Neo Club Press Miami FL

La entrevista de una mujer con pelo largo

 Lo último
  • El presentador A mi hermana Karin Aldrey, que acostumbra dirigirse al Mundo –Señoras y señores… –dice el hombre y se interrumpe. Lleva prendida en el guargüero la grotesca sequedad que intenta resolver...
  • Brahmán de La Habana No pude salvar al mundo con el comunismo. Tampoco pude salvar a mi familia de las consecuencias que me trajo haber querido salvar al mundo con el comunismo. Entonces me...
  • Los peces no bailan rumba Imperceptible, el tenedor choca de regreso contra los dientes, luego la boca de Berenice García, que disimuladamente evita atraer la atención de los otros comensales con los sonidos de sus...
  • El dulce del frasco ¡Qué susto! Tres de la madrugada y aquel teléfono timbra que timbra. En un segundo pensé diez mil cosas y ninguna buena, por cierto. Un sí, seco y adormilado del...
  • Jim Hace muchos años tuve un amigo que se llamaba Jim y desde entonces nunca he vuelto a ver a un norteamericano más triste. Desesperados he visto muchos. Tristes, como Jim,...

La entrevista de una mujer con pelo largo

Dibujo de Maurice Sambra. Del libro 'Cuentos de la prisión más grande del mundo', de Ismael Sambra

La entrevista de una mujer con pelo largo
junio 01
03:51 2016

 

Me encontraba yo desnudo en una piscina vacía, después de haber nadado en ella. Se me acercaron y me dijeron «oiga, dice aquella muchacha que usted le gusta».

La vi con aire tímido, perfecta, envuelta en sus hechizos.

—Pues que haga lo que se hace en estos casos —dije.

A una señal se me acercó, enteramente rubia, pálida, como apenada, pero con ánimo de una urgente declaración. Había acabado de ganar una competencia y exhibía su medalla. Era muy bonita, claro, y me dijo con orgullo y aturdimiento y melosa voz:

—¿Es usted clandestino o castellano?

Un poco sorprendido y sin entender muy bien contesté:

—Las dos cosas, clandestino y castellano. ¿Por qué…?

Los que admiraban su brutal desnudez murmuraron tanto por la pregunta inesperada como por mi rápida respuesta. Un guardia demasiado alto, demasiado verde, demasiado viejo, me vigilaba y vigilaba mis palabras, por las que ya hacía algún tiempo me habían condenado a prisión. Pero no dudé.

—¿Le gusta mentir?

—¡No! —contesté a secas y ya impaciente.

—¿Si mintiera, le gustaría inventar para sorprender?

—Pues para qué, si con la mentira sobra. Es mucho mejor, mucho más humano y mucho más científico inventar con la verdad…

Cuando logré al fin respirar, me besó y me entregó su premio.

                                                                             Prisión de Boniato, febrero de 1997

http://www.sambrafamilyart.com/

Sobre el autor

Ismael Sambra

Ismael Sambra

Ismael Sambra fue fundador en 1991 del primer Grupo Independiente de Escritores y Artistas Cubanos, conocido como ‘El Grupo’. Ha recibido varios premios en Cuba y el exterior por su labor literaria y tiene publicados los libros “Para ti, mujer” (poesía), “Nuestro pan” (poesía), “Las cinco plumas y la luz del sol (cuentos para niños), “El arte de crear alas” (relatos para niños) y “Vivir lo soñado” (cuentos breves), entre otros. Ha sido traducido al inglés, al portugués y al francés. Creó en el exilio Nueva Prensa Libre, El periódico trilingüe de Canadá, y la Fundación Cubano Canadiense, la cual preside. Es miembro de Honor del PEN Club de Escritores de Canadá.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Carlos Alberto Montaner sobre el discurso del presidente Trump en la ONU:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  José Hugo Fernández

Breves apuntes sobre la brevedad

José Hugo Fernández

1-Augusto Monterroso, artífice de la brevedad literaria, se encontró cierta vez con un presunto lector, quien le dijo que estaba leyendo una de sus obras, El dinosaurio, que es justo

0 comentario Leer más
  Rafael Vilches

Y si murmuro

Rafael Vilches

                  Si mis labios dicen libertad, mi corazón esponjado late, por esta isla que son mis ojos atravesados por el mar, por

0 comentario Leer más
  Philip Larkin

Tres tiempos

Philip Larkin

                  Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido, este aire, un tanto indistinguible del otoño como un reflejo, constituyen el

0 comentario Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami