Neo Club Press Miami FL

Juan Carlos Flores, in memóriam

 Lo último
  • La última conquista de los generales   Finalmente ocurrió lo que se esperaba desde hace años: las autoridades del régimen han resuelto acabar con el más reconocido y frecuentado mercado de libros de La Habana. Luego...
  • Otro desembarco judío prohibido en La Habana   Cuentan que con su novela Nuestra señora de París, Víctor Hugo convenció a los parisinos sobre la necesidad de impedir la demolición de Notre Dame, patrimonio artístico de la...
  • Dossier: José Abreu Felippe   La serie Cuadernos Monográficos que publica la Editorial La Gota de Agua, en Filadelfia, Pensilvania, ha editado su dossier número 4, en esta ocasión dedicado al poeta, narrador y...
  • Cuando leer es como tomar un laxante   De modo que la biografía de Raúl Castro ha sido el libro más comprado en Cuba durante el año 2016. Es lo que afirma el Instituto Cubano del Libro,...
  • Juan Abreu rescata los rostros de los fusilados en Cuba   La exposición del escritor y pintor cubano Juan Abreu ‘1959’, un centenar de retratos de cubanos fusilados por el régimen actualmente en el poder en la Isla, fue inaugurada...

Juan Carlos Flores, in memóriam

Juan Carlos Flores, in memóriam
septiembre 16
10:50 2016

 

Se suicidó el poeta Juan Carlos Flores. Se ahorcó en el balcón de su apartamento en el reparto Alamar. Un barrio tan deprimente que da ganas de simplificar el último trámite y mudarse para el más allá. Quedó colgado a la vista de los vecinos. Como para que a nadie se le olvide que morir por la patria no es vivir cuando se trata de una muerte en vida, lenta y dolorosa, entre el asco y el tedio de un entorno hostil.

Juan Carlos vivía solo, quizás sin haberse repuesto del golpe del divorcio. Se entretenía cazando los fantasmas que lo atormentaban, pero no como se caza a los pokemons, sino con una escopeta virtual de poesía y desencanto, a la que el tiro le salía a veces por la culata. El poeta padecía de serios trastornos psiquiátricos, es verdad, pero estos se agravaban en medio de un sistema que potencia todas las angustias y desesperanzas, más el deseo de acabar la comedia de una vez haciendo mutis por el escenario mismo.

Él escogió, teatralmente, el balcón de su sórdido apartamento. Fue su última performance. Descanse en paz.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Aimée
    Aimée septiembre 19, 11:49

    Una pena que personas desesperadas acudan a la autodestrucción por tanto dolor que llevan dentro.

    Reply to this comment

Escriba un comentario

el Instituto la Rosa Blanca entrega tercer premio “Juana Gros de Olea”. enero 28, 2017:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Oración a la rosa

Orlando Fondevila

                  No por gusto te besan, oh rosa, los poetas. Es tu oficio perfumar las hendiduras y enredarte en los espacios coloquiales

0 comentario Leer más
  Gastón Baquero

Palabras escritas en la arena por un inocente

Gastón Baquero

                  Yo no sé escribir y soy un inocente. Nunca he sabido para qué sirve la escritura y soy un inocente. No

0 comentario Leer más
  Amir Valle

Hoy almorzaremos con El Duque

Amir Valle

A Demetrio Ruiz, que murió en Boston, huyendo de sus fotos de pelota, todavía hoy pegadas a la sala de su casa, en Miami.   Un comemierda. De eso tiene

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami