Neo Club Press Miami FL

La ciencia del porvenir

 Lo último
  • Permitidme                 Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura...
  • Fábula sumaria                 Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra...
  • Puertas                 Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los...
  • Suicidio   Un pájaro se suicidó en mi cuarto aquella tarde en que me dieron la noticia. Pegado a mi seno de hembra colérica el corazón latía. Indomable. La rabia. El...
  • Si vas a rezar                 Llega el final de lo que querías y comienza la conquista; los muertos que se fueron ni en la diferencia los resucitarán....

La ciencia del porvenir

La ciencia del porvenir
agosto 18
18:49 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

Un día amanece y ya no están
el programa de radio de la vecina
el desamparado de los viernes
con su ramo de flores
y su aspecto pulcro.
Tampoco aparecen los pájaros cagones
y el amor que te cantaba
al oído para no despertar a los muertos.

Un día amaneces en el olvido
la ceguera, o toda la iluminación
y no entiendes cómo se regresa
al mismo apartado rincón
donde te ponías a conversar,
como si los amigos fueran
lo que hay detrás de sus muros.

Uno de esos días
cuando tu sombra es luz para candilejas
y dé igual
nada enciende o apaga
los restos del instinto
que te harían lucir
casi un búho entrando a su coraza.

Un día, cualquier día,
como pasa cuando ya
no buscas entender
qué es lo que pierdes
y si se fueron a bolina
aquellos que pactaron los sueños
de lo que ibas a ser de cualquier modo.

Sobre el autor

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio

Juan Carlos Recio (Santa Clara, 1968). Poeta y narrador. Su libro “El buscaluz colgado” fue Premio de la Ciudad de Santa Clara en 1990. Obtuvo también una primera mención en el Premio Julián del Casal de la UNEAC, en 1991, con su poemario inédito “Hay un hombre en la cruz”. Ha publicado, entre otros, los poemarios “Sentado en el aire” y “La pasión del ignorante”. Desde el año 2000 reside en la ciudad de Nueva York, donde edita el blog Sentado en el Aire.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Orlando Fondevila

Permitidme

Orlando Fondevila

                Permitidme ser el poema del irrompible y tutelar secreto. Está en la estrella y no es la estrella. Está en la arboladura

0 comentario Leer más
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami