Neo Club Press Miami FL

La entrevista de una mujer con pelo largo

 Lo último
  • Jim Hace muchos años tuve un amigo que se llamaba Jim y desde entonces nunca he vuelto a ver a un norteamericano más triste. Desesperados he visto muchos. Tristes, como Jim,...
  • Se acabaron Basta un instante para hacer un héroe, y una vida entera para hacer un hombre. Pierre Brulat Esa mañana en la que él la despertó sin suavidad tuvo un sobresalto,...
  • Ante la ley Hay un guardián. Un campesino se presenta frente a este guardián, y solicita que le permita entrar en la Ley. Pero el guardián contesta que por ahora no puede dejarlo...
  • El suegro y la nuera   No era mucho lo que le pedía el suegro a su nuera. En realidad, en cualquier lugar del mundo -claro, un lugar normal-, para comer unos tostones, o patacones,...
  • Leche condensada   Ella lo miró como quien tiene en mente una bola de gofio con leche condensada. Eran muy románticos (como un amante, un agujero en el techo, algún pedazo de...

La entrevista de una mujer con pelo largo

Dibujo de Maurice Sambra. Del libro 'Cuentos de la prisión más grande del mundo', de Ismael Sambra

La entrevista de una mujer con pelo largo
junio 01
03:51 2016

 

Me encontraba yo desnudo en una piscina vacía, después de haber nadado en ella. Se me acercaron y me dijeron «oiga, dice aquella muchacha que usted le gusta».

La vi con aire tímido, perfecta, envuelta en sus hechizos.

—Pues que haga lo que se hace en estos casos —dije.

A una señal se me acercó, enteramente rubia, pálida, como apenada, pero con ánimo de una urgente declaración. Había acabado de ganar una competencia y exhibía su medalla. Era muy bonita, claro, y me dijo con orgullo y aturdimiento y melosa voz:

—¿Es usted clandestino o castellano?

Un poco sorprendido y sin entender muy bien contesté:

—Las dos cosas, clandestino y castellano. ¿Por qué…?

Los que admiraban su brutal desnudez murmuraron tanto por la pregunta inesperada como por mi rápida respuesta. Un guardia demasiado alto, demasiado verde, demasiado viejo, me vigilaba y vigilaba mis palabras, por las que ya hacía algún tiempo me habían condenado a prisión. Pero no dudé.

—¿Le gusta mentir?

—¡No! —contesté a secas y ya impaciente.

—¿Si mintiera, le gustaría inventar para sorprender?

—Pues para qué, si con la mentira sobra. Es mucho mejor, mucho más humano y mucho más científico inventar con la verdad…

Cuando logré al fin respirar, me besó y me entregó su premio.

                                                                             Prisión de Boniato, febrero de 1997

http://www.sambrafamilyart.com/

Sobre el autor

Ismael Sambra

Ismael Sambra

Ismael Sambra fue fundador en 1991 del primer Grupo Independiente de Escritores y Artistas Cubanos, conocido como ‘El Grupo’. Ha recibido varios premios en Cuba y el exterior por su labor literaria y tiene publicados los libros “Para ti, mujer” (poesía), “Nuestro pan” (poesía), “Las cinco plumas y la luz del sol (cuentos para niños), “El arte de crear alas” (relatos para niños) y “Vivir lo soñado” (cuentos breves), entre otros. Ha sido traducido al inglés, al portugués y al francés. Creó en el exilio Nueva Prensa Libre, El periódico trilingüe de Canadá, y la Fundación Cubano Canadiense, la cual preside. Es miembro de Honor del PEN Club de Escritores de Canadá.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

El comentario de Carlos Alberto Montaner. Por qué fracasará la Constituyente de Maduro:

Cuba y su Historia: José A. Albertini entrevista a José Abreu Felippe:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Ana Ajmátova

La mujer de Lot

Ana Ajmátova

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en una columna de sal. 14 Génesis Y el hombre justo acompañó al luminoso agente de Dios por una

0 comentario Leer más
  Waldo Díaz-Balart

La mente consciente: el misterio como creación

Waldo Díaz-Balart

Que te baste saber que todo es un misterio: La creación y el destino del Universo y tú. Sonríe, pues, ante ellos. No sabrás nada más cuando hayas franqueado las

0 comentario Leer más
  Alexis Rosendo Fernández

Ojo de gacela trunca

Alexis Rosendo Fernández

                    Ojo de gacela trunca: En mi ausencia –celoso león, rondo las alas que presagian el inevitable otoño: –Sin duda, abordemos

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami