Neo Club Press Miami FL

Otro planeta aguarda por nosotros

Otro planeta aguarda por nosotros

febrero 05
16:45 2012

El descubrimiento del planeta GJ 667Cc, anunciado la pasada semana por la Astrophysical Journal Letters, vuelve a traer a colación el tema de la vida extraterrestre y la posibilidad de conquistar otros mundos. GJ 667Cc es una superTierra ubicada a 22 años luz de nosotros aproximadamente –se calcula que tiene 4,5 veces la masa de nuestro planeta–, y su temperatura estándar permitiría la existencia de agua líquida.

Para fines del tercer milenio cristiano, la civilización humana habrá avanzado en todas las direcciones a una distancia de 25 años luz, área que contiene unas 190 estrellas tipo Sol.  Esta región local se erigirá en el embrión de un imperio humano pan-galáctico. Para el cuarto milenio, nuestra dilatación habrá llegado tan lejos como 50 años luz a la redonda, donde hay unas 1,500 estrellas. Cada objeto estelar corresponderá como un blanco de la colonización, puesto que las estrellas son explosiones termonucleares permanentes que emiten energía constante.

El1-0_bene objetivo serán las estrellas más que los planetas y meteoritos que les circundan; con la remodelación de la estrella, una civilización puede fundar comunidades para dilatados períodos de tiempo, con enormes recursos a su disposición. Se buscarán estrellas enanas, que tienen mayor tiempo de duración, y se convertirán en maquinarias gravitacionales, cerca de cuyas fuentes de radiación energética se ubicarán los centros de hábitat humano. Como las ciudades terrestres, crecerán los mega-complejos habitados alrededor de las grandes estrellas —además de Próxima Centauro, estarán Sirio, Proción y Altair—, y de una multitud de planetoides habitados circunvalando las estrellas enanas —como Epsilón Erídano y Wolf-359.

Únicamente los sistemas planetarios que orbitan alrededor de las estrellas gigantes azules no resultarán propicios para la vida espacial humana por la extrema gravitación y sus letales emisiones. Para la búsqueda de algún planeta o planetoide que posibilite un asentamiento, como es el caso del recién descubierto GJ 667Cc, el humano se esforzará en una empresa que requerirá los recursos científicos y tecnológicos combinados de las distintas colonias ya existentes en la civilización solar o interplanetaria.

Para emprender los viajes interestelares se necesita un combustible de alta energía. Si los motores de fusión pueden servirnos para el desplazamiento por el Sistema Solar, el proceso energético derivado de la aniquilación de la materia por la antimateria (protones y anti-protones) es el apropiado para transitar por las estrellas. Si bien se ha pensado en este producto ideal de energía-combustible, el problema de almacenarla de forma segura hasta ahora es un paradigma insoluble. La masa de antimateria contenida en una moneda tiene más energía que varias bombas atómicas; la conversión total de materia en energía requiere de la antimateria; la aniquilación de la materia y la antimateria convierte sus masas en pura energía.

Pero, incluso con naves estelares de antimateria, el desplazamiento entre las estrellas demorará décadas. Con el tiempo tendremos que diseñar una forma de conectar las estrellas en una matriz que nos permita, con facilidad y bajo costo, viajar por toda la Vía Láctea. Otros métodos considerados han sido las catapultas electromagnéticas, la energía solar, y los motores nucleares y los de láser. Los motores de iones que obtendrían su energía del cesium, del argón, del mercurio o del oxígeno por medio de los campos electrostáticos, como los aceleradores de partículas. Estos aceleradores, si bien no darían un arranque poderoso, concederían una propulsión estable por un largo período de tiempo.

El salto hacia las estrellas cercanas, para transformarnos de terrestres en interestelares, requerirá siglos de intensa revolución científica, de recursos tecnológicos aún no alcanzados, el descubrimiento de nuevas leyes de la física, la fundación de la astro-ingeniería y, lo más fundamental, un cambio drástico en la psicología y en la fisiología de nuestra especie.

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más