Neo Club Press Miami FL

Una filosofía universal del conocimiento

Una filosofía universal del conocimiento

junio 27
03:25 2012

 

Los dos productos intelectuales de mayor alcance en los anales de la especie humana son la invención del fuego y el desarrollo de las ciencias a partir de Isaac Newton. Y la deficiencia más grave del intelectual contemporáneo es su desconocimiento brutal de lo que acontece en el terreno de la ciencia, que lo lleva a considerar al científico como una especie de laboratorista de la tecnología que se ocupa sólo de objetos, ajeno al ámbito del sujeto.

Nada más lejos de la realidad, pues el progreso tecnológico es una de las tantas variables del pensamiento científico, de la gruta iniciática al tubo catódico.

Mientras los literatos siguen a distancia los éxitos de las ciencias, éstas se expanden por todo el mundo y modelan a su imagen las sociedades, de-construyendo el grueso de los juicios y arquetipos arcaicos de la cultura, que ya se rige ―sin saberlo― por nuevos paradigmas.

Los humanistas y la partidocracia, con sus habituales vehículos culturales, las mal llamadas ciencias sociales y la filosofía, se conceptúan investidos de una nebulosa razón divina para monopolizar los magnos asuntos de la política, de la existencia humana, de las fuentes del conocimiento. Así se consideran promotores de las ideas más innovadoras y fascinantes de la civilización. Sin embargo, el debate teórico fundamental de los “cientistas” sociales se centra en teorías desusadas y científicamente superadas, temas que, si bien por siglos dominaron al individuo culto y creador, no gozan hoy de relevancia, y aportan poco al rumbo de la civilización a escala planetaria.

La intelligentzia, al descuidar su formación científica, no se percata de cuán al margen ha quedado de la reelaboración contemporánea de las concepciones originales sobre el humano y su mundo, de la modificación de la sicología y las estructuras sociales, al punto que el propio destino individual del ilustrado y de sus especialidades se ve regido por esa área del saber que le resulta indiferente: la ciencia, constituida en cultura de las culturas, en una suerte de filosofía universal del conocimiento, con sus intelectuales ―los científicos― como portavoces de la ilustración del nuevo milenio.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más