Neo Club Press Miami FL

La entrevista de una mujer con pelo largo

 Lo último
  • Mi amiga Guillermina   Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo...
  • Primavera en París   No tiene que ser forzosamente un loco. Aunque lleva varias horas sentado en el parque de La Fraternidad, bajo el abrasante sol de julio. Más bien parece un hombre...
  • Sí, jefe   Al igual que yo, muchos de mis amigos odian a su jefe. Sin embargo, no creo que ninguno de ellos tenga un jefe como el mío. Trabajo hace 15...
  • Las deudas   Miró a su hermano menor con penetración, como miran los felinos, para decirle: —Te veo nervioso, suelta la botella que no va a pasar na. —Mira mi hermano, estoy...
  • ¿Genio o comemierda?   Después que Aristipo calificó como jugosa la muerte del comandante, la celebró con una caminata nocturna por el malecón, para disfrutar de tres cosas que no le había podido...

La entrevista de una mujer con pelo largo

Dibujo de Maurice Sambra. Del libro 'Cuentos de la prisión más grande del mundo', de Ismael Sambra

La entrevista de una mujer con pelo largo
junio 01
03:51 2016

 

Me encontraba yo desnudo en una piscina vacía, después de haber nadado en ella. Se me acercaron y me dijeron «oiga, dice aquella muchacha que usted le gusta».

La vi con aire tímido, perfecta, envuelta en sus hechizos.

—Pues que haga lo que se hace en estos casos —dije.

A una señal se me acercó, enteramente rubia, pálida, como apenada, pero con ánimo de una urgente declaración. Había acabado de ganar una competencia y exhibía su medalla. Era muy bonita, claro, y me dijo con orgullo y aturdimiento y melosa voz:

—¿Es usted clandestino o castellano?

Un poco sorprendido y sin entender muy bien contesté:

—Las dos cosas, clandestino y castellano. ¿Por qué…?

Los que admiraban su brutal desnudez murmuraron tanto por la pregunta inesperada como por mi rápida respuesta. Un guardia demasiado alto, demasiado verde, demasiado viejo, me vigilaba y vigilaba mis palabras, por las que ya hacía algún tiempo me habían condenado a prisión. Pero no dudé.

—¿Le gusta mentir?

—¡No! —contesté a secas y ya impaciente.

—¿Si mintiera, le gustaría inventar para sorprender?

—Pues para qué, si con la mentira sobra. Es mucho mejor, mucho más humano y mucho más científico inventar con la verdad…

Cuando logré al fin respirar, me besó y me entregó su premio.

                                                                             Prisión de Boniato, febrero de 1997

http://www.sambrafamilyart.com/

Sobre el autor

Ismael Sambra

Ismael Sambra

Ismael Sambra fue fundador en 1991 del primer Grupo Independiente de Escritores y Artistas Cubanos, conocido como ‘El Grupo’. Ha recibido varios premios en Cuba y el exterior por su labor literaria y tiene publicados los libros “Para ti, mujer” (poesía), “Nuestro pan” (poesía), “Las cinco plumas y la luz del sol (cuentos para niños), “El arte de crear alas” (relatos para niños) y “Vivir lo soñado” (cuentos breves), entre otros. Ha sido traducido al inglés, al portugués y al francés. Creó en el exilio Nueva Prensa Libre, El periódico trilingüe de Canadá, y la Fundación Cubano Canadiense, la cual preside. Es miembro de Honor del PEN Club de Escritores de Canadá.

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Denis Fortún

Fábula sumaria

Denis Fortún

                Una mujer que negocia brillos y artificios que se dice equilibrada que me sabe irresponsable melindrosamente redunda en titubeos conduce simulacros emigra

0 comentario Leer más
  Félix Rizo

Puertas

Félix Rizo

                Hay puertas que atropellan la noche otras que protestan por silencio y puertas que desgarran mil sonidos bajo las pesadillas de los

0 comentario Leer más
  José Hugo Fernández

Mi amiga Guillermina

José Hugo Fernández

  Una idea fija también puede cambiar el destino de un fantasma. Pongamos el caso de mi amiga Guillermina. Ahora se le ha metido entre ceja y ceja que yo

0 comentario Leer más

Festival Vista Miami