Neo Club Press Miami FL

Juan Formell, una nota tras su fallecimiento

Juan Formell, una nota tras su fallecimiento

Juan Formell, una nota tras su fallecimiento
mayo 02
12:21 2014

Muy a principios de los años 60, siendo yo casi un niño, conocí y le tomé buen afecto a Juan Formell, quien trabajaba con mi padre en la orquesta del Salón Caribe del Hilton, dirigida por Fernando Mulens. Poco después Fernando, como tantos otros compatriotas nuestros, tuvo que irse con su música a otra parte.

Por el contrario Juanito, como le llamábamos cariñosamente, formó los Van Van y puso su orquesta y su talento al servicio de aquel horror de sistema que ha destruido –entre tantas otras cosas– los mismísimos cimientos de la nacionalidad cubana. Por eso no creo sea tan difícil entender que miles de cubanos que cortaban caña como esclavos en la remota provincia de Camagüey, en 1970, no sintieran mucha simpatía por una agrupación musical que celebraba su esclavitud; de la misma forma que los judíos que rompían piedras en las canteras NAZIs con las majestuosas armonías de Richard Wagner sonando a toda madre por los altavoces del campo, no tuvieran al ilustre creador de “Tristan e Isolda” entre sus compositores favoritos.

Una de las poquísimas frases útiles acreditadas al Che Guevara fue “El ser apolítico no existe”, y la realidad es que todos los que hemos tomado una posición firme y pública a favor o en contra de una dictadura hemos tenido que sufrir las consecuencias. Aunque no hay forma de quitarles sus muchos méritos profesionales, ni Juanito ni Wagner tienen por qué ser la excepción.

Que en paz descanse el colega Juan Formell.

La foto con Mario Rivera, el amigo Américo y Formell en Holanda en 1987.

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Paquito D'Rivera

Paquito D'Rivera

Paquito D'Rivera nació en La Habana en 1948. Jazzista, clarinetista, saxofonista alto, tenor y soprano, es uno de los músicos cubano de más trayectoria internacional. En el año 2000 Seix Barral publicó en España su libro de memorias “Mi vida sexual”, con prólogo de Guillermo Cabrera Infante. Su novela “¡Oh! La Habana” (MT Editores) relata el ambiente artístico de la Cuba de los años 40 y 50. Dirige anualmente el Festival Internacional de Jazz de El Tambo en Uruguay. Su discografía incluye decenas de títulos.

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Julian
    Julian mayo 02, 15:08

    bravo maestro!

  2. Tony Cuartas
    Tony Cuartas mayo 02, 23:12

    Siempre he admirado a Paquito, su posicion con el regimen opresor y sobre todo con su musica. En hora buena maestro.
    Chao.

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más