Neo Club Press Miami FL

La autopublicación, la Feria de Miami y un libro independiente

 Lo último
  • Un nuevo poemario de Pablo Medina Nos complace presentar el libro de poesía Soledades (Betania, 2017), del reconocido poeta cubano-americano Pablo Medina, residente en Estados Unidos, donde ejerce la docencia en Emerson College de Boston, Massachussets....
  • Nota del PEN de Escritores Cubanos El destacado intelectual cubano Elio Alba Buffill residente en Verona, New Jersey, falleció el jueves 24 de agosto del 2017, en un hospital de ese estado, como consecuencia del deterioro...
  • La vista de la prensa en el Festival Vista       VISTA, Festival del Arte y la Literatura en Miami, celebró los días 15 y 16 de julio de 2017 su sexta edición con un programa que incluyó...
  • ‘The Spirit of Freedom’ en Herencia   Ahora que el castrismo y sus culturosos acomodados arremeten contra el exilio cubano, a raíz del apoyo de la actual administración norteamericana a la causa de la libertad de...
  • Convocatoria: compilación del cuento errótico El escritor Manuel Gayol Mecías y yo, Ismael Sambra, estamos enfrascados en un proyecto nuevo para publicar este año una selección de cuentos erróticos (así con doble erre). No pretendemos...

La autopublicación, la Feria de Miami y un libro independiente

noviembre 19
19:53 2011

 

1-aab_barcosCon  sabor  amargo fue recibida en el ámbito literario y editorial del sur de la Florida la noticia de que la Feria del Libro de Miami 2011 no incluiría libros considerados de autopublicación. Por varios días las críticas se han hecho escuchar en varios periódicos y sitios de Internet donde han generado a su vez comentarios y debates de toda clase. La negación a incluir este tipo de libros, como diría Modesto Arocha, editor de Alexandria Library, en su artículo publicado por Neo Club Press en noviembre 15, estuvo aparentemente basada en que debido al enorme volumen de propuestas recibidas no había cabida para libros autopublicados.

Como ha puntualizado el mismo Arocha en texto también publicado en Eriginal Book y citado en Diario de Cuba, la autopublicación no es un fenómeno nuevo. Reconocidos escritores de la envergadura de José Martí, James Joyce, Walt Whitman, Lezama Lima y Marcel Proust, entre otros, se financiaron la publicación de algunas de las mejores obras de la literatura universal de todos los tiempos. Sin embargo, el crecimiento de la industria editorial ha convertido en magnates a un puñado de casas editoriales que marcan el curso de la “moda” literaria, por llamarla de alguna manera. Y como moda al fin, tiene mucho que ver con lo que el público quiere comprar, no necesariamente con la calidad  de la compra.

En el artículo publicado por Neo Club Press, Arocha hace mención al libro Barcos que se cruzan en la noche, de Andrés Jorge, como un ejemplo de libro auto publicado aceptado por la Feria del Libro de Miami 2011. En lo personal soy admiradora de su literatura y he seguido por años su carrera literaria con Alfaguara, y Planeta, y su anterior presencia en la Feria del Libro de Miami. Por eso, y si reparar en el hecho de que él mismo había adoptado el título de “autor indie”, no me sorprendió verlo entre los escritores que participarían en la feria. Como el mismo Andrés Jorge argumentara en una  entrevista  realizada por el escritor Ladislao Aguado y publicada en su sitio Web bajo el titulo de Andrés Jorge: ser un escritor indie, su decisión de publicar de manera independiente se basa en el hecho de que las grandes editoriales concentran su interés en un tipo de literatura que genere ganancias suficientes para cubrir los riesgos financieros asumidos por la publicación y distribución de las obras, enfocándose más en unos pocos éxitos de vitrina que en la mayoría de los libros publicados, que terminan irremediablemente olvidados e inaccesibles incluso para los lectores interesados.

En palabras de Andres Jorge, “Si aplicamos la ley de Pareto, el 20 por ciento de sus autores y/o libros, generan el 80 por ciento de las ventas de una editorial (…). Y viceversa; el ochenta por ciento de los autores generan el 20 por ciento restante y son más bien un lastre para los grandes sellos editoriales y sus libros son huérfanos en las librerías; sin nadie que los defienda; duran una semana en la contienda por los espacios de exhibición”.

Esa es la realidad literaria de nuestros días, aunque, y muy bien acotado por Arocha en una entrevista concedida a Luis de la Paz y también publicada en Neo Club Press, “la industria editorial atraviesa por cambios tecnológicos acelerados debidos a la Internet; a la “tinta electrónica” (eInk), que ha hecho posible lectores (eReaders) como Kindle y Nook; y a las comunicaciones digitales, que permiten descargar y leer textos hasta en los teléfonos inteligentes”. Esa realidad incluye a su vez que más escritores, como el mismo Andrés Jorge, huyan de editoriales famosas donde no encuentran el espacio que buscan y opten por la independencia que brinda la auto publicación y distribución.

El mercado en general ha ido encaminándose durante los últimos años hacia una tendencia más intimista, más personalizada, más de “hazlo tu mismo” y “sé dueño de tu tiempo y espacio y dispón de ellos como más conveniente te sea”. En el mundo editorial, esa viene siendo la auto publicación. Los cambios vendrán, y si para este 2011 la Feria de Miami no incluyó más obras auto publicadas, ya lo hará para el que viene o el de más arriba. Como se dice comúnmente, hay que empezar por el principio. Y si bien hemos dicho que auto publicación no es un término nuevo, si es, desgraciadamente, un término medio sepultado y que ahora empieza a ser un término resurgido.

En el caso de Andrés Jorge, aceptarlo en la Feria no creo que sea considerado un riesgo sino una seguridad. Primero que nada, es un escritor conocido que ha participado en ella anteriormente, que ha publicado con Alfaguara y Planeta, que ha ganado premios con ellas y que se ha alejado de los grandes y creado su propio sello.  Creo que es importante usar a “Barcos que se cruzan en la noche” como muestra de calidad,  no sólo para recordarles a la Feria sino a todos los posibles lectores que auto publicación no significa “mi libro es tan malo que sólo pagando alguien lo publica”, sino que el talento literario puede cubrirse con diferentes envolturas pero reconocerse una vez abierto el paquete.

La polémica generada por la negativa de la Feria es sin dudas la mejor publicidad que se le pudo haber dado a la auto publicación. Y sí, para lograr un fin hay que sacrificar algunos medios, y los dos autores que fueron rechazados este año ya no podrán ver sus obras entre las vendidas en esta Feria, pero eso no significa que no las vean en otras ferias y quién quita que también en la misma Feria de Miami en unos años más. Celebremos que Andrés Jorge y otros pocos (no mencionados por Arocha) lograron colarse en ésta. Que el talento y el reconocimiento de ellos ayude a cambiar la ideología conglomerada del mundo editorial actual. La Feria del Libro de Miami se pondrá a la moda, parafraseando el título del artículo de Arocha, y será esta una nueva moda, una que incluirá la auto publicación y la digitalización entre sus atuendos.

En lo que a mí respecta, el domingo a la 1:30 p.m. estaré en la presentación de Andrés Jorge de “Barcos que se cruzan en la noche”. Y creo que no me equivocaré al predecir que estos barcos abrirán un camino importante en aguas ahora mismo ciertamente hostiles.

http://kontarte.wordpress.com/

Sobre el autor

Zahylis Ferro

Zahylis Ferro

Zahylis Ferro (Pinar del Río, 1983). Graduada de Periodismo y Comunicación Social del Emerson College, en Boston, Massachusetts. Edita el blog kontARTE (kontARTE.wordpress.com) y obtuvo mención en el I Concurso Internacional de Poesía Lincoln-Martí. Recientemente, uno de sus cuentos resultó finalista del concurso internacional y publicado en la antología “Los cuerpos del deseo”, de narrativa erótica hispanoamericana. Reside en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Las buenas empresas privadas nos benefician: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami