Neo Club Press Miami FL

La boda real, un espectáculo millonario

La boda real, un espectáculo millonario

Abril 28
18:28 2011

1-Abuela_reinaLondres/ Había una vez un espectáculo televisivo que se convirtió en el más grande del mundo.

Treinta y tres estudios de televisión frente al Palacio de Buckingham, 40 sets de transmisión a lo largo del recorrido del cortejo nupcial, un centenar de medios internacionales de prensa, 350 fotógrafos sólo apostados en posiciones clave y cientos mezclados con la multitud, 300 millas de cables instalados por los transmisores, 400 cámaras de televisión, 8.500 miembros de la prensa acreditados…


Y la cifra principal: una audiencia global televisiva que podría llegar a los 2.000 millones.

La boda real en el Reino Unido es un acontecimiento verdaderamente global. No obstante, los resultados de una encuesta reciente realizada por Nielsen muestran que la cobertura del acontecimiento por parte de la prensa de EE.UU. supera por un margen significativo la que le brindan los propios medios británicos.

Eso, según el diario londinense The Guardian, causa “poca sorpresa” teniendo en cuenta el manifiesto interés desplegado desde el mismo anuncio del compromiso del príncipe William, el segundo en la línea sucesoria de la Corona británica, con Kate Middleton por las principales cadenas del otro lado del Atlántico, algunos de cuyos más prominentes anchors están apostados en Londres, listos para el gran día.

“Si los medios de comunicación son un reflejo del estado de ánimo del país que cubren, Estados Unidos estaría cubierto de banderolas, de costa a costa”, expresa The Guardian.

Y aunque el interés por la boda no sorprenda al Guardian, lo que sí causa curiosidad desde el lado europeo del charco es el interés del llamado Nuevo Mundo por la monarquía.

Cifras también de Nielsen indican que, en 1997, 33 millones de personas vieron por televisión el funeral de la princesa Diana de Gales, la madre del novio, una cifra mucho mayor que la de los televidentes de los funerales de Michael Jackson o Ronald Reagan.

Como le dijo la socióloga Karen Cerulo a la cadena BBC, es justamente la carencia de una dinastía monárquica lo que hace que los televidentes de Estados Unidos, y en general del Nuevo Mundo, sientan fascinación por algo tan lejano, y por ende irreal, como es la monarquía.

“Existe quizás un vacío que viene a llenar la pompa” que representa la institución monárquica, opinó.

Y no se puede obviar el tema del tratamiento de los miembros de la realeza como “celebridades”. Cierto o no, Bobby Kennedy Jr. una vez dijo que los estadounidenses son los peor informados pero mejor entretenidos del mundo.

Aunque aún queda por ver cuán altas serán las cifras de sintonía, especialmente entre los que llegan al punto de madrugar para seguir los pormenores de la boda real.

Quizás la californiana Dan Zohn, de 26 años de edad, habló por muchos cuando dio a la BBC su opinión sobre el enlace: “No me importa un bledo”.

O la neoyorquina Joan Kenney, cuando dijo a The Guardian “I gotta tell you – I don’t give two shits”.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

En Venezuela el desenlace pasa por los cuarteles: El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Necesidad del fuego

Jorge Olivera Castillo

                  Si sigues ocultando el fuego vendrá el invierno a hospedarse en cada rincón de mi cuerpo. No dejes que mis huesos

0 comentario Leer más
  Alcides Herrera

Una espina dorada

Alcides Herrera

                  Desde la vida rota, caigo en miles de charcos, casi todos hechos de aire y del recuerdo de que alguna vez

0 comentario Leer más
  Jorge Ignacio Pérez

El viaje de Silvia (XV y final)

Jorge Ignacio Pérez

La tarde/noche en que se fue, cayó un aguacero cerrado y largo, como los aguaceros tropicales pero sin olor salvaje. La llevamos en el coche hasta el aeropuerto y juntos,

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami