Neo Club Press Miami FL

La caza de brujas de Julian Assange

La caza de brujas de Julian Assange

Agosto 20
14:18 2012

 

En este mundo interconectado, mediático hasta la extenuación, tecnológicamente revolucionario, la libertad cada vez vuela más alto pero también –todo en esta vida, como no se cansaba de decir mi abuelo, tiene sus pro y sus contra— los pícaros y los figurines hacen su agosto. Es el caso de Julian Assange, el showman de la era de la política virtual.

No se trata aquí de atacar o defender a Wikileaks, un proyecto al cual puede aplicársele la máxima del párrafo anterior (todo tiene sus pro y sus contra).  Se trata de indagar, periodísticamente hablando, en los recodos de un show mediático que tiene secuestradas las primeras planas de medio mundo y, sin embargo, a la larga, probablemente haga más daño que favor a Wikileaks. Me refiero por supuesto al asilo concedido por Rafael Correa. ¿A qué viene todo este espectáculo?

Basta organizar unas cuantas preguntas por su orden lógico para descubrir que en el show de Assange –su particular caza de brujas norteamericanas– hay gato encerrado. Y es que el circo antiamericano, con su clientela fija de resentidos y perdedores –que son legión–, siempre genera dividendos. No hay peor ciego que el que no quiere leer:

• ¿Por qué el “campeón de la transparencia” (Assange, por supuesto) se empeña en ignorar las demandas por agresión sexual cursadas contra él en Suecia y sólo habla de una extradición que nadie ha dado ni pedido?

• Si es verdad que Estados Unidos sólo espera que Assange ponga un pie en Suecia para pedir su extradición, ¿por qué no pidió esa extradición al Reino Unido, su aliado por antonomasia, antes de que el pirata informático se refugiara en la embajada de Ecuador?

• ¿Y por qué Assange, conociendo que el Reino Unido es uno de los grandes aliados de Estados Unidos en el mundo, escogió precisamente ese país para lidiar contra una supuesta “extradición”?

• Si no existe ninguna prueba de que Assange vaya a ser extraditado a Estados Unidos desde Suecia, como efectivamente no existe, ¿cómo es posible que un gobierno (el de Correa) conceda asilo diplomático en base a suposiciones o hipótesis?

• ¿Por qué si de lo que supuestamente se trata es de defender la libertad de expresión escogió Assange para pedir asilo a un país del ALBA, eje de gobiernos autoritarios conformado por depredadores de la libertad de expresión?

Etiquetas
Compartir

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Trump y Cuba. El análisis de Montaner:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Los animales políticos de Reinaldo Arenas

José Hugo Fernández

Se cuenta que Pitágoras rechazaba comer carne porque veía en los animales posibles reencarnaciones de sus amigos muertos. Es un escrúpulo encomiable siempre que uno esté convencido de que en

0 comentario Leer más
  José Gabriel Barrenechea

Una contraproducente política cultural

José Gabriel Barrenechea

Hace unos meses el filme “Santa y Andrés”, que anteriormente había sido censurado en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano habanero, fue excluido de la competencia en la 18ª edición

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

La reina rota (I)

Nilo Julián González

                  tengamos compasión que la reina está rota pocos saben es decir se demoran comprender compartir cercenar es difícil caer como caen

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami