Neo Club Press Miami FL

La delincuencia católica

La delincuencia católica

abril 26
04:42 2012

1-0_jaimito_en_HarvardEl cardenal Jaime Ortega ha calificado de “delincuentes” a los trece opositores que ocuparon la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad, en La Habana, a mediados de marzo pasado. El prelado lo dijo esta semana en la Universidad de Harvard, en Boston –a él si le da permiso de salida el atajo de delincuentes que gobierna Cuba–, refiriéndose además al “bajo nivel” de los refugiados en la iglesia.

Ortega, que evidentemente tiene acceso a los expedientes de la Seguridad del Estado cubana (“Yo quisiera que ustedes vieran el informe de las personas que tomaron esa iglesia”, dijo también en Harvard), y cuyas credenciales de colaboracionista y/o chivato del castrismo constituyen un secreto a voces, parece que ha olvidado que su misión es seguir y propagar las enseñanzas de Cristo, no ejercer de policía.

Otra cosa que ha olvidado Ortega es que en Cuba existe desde hace ya 53 largos años un mismo gobierno, una misma familia en el poder, y sólo un partido “legal”: el comunista. Por tanto, estamos hablando de un régimen delincuente sin ningún género de dudas, de una mafia enquistada en el Estado. De manera que al dar por buenos los informes de los delincuentes sobre la oposición el cardenal está asumiendo que él mismo, el máximo representante de la Iglesia Católica en la Isla, es uno de ellos.

La verdad es que el tenebroso relativismo con que la Iglesia Católica cubana avanza hacia el neocastrismo ya puede calificarse de delincuencial. Perdónalos Dios mío, perdónalos…

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner entrevista a Catalina Serrano

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Sussette Cordero

Fragmentos

Sussette Cordero

                  Abro los ojos y me rompo por el centro Abajo soy un ciempiés Arriba pienso todavía como bajar del caballo Cavilar

0 comentario Leer más
  Armando Añel

Ecos de La Habana

Armando Añel

                  en el mar la vida es más sabrosa y sobre los escombros de la ciudad transcurre el mar como una gran

0 comentario Leer más
  Adrián Morales

Borrón y cuenta nueva

Adrián Morales

  No podemos seguir dándole brillo al pasamanos del Titanic. En la tierra que veo un sabio meteoro (puede ser un drone) extingue carbónico al tiranosaurio racionalista que se aferra

1 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Una trompetilla, eso es la libertad

José Hugo Fernández

  La trompetilla se fue de Cuba. Su ausencia representa para nuestra gente lo mismo que representó la retirada de los cohetes soviéticos para el régimen. De pronto, ya no

0 comentario Leer más
  Ángel Santiesteban

La Parca merodea

Ángel Santiesteban

  A la abuela se le ha hecho costumbre mantener la vigilia en las madrugadas. Espera impaciente en la oscuridad porque de todas maneras quedó ciega por la diabetes, y

0 comentario Leer más