Neo Club Press Miami FL

José Martí: Muerte y catarsis

José Martí: Muerte y catarsis

mayo 22
15:46 2011

1-AbelaAl  enterarse de la muerte de José Martí  el poeta  nicaragüense  Rubén Darío expresaba el sentir de  América  toda y se lamentaba: “Pero, ¡oh,  Maestro, qué has hecho!” (cito de memoria).  Evidentemente,  Darío no entendía  la vocación de sacrificio patriótico del  cubano. Se puede o no comulgar con la opinión del nicaragüense.  Incluso discrepando, habría que admitir que la obra creativa de  Martí quedó trunca  por una relativamente  temprana muerte.

Tiene Cuba la peculiaridad de que su más  grande hombre en el sentido patriótico es a la vez un gigante del  pensamiento, y no sólo en el campo político, sino también en el de la creación literaria. Ahora bien: ¿sería  posible separar al hombre de letras del hombre político? ¿Significaría Martí lo que actualmente significa si se hubiera encerrado  en una “torre de marfil” al estilo de muchos  de todas las épocas? Y por ese camino, un mar de preguntas y siete mares de respuestas.

La muerte de José Martí, asumida desde afuera (desde el pasado y el conocimiento adquirido, como diría Ángel  Velázquez), presenta, como casi  todas  esas cosas raras de la vida – cual reza  una vieja canción–, una lectura polivalente.  Primeramente, el sentir por la pérdida de una vida humana, por demás  sumamente valiosa, y luego todas las variantes  que puedan provenir  de  distintas visiones de ese mundo  del  cual algunos profetizan un pronto final;  mientras otros, aunque  sin pretensiones  escatológicas , con su “pragmática” actuación conducen  al mismo pandemónium.

¿Murió Martí en el lugar (la manigua insurrecta), la forma (combatiendo) y el momento  (antes de las mezquinas  rencillas políticas de la naciente e imprecisa república) precisos?  ¿Es esa circunstancia la que lo convierte en adalid y fórmula recurrente para tirios y troyanos?

Las preguntas quizás puedan parecer sacrílegas, pero las respuestas no tiene necesariamente  que serlas.

Vale.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más

Lo más reciente: