Neo Club Press Miami FL

La falsa carta de Fidel y el secreto de Raúl

La falsa carta de Fidel y el secreto de Raúl

La falsa carta de Fidel y el secreto de Raúl
enero 29
06:02 2015

¿Por qué Raúl Castro hizo ayer, desde Costa Rica, cuatro reclamos prácticamente imposibles de cumplir como conjunto, por parte de Washington, para llegar a la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, cuando supuestamente llevaba meses arreglando el acercamiento de diciembre pasado y cuando ya está sobre la mesa el restablecimiento de relaciones?

Cuatro reclamos como misiles tierra-aire disparados por el hermano menor en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC):

  • El levantamiento incondicional del embargo
  • La devolución de la Base Naval de Guantánamo
  • Una compensación millonaria por “los daños humanos y económicos sufridos como resultado de la política norteamericana”
  • El cese de las transmisiones de radio y televisión Martí, con sede en Miami

¿Por qué este sorpresivo cambio de palo pa’ rumba, como se dice en Cuba, poniendo el parche antes que salga la herida? La respuesta pudiera resultar más simple de lo que aparenta:

Probablemente los servicios de inteligencia raulista han detectado un peligroso movimiento de reacción entre la ortodoxia de los altos mandos en Cuba, que no ve con buenos ojos el acercamiento sin garantías entre ambos países. Raúl Castro es más débil de lo que parece. A pesar de su talante homicida, muy pocos lo respetan, o aprecian, entre las filas de los lugartenientes “revolucionarios”. Hasta ahora lo habían apoyado sin mayores fisuras porque la casta militar que gobierna el país tras bambalinas siempre ha intuido que de la estabilidad de la jefatura dinástica depende su propia continuidad. Pero a la luz de los acontecimientos, precipitados por Obama, cundió el pánico. Y ante lo que se percibe como debilidad de Barack, que en su huida hacia delante estaría obligado a meter la segunda pata, Raúl Castro ha decidido pedir de todo para dar absolutamente nada: de cara a la nomenclatura ortodoxa, que es mayoría, está en juego su ya maltrecho prestigio como policía en jefe. Es ahora o nunca. La extorsión, producto de la vocación chantajista que ha caracterizado al régimen desde sus inicios, está otra vez en marcha.

De ahí que la última “carta” del muerto Fidel juegue doble papel en el frenazo raulista: Por una parte, la frase “no confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos” —probablemente redactada por Alejandro Castro Espín, que no olvidemos también es “escritor”— encubre la cobardía de Raúl ante sus lugartenientes, que por nada del mundo pueden enterarse de que el retroceso del general constituye, simplemente, una señal de su terror a ser desplazado bajo la acusación de traición a la patria y no una muestra de respeto a su hermano mayor. Por la otra, la falsa carta justifica al hermano menor enviando el mensaje a Washington de que otra vez la mala leche de Fidel Castro se ha interpuesto entre ambos países, y a Raúl no le queda otra que ceder ante los berridos del líder histórico.

La historia disolverá el legado de los hermanos Castro, pero antes viviremos momentos tragicómicos con el mayor muerto pero revivido, y el menor vivo pero muerto de miedo.

Sobre el autor

Armando Añel

Armando Añel

Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

Artículos relacionados

Radio Viva 24

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Otilio Carvajal

El discurso tanático de Félix Anesio

Otilio Carvajal

  Hoy bebo una taza de café amargo en un lugar ajeno que se llama exilio[1] El uso manifiesto de lo tanático es muy frecuente en la poesía cubana desde

Leer más
  Luis de la Paz

Lilliam Moro, de la mano de un ángel

Luis de la Paz

Hace unas semanas, durante la presentación en el Centro Cultural Español de su libro Contracorriente, poemario por el que recibió el Premio Internacional de Poesía “Pilar Fernández Labrador”, en Salamanca,

Leer más
  Jorge Olivera Castillo

Inhumanidad

Jorge Olivera Castillo

                    Las lágrimas no tienen patria fija su bandera es un deshilachado triángulo de pesadillas el himno un brote de notas

Leer más

Capitolio de La Habana – Daphne Rosas (2011)

Festival Vista Miami

Carlos Alberto Montaner – El por qué de los ataques acústicos en Cuba