Neo Club Press Miami FL

Juan Carlos Flores, in memóriam

 Lo último
  • Sepultura de la prensa El incidente entre Donald Trump y el corresponsal de la cadena CNN Jim Acosta, se presenta en los medios de comunicación como una amenaza a la libertad de prensa ante...
  • Lilo Vilaplana, un viernes en tertulia La más reciente edición del gustado espacio Viernes de Tertulia, creado y conducido desde años atrás por el escritor y periodista Luis de la Paz en la llamada familiarmente Casona...
  • El juego de la gallinita ciega Lástima que no podamos reír y bostezar a la vez. El sargento político Roberto Fernández Retamar, luego de medio siglo de esforzada labor inquisitorial, se ha convertido en defensor de...
  • Un puente poético en Las Tunas La antología poética Tres tristes cubanos y un gato feliz se presentó el jueves 22 de febrero en Las Tunas con los poetas José Luis Serrano, Carlos Esquivel, José Alberto...
  • Represores impiden evento literario en Cuba “Palabras excluidas”, un evento literario programado para este sábado 3 de febrero en La Habana Vieja, en el Museo de la Disidencia, fue abortado por la policía política cubana, que...

Juan Carlos Flores, in memóriam

Juan Carlos Flores, in memóriam
septiembre 16
10:50 2016

 

Se suicidó el poeta Juan Carlos Flores. Se ahorcó en el balcón de su apartamento en el reparto Alamar. Un barrio tan deprimente que da ganas de simplificar el último trámite y mudarse para el más allá. Quedó colgado a la vista de los vecinos. Como para que a nadie se le olvide que morir por la patria no es vivir cuando se trata de una muerte en vida, lenta y dolorosa, entre el asco y el tedio de un entorno hostil.

Juan Carlos vivía solo, quizás sin haberse repuesto del golpe del divorcio. Se entretenía cazando los fantasmas que lo atormentaban, pero no como se caza a los pokemons, sino con una escopeta virtual de poesía y desencanto, a la que el tiro le salía a veces por la culata. El poeta padecía de serios trastornos psiquiátricos, es verdad, pero estos se agravaban en medio de un sistema que potencia todas las angustias y desesperanzas, más el deseo de acabar la comedia de una vez haciendo mutis por el escenario mismo.

Él escogió, teatralmente, el balcón de su sórdido apartamento. Fue su última performance. Descanse en paz.

Sobre el autor

Nicolás Águila

Nicolás Águila

Periodista cubano con residencia en Madrid, licenciado en Filología Inglesa, Nicolás Aguila ha sido colaborador de numerosos publicaciones en varios países, entre ellas Cubanet y la Revista Hispano Cubana. Ha trabajado como docente universitario, traductor y editor de revistas médicas. Residiendo en Brasil obtuvo por concurso una beca de ICI para curso de profesores de español en Madrid. Ha realizado numerosos cursos de posgrado en el área de Lingüística Aplicada y enseñanza de idiomas en Cuba, Brasil y Estados Unidos.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Cuánto valor cuesta no tener valor (fragmento)

José Hugo Fernández

Para Imre Kertész, el célebre escritor húngaro, Premio Nobel de Literatura en 2002, “el destino del varón en esta tierra no es otro que destruir lo tierno y lo bello,

Leer más
  Luis de la Paz

En los tiempos difíciles de Heberto Padilla

Luis de la Paz

    En una remotísima tarde de verano, sería el año 71, o tal vez el 72, el escritor José Abreu Felippe, a quien tanto le debo, me mostró un

Leer más
  Alcides Herrera

No me hables más

Alcides Herrera

                  El futuro soy yo y en él me siento. Es su bar. Me rodea Copenhague y una brisa futura me acaricia

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami