Neo Club Press Miami FL

La felicidad del vaso lleno

La felicidad del vaso lleno

noviembre 18
15:43 2011

1-aaa_felicidad-atardecerWill Cunningham y Kirkland Tabitha, psicólogos de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, acaban de descubrir cómo le entra el agua al coco, es decir, cómo se produce la felicidad. Según su estudio, presentado en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia en Washington D.C., la dicha depende “de la forma en que nuestro cerebro está sintonizado”.

La verdad es que no me parece que hubiera que invertir recursos en un estudio de tal envergadura para llegar a conclusiones tan elementales. El hecho de que el cerebro de los individuos felices esté sintonizado “para detectar y disfrutar los aspectos positivos de la vida que otros pasan por alto” es evidente.

Más interesante y digna de convertirse en noticia me parece la revelación de que la zona cerebral identificada como “amígdala” es la que procesa las reacciones emocionales.

Quiere esto decir que es de la amígdala de donde parte la visión del “vaso medio lleno” en oposición a la del vaso medio vacío, identificada en el estudio de marras como “ciclo de positivismo”.

Según el estudio, ver el vaso medio lleno no constituye “una forma de ignorancia o ingenuidad ante los peligros del mundo”. Por supuesto que no, añadimos aquí, sino todo lo contrario: ver el vaso medio lleno garantiza que los peligros del mundo rebotarán como balas de corcho contra la coraza de nuestro positivismo.

Los “peligros del mundo” son, en gran medida, prefabricados. Es decir, al sobredimensionarlos en la amígdala de la que hablábamos, convertimos los acontecimientos en problemas, en peligros. En realidad, los acontecimientos están a merced de nuestro enfoque –ya sea positivo o negativo–, pero muchos no nos percatamos de ello.

Es lo que pasa a menudo en el orden sexual. El hombre se preocupa, ya antes de hacer el amor con la mujer, a causa de su rendimiento sexual. Y por tanto tiene un bajo rendimiento sexual, porque está preocupado de antemano. Se estresa ya antes de realizar el acto y funciona mermado. El vaso medio vacío le vacía por completo el vaso.

Compartir

Sobre el autor

Neo Club

Neo Club

Artículos relacionados

0 Comentario

No hay comentarios

No hay comentarios, escribe el tuyo

Escribe un comentario

Escriba un comentario

Video destacado:

Letras Online

LA REVISTA INTERACTIVA DE NEO CLUB PRESS
  Jorge Olivera Castillo

Pan (de yeso) y circo

Jorge Olivera Castillo

                El circo no es el pasatiempo donde lavamos las llagas del hambre con sonrisas espontáneas y puras. Tampoco es el lugar para

0 comentario Leer más
  Juan Carlos Recio

Para desalmar un cadáver

Juan Carlos Recio

                Si no estás dispuesto a perdonar y todo lo que das es sombras cómo pudieras ser el amado cómo irías hasta el

0 comentario Leer más
  Luis Jiménez Hernández

En primera persona

Luis Jiménez Hernández

                no escribo versos en primera persona, ser decadentes es un oficio cruel como el de jugar a ser Dios. Pero hoy escribiré

1 comentario Leer más

Festival Vista Miami