Neo Club Press Miami FL

Una filosofía universal del conocimiento

Una filosofía universal del conocimiento

junio 27
03:25 2012

 

Los dos productos intelectuales de mayor alcance en los anales de la especie humana son la invención del fuego y el desarrollo de las ciencias a partir de Isaac Newton. Y la deficiencia más grave del intelectual contemporáneo es su desconocimiento brutal de lo que acontece en el terreno de la ciencia, que lo lleva a considerar al científico como una especie de laboratorista de la tecnología que se ocupa sólo de objetos, ajeno al ámbito del sujeto.

Nada más lejos de la realidad, pues el progreso tecnológico es una de las tantas variables del pensamiento científico, de la gruta iniciática al tubo catódico.

Mientras los literatos siguen a distancia los éxitos de las ciencias, éstas se expanden por todo el mundo y modelan a su imagen las sociedades, de-construyendo el grueso de los juicios y arquetipos arcaicos de la cultura, que ya se rige ―sin saberlo― por nuevos paradigmas.

Los humanistas y la partidocracia, con sus habituales vehículos culturales, las mal llamadas ciencias sociales y la filosofía, se conceptúan investidos de una nebulosa razón divina para monopolizar los magnos asuntos de la política, de la existencia humana, de las fuentes del conocimiento. Así se consideran promotores de las ideas más innovadoras y fascinantes de la civilización. Sin embargo, el debate teórico fundamental de los “cientistas” sociales se centra en teorías desusadas y científicamente superadas, temas que, si bien por siglos dominaron al individuo culto y creador, no gozan hoy de relevancia, y aportan poco al rumbo de la civilización a escala planetaria.

La intelligentzia, al descuidar su formación científica, no se percata de cuán al margen ha quedado de la reelaboración contemporánea de las concepciones originales sobre el humano y su mundo, de la modificación de la sicología y las estructuras sociales, al punto que el propio destino individual del ilustrado y de sus especialidades se ve regido por esa área del saber que le resulta indiferente: la ciencia, constituida en cultura de las culturas, en una suerte de filosofía universal del conocimiento, con sus intelectuales ―los científicos― como portavoces de la ilustración del nuevo milenio.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Quantaflo semler
    Quantaflo semler octubre 23, 08:26

    689401 432176My wife style of bogus body art were being quite unsafe. Mother worked with gun initial, following which they your lover snuck free of charge upon an tattoo ink ink. I was certain the fact just about every need to not be epidermal, due to the tattoo ink could be attracted from the entire body. make an own temporary tattoo 677899

  2. quantaflo
    quantaflo octubre 23, 12:31

    406684 378148Stay up the good paintings! 423555

Escriba un comentario

Radio Viva 24

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ray Faxas

Cuatro tristes cubanos y un libro feliz

Ray Faxas

Mi casa es breve, solo está en mis ojos. Pero es de noche, soy patria, estoy cansado― y no encuentro mis ojos por ninguna parte. (La guerra de los dioses,

Leer más
  Félix Rizo

Jiribilla

Félix Rizo

Así es como termina el mundo, no con una explosión sino con un lamento. T. S. Eliot                 Esta mañana al levantarme He

Leer más
  Gastón Baquero

Cristo en Navidad

Gastón Baquero

En los observatorios astronómicos chinos se anotó esa noche un raro fenómeno en la esfera celeste. Los hombres de ciencia, los técnicos, se limitaron a inscribir en sus tablillas el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami