Neo Club Press Miami FL

Una teoría del viaje en el tiempo

Una teoría del viaje en el tiempo

agosto 01
07:14 2012

 

Newton creía que el tiempo era una flecha disparada en línea recta, inamovible, y que la dimensión del tiempo en la Tierra era igual a la de Marte o a la de cualquier rincón del Universo. Laplace, por su parte, señaló una vez que, dada la posición inicial y la velocidad de toda partícula del Universo en cualquier instante específico, y dadas todas las fuerzas activas en la naturaleza, una superinteligencia podría calcular con precisión toda la historia pasada y futura del cosmos. Pero Einstein nos dijo que el tiempo era un río serpenteando alrededor de estrellas y galaxias, y que podía ir más rápido o más lento si se acercaba o no a cuerpos masivos.

El viaje interestelar es polémico; la barrera de la luz es difícil de superar y se tendría que dejar atrás la Relatividad Especial para hacer uso de la Relatividad General y de la Teoría Cuántica.

Kurt Gödel —acaso el matemático más sobresaliente de la historia— logró solucionar teóricamente el viaje en el tiempo, precisamente utilizando las ecuaciones de quien lo negaba, del propio Einstein, demostrando que los remolinos del “río del tiempo” se curvaban sobre sí en un círculo, por lo cual en el Universo el tiempo era un fluido rotante, y permitía retornar al punto inicial, pero en el pasado. Einstein quedó perplejo porque la ecuación de Gödel contenía las soluciones que él pensaba eran imposibles de lograr, y sólo atinó contraponerla con la discutible noción de que el Universo no rota, sino que se expande.

El físico Stephen Hawking defendió la consideración einsteniana argumentando que hasta ahora no nos habían visitado desde el futuro. Pero el propio Hawking tuvo que doblegarse ante la implacable lógica del teorema de Gödel, aceptando el viaje en el tiempo.

El viaje en el tiempo está plagado de distintos tipos de paradojas, como la del viajero que regresa para ver morir a sus padres antes de haber nacido: la del viajero sin pasado porque retorna continuamente. Otro misterio concierne a los universos paralelos; según la teoría gravitatoria de Einstein, el espacio-tiempo es un tejido que se distorsiona por la materia y energía.

Los físicos Roy Kerr y Kip Thorne trabajaron las ecuaciones de Einstein postulando que el campo gravitacional no era infinito en el centro, permitiendo el viaje a través del puente Einstein-Rosen a otro Universo sin perecer. Lo que sí es innegable es que las ecuaciones de Einstein para la gravedad permiten el viaje en el tiempo. Dado que ambos extremos vinculan dos eras temporales, se ingresa en el agujero negro en una época y se sale en otra fecha distinta. De esta forma incongruente, con cada giro de la máquina del tiempo la historia cambiaría.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Juan F. Benemelis

Juan F. Benemelis

Juan Benemelis (Manzanillo, 1942). Diplomático, historiador y ensayista. Ha publicado más de una veintena de libros centrados en diversas temáticas, que van de lo científico a lo histórico. Entre ellos, "Las guerras secretas de Fidel Castro", "Castro: subversión y terrorismo en África", "Paradigmas y fronteras. Al caos con la lógica", "De lo finito a lo infinito", "El Corán y el Profeta", "Islam y terrorismo" y "La memoria y el olvido". Reside en las afueras de Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Inspira America rinde homenaje a Antunez. ‘El Espejo’ en el Museo de la Diáspora Cubana:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami