Neo Club Press Miami FL

La crisis china y el conflicto de las islas Senkaku

La crisis china y el conflicto de las islas Senkaku

octubre 30
04:11 2012

0_guardacostasChina pretende ejercer una política agresiva e imperial en el Mar Amarillo buscando un incidente armado con Japón*. El régimen de Pekín intenta ocultar así los graves problemas de desaceleración económica, conflictos nacionales, crisis y señales de agotamiento del modelo de capitalismo de Estado puesto en marcha hace más de treinta años.

Al hacer la movida sobre las islas Senkaku/Diaoyu, pertenecientes a Japón, China cuenta con la cláusula prohibitiva para las fuerzas armadas japonesas de incursionar fuera de su territorio nacional y con la situación de crisis política y energética que atraviesan los nipones. Pero ese es un paso peligroso. Un conflicto armado no hará retroceder al Japón democrático en defensa de su soberanía. La China imperial y prepotente de los mandarines comunistas se puede romper los dientes con el viejo enemigo que siempre la ha derrotado.

China también ha tenido problemas de hegemonía marítima por el Mar Amarillo, que ellos denominan Mar de China, con Filipinas, Vietnam y Corea del Sur. Todo este diferendo no es más que una exhibición de bíceps para imponerse como potencia regional.

Cuando anunció recientemente su gigantesco portaaviones, que de hecho es un antiguo barco de guerra ucraniano modificado en cinco años, Hu Jintao se apareció en el acto vestido al estilo maoísta, no con los Armani de más de mil dólares que normalmente usa. Es significativo el pequeño detalle de la vestimenta en cualquier estrecho totalitarismo. Creo que indica que, si su aberrante fórmula de capitalismo de Estado empieza a irse de las manos, está dispuestos a restituir una línea ideológicamente dura, pero sin renunciar al poder económico.

En resumen, más allá de los disfraces, China no es otra cosa que un país pletórico de contradicciones crecientes en su modelo agrario y manufacturero de capitalismo, favorecedor de una escasa, despiadada y corrupta cúpula gobernante, donde la mayoría de la población está privada de oportunidades de progreso y vida digna. Esa ecuación es difícil de sostener en pleno siglo XXI. Cualquier día sorprende un estallido al estilo árabe.

*El archipiélago deshabitado de las Senkaku/Diaoyu, de menos de 7 kilómetros cuadrados, está administrado de facto por Japón, pero es reclamado también por Pekín y Taiwán. La tensión territorial se recrudeció a mediados de septiembre, después de que Tokio comprase a su propietario privado el terreno de tres de las islas.

http://www.facebook.com/darsiferrer

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Armando de Armas en el Festival VISTA:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más
  Nilo Julián González

Querido padre

Nilo Julián González

                si dejara de buscar el asombro de todo y del mundo si dejara de ver con sanidad con este es mi cuerpo

0 comentario Leer más
  Yosvani Oliva

Tenga cuidado la noche

Yosvani Oliva

                Ándese sobreavisada la noche tan permisora de este bufón aburrido buscando quien lo contente. Trastoca las prioridades y a quemarropa dispara estrellas

0 comentario Leer más
  Baltasar Santiago Martín

¿Suicidio?

Baltasar Santiago Martín

  En memoria de Juan O’Gorman             No entres al río con los bolsillos llenos de piedras como hizo Virginia; antes que suicidarte, arrójale las

0 comentario Leer más