza su libro con estas palabras: “Nadie que se haya mirado en un espejo de pared ha dejado de pensar alguna vez acerca del mundo invertido que existe al otro lado del espejo”. La duplicación paralela de lo que existe es el fundamento de los universos paralelos y la explicación cierta de que no somos únicos y de que nuestros múltiples yoes también existen en el espacio y en el tiempo, aunque en una forma fantasmal, de modo que normalmente no pueden ser percibidos por nosotros.

Esos libros me sirven para aprender. Pero en cambio cuando se trata de libros de ficción, y de un modo especial las novelas, considero,  como Somerset Maugham, que la pedagogía está reñida con la creación literaria. En su libro Diez novelas y sus autores, publicado en 1954, Somerset Maugham enfatizó que la novela no tiene como fin instruir sino agradar y entretener. Por eso incluyó en su libro a Orgullo y prejuicio, la encantadora novela de Jane Austen, porque ningún lector, cautivado por el interés que provocaba su lectura, podía saltarse alguna de sus páginas. En cambio, desestimó a En busca del tiempo perdido, la extraordinaria novela de Marcel Proust, de gran perfección formal, porque a menudo se tornaba aburrida.

KA. ¿Cómo compras los libros, en las librerías o a través de la Red?

JLF. Como no estoy muy familiarizado con la última tecnología, no he comprado un solo libro en la Red. Cuando necesito adquirir alguno, mi hija Gloria se encarga de hacerlo.

KA. ¿Cuáles son los libros que han tenido mayor impacto en tu vida?

JLF. En mi biblioteca conservo muchos de los premios Nobel, desde Knut Hamsun (1920) hasta Vargas Llosa: entre ellos están los libros que he tratado de releer con más frecuencia. También venero las obras de autores que, mereciéndolo, no alcanzaron el preciado galardón: Jorge Luis Borges acaso en primer lugar. Entre los libros que más amo debo mencionar Crimen y castigo, de Dostoievski, y Las cabezas trocadas, de Thomas Mann, quien se alzó con el Nobel en 1929.

KA. ¿Qué títulos para leer están en tu horizonte?

JLF. Compré hace pocos días (por supuesto en una librería), Psicología y simbólica del arquetipo, obra de  Kart Gustav Jung, publicada por la editorial Paidós, de Barcelona. La tengo sobre mi mesa de trabajo, esperando por la oportunidad propicia para devorar sus páginas. Jung es uno de mis autores favoritos. El secreto de la flor de oro, un texto taoísta y a la vez alquímico, escrito por Jung y Richard  Wilhielm, ha acompañado muchos de mis insomnios. Al fin he llegado a comprender que el secreto de la flor de oro incita a descifrar el arduo camino que conduce al ser humano hacia la perfección. “El Camino no está libre de peligros  —escribió Jung—. Todo lo bueno es costoso y el desarrollo de la personalidad pertenece a las cosas más caras”.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Kiko Arocha

Kiko Arocha

Modesto Arocha (Kiko). Nació en La Habana en 1937. Ingeniero en Electrónica y doctor en Ciencias Técnicas. Llegó a Estados Unidos en 1995 y decidió reinventarse como traductor y editor de sitios web y de libros, para lo cual fundó la editorial Alexandria Library (www.alexlib.com) en Miami. Es autor del bestseller "Chistes de Cuba", una antología de chistes populares contra el castrismo que recopiló en la Isla.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Carlos Alberto Montaner

La vida íntima y disfuncional de la familia Marx

Carlos Alberto Montaner

El 5 de mayo, el sábado pasado, se cumplieron 200 años del nacimiento de Carlos Marx en Tréveris, Alemania. No voy a hablar sólo del marxismo. La realidad y el

Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Cháchara de muertos

José Gabriel Barrenechea

Es sábado en la noche. Mi esposa me ha arrastrado aquí, de visita a casa de una amiga suya. Ellas dos, que ya se acercan o han llegado a los

Leer más
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami